Menú

Analizamos el polémico logo de la Federación: "Sin corona, sin nuestros colores... no recuerdo nada igual"

El nuevo logo ha generado una importante polémica que con el paso de los días no ha rebajado su intensidad.

0
El nuevo logo ha generado una importante polémica que con el paso de los días no ha rebajado su intensidad.
Nuevo logo de la RFEF. | RFEF

Esta semana hemos vivido un momento histórico para la Real Federación Española de Fútbol con el cambio de su imagen corporativa. El nuevo logo ha generado una importante polémica que con el paso de los días no ha rebajado su intensidad. En Libertad Digital hemos querido analizar con un experto en marketing este cambio de rumbo de la entidad presidida por Luis Rubiales. Para contestar a todas nuestras preguntas hemos hablado con Daniel Jiménez Linares, director de marketing en Xatélite.

Pregunta: Antes de valorar la nueva imagen de la Federación, ¿considera acertado un cambio así en estos momentos?

Respuesta: Entiendo que se ha escogido el momento con motivo de la próxima celebración de la Eurocopa y sí es cierto que la marca de la Federación quizá necesitaba un aire nuevo más adaptado a la realidad actual porque venía de un logotipo con una arquitectura compleja y estaba desconectado del ecosistema digital, además de presentar ciertos problemas a la hora de verlo en tamaños reducidos o realizar versiones a un color que es algo muy de moda en el fútbol moderno.

P: Las redes han sido un clamor estos días mostrando mayoritariamente su descontento con el nuevo logotipo. Como profesional del Marketing y el diseño gráfico, ¿qué opinión le merece este cambio de imagen?

R: Ante todo debo decir que el trabajo ha sido encargado a un profesional que realizado una investigación y un planteamiento creativo razonado para llegar al logotipo definitivo. Digo esto porque una de las principales críticas ha sido que el logotipo es muy simple y así debe ser un logo, simple y memorable, pero los aficionados se quejan de que no evoca fútbol ni España y ahí coincido absolutamente.

P: ¿Qué cree usted que se pretendía con este cambio y qué es lo que ha fallado?

R: Por tratar de resumirlo, todo parte de un buen planteamiento que no termina de estar bien resuelto y estos pequeños matices hacen que echemos de menos conceptos como "Real" "Española" o "Fútbol", que son 3 conceptos que forman parte del nombre de la marca… por lo que puede desconectar al aficionado por completo y dudo mucho que alguien que no entienda de fútbol ni conozca a la marca lo llegue a vincular siquiera con algo relacionado con el deporte. Quizá en este caso, el resultado es un logotipo demasiado simple y éste sea su principal problema.

P: ¿Cuál ha sido entonces ese planteamiento a nivel creativo y en qué punto deja de funcionar en el nuevo logotipo?

R: Se pretendía conectar mejor el logotipo de la Federación con la selección, con la imagen de las competiciones como la Copa del Rey y con los aficionados. Para ello, el diseñador optó por el círculo como forma para el logotipo en una supuesta vinculación al círculo central de un campo de fútbol. La idea está bien razonada y, a priori, podría ser buena, pero el resultado final no parece funcionar tan bien. Para conectarlo con España, se ha hecho uso tan sólo del color rojo y las siglas RFEF se han dispuesto de tal forma que representan una abstracción de la disposición de los jugadores en el terreno de juego. Nuevamente creo que es algo bien planteado pero que no funciona en su ejecución final y que no queda claro para quien lo ve. Por último se ha creado una tipografía a medida, algo que siempre enriquece a una marca y posiblemente sea lo mejor del rebranding pero aún así, ciertos caracteres parecen dificultar un poco la legibilidad como las M y N y otras letras parecen no conectar demasiado bien con el resto de la tipografía como la Q, la G y la J. Sin duda hay un desarrollo profesional también en la elección de paletas de colores con una principal, una más institucional y una última paleta para comunicaciones más frescas destinadas a conectar con el público más joven. El tiempo dirá, y sus aplicaciones, si consigue el objetivo o si por el contrario desvirtúa y confunde a los aficionados con tanta variedad y distinción de públicos.

P: Pues según parece no es el único cambio ya que las competiciones de la Federación también se adaptan a la nueva imagen…

R: Sí, entiendo que se ha propuesto este cambio generalizado para tratar de ganar coherencia en las comunicaciones y vuelvo a insistir en que me parece correcto en el planteamiento, pero creo que el resultado no está a la altura de las expectativas y en el caso de la Copa del Rey se vuelve a eliminar un elemento como la corona que forma parte de la historia de la competición. Y debo decir que el cambio no era en absoluto necesario en este caso ya que la imagen anterior de las competiciones era más que correcta y tenía una identidad propia. Lo que sorprende es que al final tenemos un escudo de la Real Federación Española de Fútbol sin corona, sin los colores de nuestro país (no recuerdo un caso igual) y con una referencia al fútbol demasiado abstracta por lo que, en mi opinión, no se puede de hablar de un éxito rotundo ni mucho menos.

En Deportes

    0
    comentarios