Menú

Marivaldo Francisco da Silva, la historia del mejor aficionado del mundo

El seguidor brasileño fue premiado con el FIFA Fan Award al mejor aficionado tras caminar 60 kilómetros para ver los partidos de su equipo, el Recife.

0
El seguidor brasileño fue premiado con el FIFA Fan Award al mejor aficionado tras caminar 60 kilómetros para ver los partidos de su equipo, el Recife.
Marivaldo Francisco da Silva, ganador del premio The Best al mejor aficionado. | Twitter: @fifacom_es

Lewandowski, Jürgen Klopp, Lucy Bronze, Sarina Wiegman… y Marivaldo Francisco da Silva. ¿Y quién es Marivaldo Francisco da Silva? Pues el mejor aficionado del mundo, según el The Best Fifa Football Award. Quizá su historia pasará más desapercibida, y apenas se hablará de él; pero es tan importante como la de cualquier futbolista premiado o premiada. Porque significa la representación del fútbol en su esencia. Él es fútbol.

Marivaldo se ha impuesto en la votación al Premio a la Afición de la FIFA 2020 al filántropo escocés James Anderson, quien donó importantes cantidades a diferentes clubes juveniles y femeninos del país; y a las hinchadas colombianas, por dejar de lado sus rivalidades y colaborar para repartir alimentos a personas necesitadas durante la pandemia.

Pero el caso de Marivaldo Francisco da Silva, de 48 años y de una familia con pocos recursos económicos, va más allá. Es la historia de un sacrificio para poder seguir a su equipo.

En cada partido del Brasileirao que el Sport Club do Recife juega como local este vecino de Pombos sale de casa y va andando al estadio Ilha do Retiro. La cuestión es que de un punto a otro hay 64km. 64 kilómetros que Marivaldo hace a pie.

"Salgo de casa por la mañana y llego al estadio por la noche", comenta a la página oficial del Sport Recife. "A veces salgo un día antes del partido para poder vivir al Club: ir a partidos de otras modalidades, respirar el aire de aquí…".

Así lo hace desde 2016, cuando perdió su trabajo. Hasta entonces solía ir en autobús, pero al encontrarse sin dinero, comenzó a hacerlo a pie. "No puedo comprar un billete, pero no me he perdido un partido desde entonces", declaraba a la FIFA después de su nombramiento.

¿Y cómo lo hace para volver? "A veces algún aficionado se ofrece a comprarme un billete. No tengo palabras de agradecimiento ante la generosidad de la personas. Pero muchas veces he tenido que volver andando". Otros 64 kilómetros de vuelta. Otras 11 horas de vuelta. "Al menos, si vuelvo con una victoria, lo hago mucho más feliz".

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD