Menú

Piqué también se quejó a Rubiales por los árbitros y el VAR antes del Clásico contra el Real Madrid

La Federación pagó de forma ilegal el piso de lujo de Rubiales en la Plaza de España que costaba 3.100€ al mes.

La Federación pagó de forma ilegal el piso de lujo de Rubiales en la Plaza de España que costaba 3.100€ al mes.
Piqué gesticula en un partido. | Europa Press

Las conversaciones mantenidas por el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales y por el jugador del FC Barcelona, Gerard Piqué, revelan que el central catalán se quejó a Rubiales, que como responsable de la RFEF es el jefe de los árbitros de LaLiga, por el arbitraje recibido en un partido previo al Clásico de la temporada 2019-2020, según desvela este jueves El Confidencial.

Fue concretamente tras el partido disputado entre el Barça y la Real Sociedad, que acabó con empate a dos goles y en el que los azulgranas se quejaron de un presunto penalti no pitado sobre Piqué. En esta temporada la lucha por el título de Liga estaba muy disputado y la diferencia de puntos entre el Real Madrid y el Barcelona era muy escasa, de ahí las quejas de Piqué. Además, el partido se disputó en diciembre, justo en la época en la que Piqué y Rubiales habían mantenido contactos para llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí, lo que reportó suculentos beneficios a la Federación y a la empresa de Piqué, Kosmos.

La conversación vía WhatsApp revelada por el diario digital señala que es el presidente de la RFEF quien pregunta a Piqué "¿Cómo estáis?" tras el partido. Piqué contestó segundos después con sus quejas al árbitro y al VAR: "Jodidos, hoy la han liado". El propio Rubiales le pregunta qué ha pasado porque no ha podido ver ni el partido ni la polémica del VAR. "Pues que no han consultado el VAR y era penalti clarísimo. Y los del VAR tampoco han dicho nada. Tendrían que haber avisado al árbitro. Sobre todo si pitas el de Busi -Busquets- en la primera parte".

En la conversación entre presidente y jugador hay un audio de Rubiales justificando el arbitraje: "¿Sabes lo que pasa, Geri? Que o es clamoroso o… yo no lo he visto. Palabra de honor que yo no lo he visto. Estoy en Sevilla y… bueno, que en Sevilla también hay tele, pero que no lo he visto. Sé que os han pitado uno dudoso en contra, que si es dudoso no entran ni para bien ni para mal, y sé que no han pitado uno, un agarrón a ti, me han dicho. Pero los agarrones también, o es muy claro o tampoco entran. Pero bueno, lo veré después. Oye, si se han equivocado… Tú sabes que estando yo por medio no hay ni ganas de perjudicar ni de beneficiar a nadie, ¿sabes?".

Parece que las quejas de Piqué surtieron el efecto esperado en el Clásico ya que el partido acabó 0-0 con polémica arbitral por dos claros penaltis no pitados al central del Real Madrid, Raphael Varane. El club blanco se quejó mediante un comunicado del arbitraje: "El francés sufrió un plantillazo de Lenglet y dos minutos después fue agarrado de la camiseta por Rakitic". Y el presidente Florentino Pérez también llamó a Rubiales para quejarse del arbitraje, algo que provocó una enorme polémica en el fútbol español y la presunta imparcialidad de los colegiados españoles.

El piso de lujo de Rubiales

Otra información de El Confidencial asegura que la Federación Española de Fútbol pagó de forma ilegal el alquiler de la vivienda de Luis Rubiales en la Plaza de España, algo que el secretario general de la Federación, Andreu Camps, mano derecha de Rubiales, admitió en un correo interno que el pago de esta casa con fondos del organismo podía suponer un "problema".

Se trataba de un piso de tres habitaciones, con una extensión de 125,68 metros cuadrados construidos, ubicado en la planta 29 de Torre de Madrid. Inicialmente, el acuerdo establecía un alquiler mínimo de seis meses, pero prorrogable hasta el 21 de enero de 2025.

Rubiales, que cobró en el año 2021 634.518,19 euros brutos, no cumplía con los requisitos necesarios para que la Federación le costeara una vivienda en la capital de España al estar censado en Madrid y no provenir de otra ciudad y tener que residir en la capital. Es por eso que la información señala que el pago de la vivienda con dinero de la RFEF puede tener consecuencias legales.

Documentos y conversaciones internas de la Federación revelan que el entorno del dirigente fue consciente de que el abono de la renta de su piso podía constituir una irregularidad y maniobró para tratar de darle una cobertura legal.

El correo electrónico mandado por Andreu Camps a Tomás González Cueto, abogado externo decía: "Y por último, he introducido un cambio importante de redacción en el tema de la vivienda. La redacción anterior decía que se le proveería -al presidente- una vivienda cuando tuviera el domicilio habitual fuera de Madrid. Con el tenor literal de la frase, para poder proveer una vivienda el domicilio habitual debe de estar fuera de Madrid (viene a decir que alguien vive habitualmente fuera y viene 'ocasionalmente' aquí). Si se traslada el domicilio fiscal a Madrid y para ello además te censas en Madrid… creo que aquí podríamos tener algún problema". Y continuó confesando el presunto fraude: "Por esto he cambiado el sentido de la frase y ruego me digáis -que- con esta nueva frase podemos salvar el hecho de que el presidente esté censado en Madrid".

Temas

En Deportes

    0
    comentarios