Menú

Fiesta total en París: celebran la Ligue1 y Mbappé festeja la renovación con tres goles

Mbappé habló antes del partido para decir que se queda para "seguir ganando trofeos" y luego marcó un hat trick en la celebración de la Ligue1.

Mbappé habló antes del partido para decir que se queda para "seguir ganando trofeos" y luego marcó un hat trick en la celebración de la Ligue1.
Mbappé celebra un gol. | Cordon Press

Fiesta histórica en París con una noche que tardarán en olvidar. El último partido de la temporada podría haber sido un infierno ante una afición que estaba con las uñas largas, pero la renovación de Mbappé lo cambió todo. La noche fue completa. Por orden, pasó todo esto: posado del delantero francés con el dorsal "2025", manita (5-0) al Metz con un hat trick de Mbappé, Neymar llegó a los 100 goles con el club francés, Di Maria marcó y asistió en una despedida que estuvo a la altura ya que el argentino ha estado siete temporadas en el PSG, celebración del título de la Ligue 1 y la declaración de amor de Mbappé a la que será su afición durante otros tres años más.

Durante el partido hubo canticos en contra del Real Madrid (Puta Madrid) y tras el pitido final, llegó la fiesta. Fuegos artificiales, juego de luces, videos con las mejores actuaciones de la temporada....y Mbappé que acaparó casi todos los focos con una presentación individual al haber terminado como el máximo goleador (28) y asistente de la Ligue1 (17 asistencias).

Mbappé continuará pero el PSG cambiará muchas caras. Pochettino, que no continuará, también recibió pitos por parte de la afición. Suena ya con fuerza Zidane para sustituirle. No está confirmado pero Keylor Navas también fue tratado como si fuera su último partido y claro, Di María. "Quedará en la memoria de los hinchas como un jugador de un comportamiento irreprochable, que ha mostrado su compromiso sin fisuras para defender nuestros colores". Así resumió a "El Fideo" Nasser Al-Khelaifi, quien lo fichó en 2015 procedente del Manchester United a cambio de 63 millones de euros.


Entre lágrimas, el extremo zurdo se fue por todo lo alto de un Parque de los Príncipes que le dedicó una larga ovación y gritó su nombre. Fue reemplazado en el minuto 74, recibió una tremenda ovación y sus compañeros le hicieron un pasillo improvisado, en un gesto raramente visto en un partido profesional. El argentino fue abrazando y despidiéndose de todos sus colegas.

50.000 personas festejaron una fiesta redonda a la que le faltó una declaración de Mbappé quien solo habló unos segundos antes del comienzo del partido. "Estoy muy contento de estar aquí. París es mi casa. Me quedo en el PSG porque quiero seguir ganando trofeos para vosotros".

Temas

En Deportes

    0
    comentarios