Menú

Italia supera a Inglaterra en los penaltis y conquista su segunda Eurocopa (1-1)

El nuevo portero del PSG amarga a los pross en la tanda que decidió la final y da a la Azzurra su segunda Eurocopa tras la de 1968.

0
El nuevo portero del PSG amarga a los pross en la tanda que decidió la final y da a la Azzurra su segunda Eurocopa tras la de 1968.
Los jugadores de la selección y Roberto Mancini, con el trofeo de la Eurocopa conquistado en Wembley. | EFE

Italia ha conquistado la Eurocopa 2020, la segunda de su palmarés tras la de 1968, gracias a las paradas de Gianluigi Donnarumma en la tanda de penaltis a la que se llegó tras un 1-1. Mejor los italianos pese al inicio prometedor de una Inglaterra que falló en Wembley en su asalto al primer título continental.

El Football's Coming Home se le atragantó a más de 60.000 aficionados en el mítico estadio de Londres. Los Tres Leones fallaron en su primera final continental, el primer partido de renombre para los inventores del fútbol desde el que les dio el título mundial en 1966 también en Wembley. La historia parecía lista para ser cambiada, pero apareció Donnarumma.

Bonucci neutraliza el gol de Shaw

Inglaterra terminó pagando cierta dosis de racanería. Gareth Southgate no tiró de su dinamita arriba hasta la tanda de penaltis, para lo que entraron Rashford y Sancho y ambos fallaron. El nuevo portero del PSG detuvo el definitivo a Saka e Italia, en su racha de 34 partidos sin perder, se llevó la Eurocopa a casa.

Roberto Mancini apostó por su once tipo, el mismo que en la semifinal contra España —en un envite resuelto igualmente en la tanda de penaltis—, mientras que Southgate dio la sorpresa al apostar por una defensa de cinco, con Trippier como novedad en el lateral derecho y Walker pasando al eje de la zaga. El sacrificado era Bukayo Saka, que luego entraría en la segunda parte del tiempo reglamentario, con lo que los ingleses volverían a jugar con el 4-2-3-1 que han venido empleando a lo largo del torneo.

A los dos minutos, Luke Shaw adelantó a la mayor anfitriona de esta Eurocopa 2020 multisede. Italia apenas entró en juego antes del descanso pero luego cambiaría mucho la final. Southgate le ganó la partida a Mancini en la primera jugada. La profundidad de carrileros, con Trippier haciendo mucho daño por la derecha, trajo el 0-1. El propio Shaw la empezó, encontró a Kane solo, el capitán abrió a Trippier y el jugador del Atlético la puso como acostumbra. La jugada del gol enseñó las debilidades que tendría Italia en el primer tiempo. Líneas muy separadas, muy replegada, sin detectar jugadores peligrosos como Kane y Mount entre líneas, y sin ataque por el trabajo acumulado.

Los de Mancini chocaron con un muro y sólo asomaron en alguna falta cercana al área, pero sin peligro alguno. Los de Southgate, con un solo gol encajado en el torneo, tenían clara la labor defensiva. Los ingleses buscaron desde el principio el partido correcto, sin fallos, y sin prisa, menos aún con el 0-1, pero cuando cambió el guión no supieron reaccionar. Después del susto con la rodilla de Jorginho, Italia movió un poco el centro del campo y logró conectar algo arriba.

La mejor ocasión de los de Mancini fue una jugada individual de Chiesa que terminó con un disparo desviado por poco. La respuesta de Mount casi es gol de tacón en otra subida de Shaw. Con el marcador en contra, Italia no se podía permitir perder la cabeza en el primer tiempo, a pesar de la sensación de impotencia.

Inglaterra desaparece en 'su' final

El sabor fue dulce poco a poco para los italianos, ya que esa inercia siguió en el segundo tiempo. Inglaterra desapareció de la final, fiando todo a esa fiabilidad defensiva, pero olvidando el arsenal de la mejor selección inglesa que se recuerde en muchos años. Los de Mancini llegaron y llegaron, hasta el 1-1 de Bonucci. Chiesa desbordó cada vez que le llegó el balón y obligó al paradón de Pickford. Poco después, en un saque de esquina, Bonucci fue quien mejor siguió la jugada, con balón al palo de Verratti, para empatar la final.

Henderson y Saka fueron la respuesta de Southgate, pero sin cambios arriba, siguieron sin llegar. La lesión de Chiesa fue un problema menos para la anfitriona, que se fue a la prórroga con un par de carreras de Sterling y Mount sin remate. Chiellini salvó la ocasión inglesa en el primer tiempo extra y Pickford evitó el remate de Bernardeschi. El joven Grealish fue el talento que sacó el técnico inglés y los Tres Leones asediaron, aunque Marcus Rashford y Jadon Sancho no tuvieron tiempo. El delantero del Manchester United y la hasta ahora joya del Borussia Dortmund —que la próxima temporada jugará precisamente con los red devils— entraron en el minuto 119, cuando la tanda de penaltis parecía inexorable.

Ahí fue el momento de nuevo de Chiellini, achicando para Italia. Los de Mancini cortaron por lo sano, como Jorginho sobre Grealish, y esta Eurocopa de emociones fuertes se guardó la última para el final. La tanda fue de infarto. Empezó anotando Berardi. Replicó Kane y erró Belotti. No falló Maguire. 2-1 para Inglaterra y toda la presión del mundo para Italia. Bonucci asumió el mando y no decepcionó, a diferencia de un Marcus Rashford que salió exclusivamente para los penaltis y tiró el suyo al palo. 2-2. Vuelta a empezar.

Bernasdeschi lo dejó todo listo para la gloria italiana, cuando Sancho se encontró con la primera gran estirada de Donnaruma. Pero Jorginho le dio emoción, Pickford le sacó el penalti de la victoria. Una alegría efímera, porque Donnaruma, impertérrito, frenó a Saka y mandó la Eurocopa a Roma.


Ficha técnica

Italia, 1: Donnarumma; Di Lorenzo, Bonucci, Chiellini, Emerson (Florenzi, m.118); Barella (Cristante, m.54), Jorginho, Verratti (Locatelli, m.96); Chiesa (Bernasdeschi, m.86), Immobile (Berardi, m.55) e Insigne (Belotti, m.91)
Inglaterra, 1: Pickford; Trippier (Saka, m.70), Walker (Sancho, m.120), Stones, Maguire, Shaw; Rice (Henderson, m.74 (Rashford, m.120)), Phillips; Mount (Grealish, m.99), Kane y Sterling.

Goles: 0-1, m.2: Shaw; 1-1, m.66: Bonucci
Secuencia de penaltis: 1-0, Berardi (gol); 1-1, Kane (gol); 1-1, Belotti (falla); 1-2, Maguire (gol); 2-2, Bonucci (gol); 2-2, Rashford (falla); 3-2, Bernardeschi (gol); 3-2, Sancho (falla); 3-2, Jorginho (falla); 3-2, Saka (falla)
Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda). Mostró tarjeta amarilla a Barella (m.47), Bonucci (m.55), Insigne (m.86), Chiellini (m.96) y Jorginho (m.114), de Italia; y a Maguire (m.106), de Inglaterra
Incidencias: Final de la Eurocopa 2020 disputada en el estadio de Wembley (Londres) ante 67.173 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia