Menú

El comportamiento de Dani Alves antes de abandonar la discoteca y la medicación que debe tomar la presunta víctima

El brasileño no abandonó la discoteca de manera inmediata tras cometer la presunta agresión sexual en la que no habría utilizado preservativo.

El brasileño no abandonó la discoteca de manera inmediata tras cometer la presunta agresión sexual en la que no habría utilizado preservativo.
Dani Alves y su abogado tienen hasta el próximo martes 31 para presentar el recurso de apelaciónara presentar el recur | EFE

Dani Alves sigue ingresado sin fianza en la prisión de Brians 2. El próximo martes 31 de enero expira el plazo para que el nuevo abogado de Dani Alves, Cristóbal Martell, presente un recurso de apelación solicitando la libertad provisional del futbolista brasileño. Un recurso que será complicado que tenga una sentencia revocatoria por todos los detalles que están saliendo a la luz. La contundente declaración de la presunta víctima, los testimonios de las testigos, las contradicciones cometidas por Dani Alves -hasta en tres ocasiones cambió su versión-, las grabaciones de las cámaras de la discoteca Sutton y el informe médico.

Todos los días se conocen nuevos datos que dejan aún más contra las cuerdas al ex del F.C. Barcelona. Lo último que se ha sabido es el comportamiento que tuvo Dani Alves tras cometer la presunta agresión sexual. Según muestran las cámaras del Sutton, Alves no abandonó la discoteca de inmediato tras dejar a su presunta víctima tirada en el baño. Antes de irse se pidió una última copa e incluso llegó a cruzarse con la supuesta víctima cuando, tras terminarse el trago, decidió marcharse. La joven estaba llorando de manera desconsolada mientras el jefe de la sala del Sutton, Robert Massanet, se interesaba por su estado: "No tenía consuelo. Yo le preguntaba ‘¿Pero qué te ha pasado? ¡Cuéntame qué te ha pasado! Tienes que tranquilizarte’. Pero estaba muy agobiada. Justo en ese momento, Alves pasó a su lado, ignorando las lágrimas de la joven con la que había compartido minutos antes mesa en el reservado.

La medicación que debe tomar la presunta víctima

La abogada de la presunta víctima, Ester García López, se ha pronunciado por primera vez en una entrevista concedida al medio brasileño UOL Esporte, donde asegura que Alves no uso protección durante la presunta agresión sexual, por lo que su cliente precisa mayores cuidados ante posibles infecciones:

"El hospital ha prescrito un tratamiento destinado a evitar cualquier tipo de enfermedad infecciosa, ya que no se utilizó preservativo".

La joven, además, está tomando ansiolíticos para poder conciliar el sueño, algo que no ha logrado "desde la declaración", y "está recibiendo apoyo psicológico" para asimilar lo ocurrido.

La letrada asegura que su cliente no bebió alcohol la noche de los supuestos hechos, lo que la ha permitido recordar con claridad todos los detalles: "Ha hecho una declaración concisa, sin contradicciones. Esto no es para nada frecuente, pues muchas mujeres sufren estrés postraumático y olvidan algunas cosas, lo que, por otro lado, no invalida la verdad. En su caso, eso no ocurrió. Lo recordaba todo, de principio a fin". Su testimonio sumado a la alta posibilidad de fuga de Alves, que tiene los medios económicos y nacionalidad brasileña, país con el que España no tiene acuerdo de extradición, "fueron factores determinantes en la detención".

La víctima fue sometida a exámenes médicos tras la agresión sexual, lo que permitió recoger todas las evidencias y entregó el vestido y la ropa interior intactos utilizados la noche de los supuestos hechos sin lavar, algo que no suele ser habitual: "Normalmente, quienes han sufrido violencia sexual, por asco lavan su ropa interior, pero al ser trasladada directamente desde la discoteca al hospital por los Mossos d'Esquadra , no tuvo tiempo de pensárselo".

Ester García considera que el caso de Dani Alves como ejemplar: "Hay algunos personajes públicos que se creen por encima del bien y del mal, que piensan que nadie creería jamás a una chica como mi cliente. Hay que tener en cuenta que muchas víctimas deciden no acudir a la Justicia cuando el agresor es alguien conocido por la dificultad que supone a nivel emocional y judicial".

De confirmarse la culpabilidad de Dani Alves sería condenado a penas de entre cuatro y 12 años en prisión por violar a una mujer a la que, según la denuncia, también insultó y agredió físicamente.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro