Menú

El Real Madrid supera al Al Hilal y conquista el Mundial de Clubes (5-3)

Octavo título de campeón del mundo para el conjunto blanco. Dobletes de Vinicius y Fede Valverde. Benzema también vio portería.

Octavo título de campeón del mundo para el conjunto blanco. Dobletes de Vinicius y Fede Valverde. Benzema también vio portería.
Los jugadores del Real Madrid posan con el trofeo del Mundial de Clubes conquistado en Rabat (Marruecos). | EFE

El Real Madrid se ha proclamado campeón del mundo por octava vez en su historia —tres Copas Intercontinentales y cinco Mundiales de Clubes— tras vencer al Al Hilal de Arabia Saudí (5-3) en la final disputada este sábado en Rabat. Un partido en el que Vinícius Júnior —el brasileño se crece en las finales— y Fede Valverde marcaron por partida doble, mientras que Benzema, que ha sido titular, también vio portería. Los tantos del conjunto asiático llevaron la firma de Marega y Luciano Vietto (2).

Un duelo en el que el Madrid pareció poner tierra de por medio, haciendo gala de su poderío ofensivo, aunque se relajó por momentos y mostró sus debilidades atrás. En cualquier caso, el Al Hilal es un equipo endeble y, salvo por Vietto y Marega, tampoco inquietó lo suficiente a Andrei Lunin. El internacional maliense tuvo una ocasión inmejorable en la recta final para haber firmado el 5-4 y haber vuelto a meter a los suyos en el partido, pero falló un gol cantado con todo a favor. El conjunto de Carlo Ancelotti llevó el control en todo momento y ha acabado haciéndose con el título en este Mundial de Clubes, que ha acabado siendo un bálsamo perfecto para los blancos tras unas semanas con más sombras que luces tras la vuelta de la Copa del Mundo en Qatar (derrotas en la Supercopa de España ante el Barcelona y en Mallorca, tropiezo ante la Real Sociedad en casa...).

Ancelotti recuperaba para la causa al capitán Benzema, que no pudo jugar la semifinal del miércoles contra el Al Ahly egipcio (1-4). También a Militao, aunque el central brasileño se quedó en el banquillo y no jugó un solo minuto. Dani Carvajal también volvía al once, relegando a la suplencia a Nacho. En cuanto al resto del once, sin apenas novedades: Fede Valverde jugó por la derecha y Rodrygo fue suplente en esta ocasión. El uruguayo y Vinícius llevaron la voz cantante en la ofensiva del Madrid para acabar marcando ambos a pares. Gran partido especialmente del brasileño, declarado mejor jugador del torneo, porque además de su doblete también protagonizó una asistencia memorable a Benzema con el exterior. Partidazo de Vini, más cómodo cuando juega una competición que no sea LaLiga o la Copa del Rey, donde se ha convertido en el ‘pim, pam, pum’ de las aficiones rivales.

Vinícius fue el encargado de abrir el marcador muy pronto, a los 13 minutos. Conectó con Benzema y definió ante Almayouf sin complicaciones. El Al Hilal demostró valentía ante el campeón de Europa —ahora también del mundo—, pero le faltó calidad. Los saudíes perdonaron el empate tras un exceso de confianza de Carvajal, cuando Vietto acarició el poste con su disparo. Y de lo que pudo ser el 1-1 se llegó al 2-0, apenas cinco minutos después, cuando Fede Valverde, que parece haber recuperado su mejor tono físico, se asoció con Carvajal para poner tierra de por medio.

Los primeros veinte minutos del Madrid fueron magníficos, pero el equipo se relajó y antes de la media hora llegó el tanto de Marega, que dejó retratado a un Rüdiger mal colocado, para acabar batiendo a un Lunin que también pudo hacer algo más. El maliense, capaz de lo mejor pero también lo peor, fue una pesadilla por momentos porque en más de una ocasión le ganó la espalda tanto al central alemán como a Alaba.

El Madrid acusó el gol rival y el Al Hilal se vino arriba, pasando a hacerse con la posesión del balón y poniendo en aprietos a la defensa blanca. Aun así, la ocasión más clara antes del descanso la tuvo Benzema, rematando un gran servicio de Valverde al segundo palo, aunque el remate del francés no encontró portería. Los de Ancelotti estaban siendo mejores, pero faltaba más contundencia arriba. Quedaban deberes por hacer a la vuelta de vestuarios.

Vinícius no perdona

Más de lo mismo al inicio de la segunda parte. La superioridad blanca siguió tras el descanso y el Madrid volvería a poner tierra de por medio con dos goles más en menos de cinco minutos. El 3-1 fue una maravilla: una obra de arte de Vinícius, que asistió con el exterior a Benzema. El francés, en boca de gol y con Almayouf ya vencido, sólo tuvo que empujarla para lograr el tercero. Valverde, como Vini, también logró su doblete: el charrúa definió a la perfección tras una gran jugada con Carvajal.

Todo parecía coser y cantar para Ancelotti y los suyos —el italiano dio descanso a Benzema y Tchouaméni, metiendo en el campo a Rodrygo y Dani Ceballos—, pero llegó el tanto de Luciano Vietto, el ex de Sevilla, Villarreal, Valencia y Atlético de Madrid, para poner algo de picante al partido. Hasta que Vinícius decidió que el Mundial de Clubes iba a ser para el Real Madrid: el brasileño firmó una buena asociación con Ceballos. El utrerano no pudo rematar dentro del área y el balón le quedó franco a Vini, que sorprendió a todos con un espectacular disparo con rosca para colocar la pelota junto al palo.

5-2 y medio título en el bolsillo. Ancelotti también dio descanso a Kroos, Modric y Carvajal —entraron Asensio, Nacho y Vallejo—, y en la recta final volvería a aparecer Vietto para firmar su doblete particular, girándose dentro del área para dejar retratados a Lunin y a su defensa. Mucha calidad del argentino. Marega, sólo unos segundos después, pudo haber logrado el 5-4, pero falló un gol cantado con todo a favor y desperdició una ocasión de oro para que el Al Hilal se hubiera metido nuevamente en el partido. El Madrid reculó, pasó a tener la pelota y controló el choque en los últimos minutos para amarrar su octavo título de campeón del mundo. Un torneo que, viendo el nivel de la mayoría de equipos participantes, puede parecer un título menor, pero para llegar hasta aquí antes hay que ganar la Champions. Eso sí son palabras mayores...


Ficha técnica

Real Madrid, 5: Lunin; Carvajal (Vallejo, m.79), Rüdiger, Alaba, Camavinga; Tchouaméni (Ceballos, m.62), Kroos (Marco Asensio, m.74), Modric (Nacho, m.74); Fede Valverde, Vinícius y Benzema (Rodrygo, m.62)
Al Hilal, 3: Almayouf; Saud, Jang, Al Bulayhi, Khalifah; Cuéllar, Carrillo (Michael, m.74), Mohamed Kanno; Salem (Nasser, m.74), Marega (Ighalo, m.86) y Vietto (Al Hamdan, m.86)

Goles: 1-0, m.13: Vinícius; 2-0, m.18: Valverde; 2-1, m.26: Marega; 3-1, m.54: Benzema; 4-1, m.58: Valverde; 4-2, m.64: Vietto; 5-2, m.69: Vinícius; 5-3, m.79: Vietto
Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra). Sin amonestados
Incidencias: Final del Mundial de Clubes disputada en el estadio Príncipe Moulay Abdellah de Rabat (Marruecos) ante unos 51.000 espectadores

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso