Menú

Copa del Rey

El Athletic de Bilbao tumba al Barcelona en la prórroga y se mete en semifinales de la Copa del Rey (4-2)

Tras el 2-2 al final de los 90 minutos reglamentarios, Iñaki adelantó a los leones y Nico apuntilló a los de Xavi en el 120’.

Tras el 2-2 al final de los 90 minutos reglamentarios, Iñaki adelantó a los leones y Nico apuntilló a los de Xavi en el 120’.
EFE

El Athletic de Bilbao ha echado al FC Barcelona de la Copa del Rey tras imponerse (4-2) en un emocionante cruce de cuartos de final este miércoles en San Mamés, donde mereció pasar el equipo local, gracias al tanto decisivo de Iñaki Williams en la prórroga, que siguió el de su hermano Nico, dos actores principales en Bilbao.

Los de Ernesto Valverde hicieron más méritos, además de goles, que un Barça que falló atrás y en ataque se encomendó a un chico de 16 años. Por segundo partido seguido, Lamine Yamal fue el mejor azulgrana pero, a pesar de un golazo 'a lo Messi', el joven canterano de momento no es el '10' argentino ni pudo erigirse héroe en las dos ocasiones que tuvo para marcar en el segundo tiempo.

El equipo de Xavi fue a remolque desde el 1-0 en el primer minuto y, aunque dio la vuelta al marcador, fue sometido en juego y físico en el segundo periodo. Pese a salvarse y tener algo de posesión para respirar en la prórroga, el 'rey de Copas' recibió el castigo de Iñaki Williams, recién llegado de la Copa África, por esperar el descanso de la prórroga. De Costa de Marfil a Bilbao para dar a los leones su quinta semifinal seguida de Copa.

El gol en el primer minuto fue demasiado ruido incluso para San Mamés. El Athletic calmó inconscientemente su habitual rugido inicial con la sensación de tener ya los deberes hechos y el Barça no tardó en controlar la posesión y empezar a mirar arriba. Xavi fue cambiando la cara de poema que se le quedó con el 1-0. El cuadro culé pecó una vez más de fragilidad atrás, incapaz de despejar un ataque rojiblanco que provocó un mal pase de Yamal. Guruzeta no perdonó pero mató en un minuto la corneta bilbaína. Tuvo otra más el equipo local, pero la presión del Ahtletic se suavizó y el Barça fue ganando confianza hasta empezar a tocar.

A Xavi se le torció otro poco el gesto con la lesión de Balde, pero Héctor Fort cumplió a las mil maravillas y la fortuna cambió de lado con el 1-1. Entre Ferran y Pedri llegó el balón al área local y el despeje de Yuri encontró la bota de Lewandowski para el empate cerca de la media hora de partido. El Athletic se quedó en tierra de nadie y en ese desconcierto llegó incluso el segundo visitante. Yamal, que venía de brillar ante el Betis, se lució con una diagonal para cruzar con la zurda el 1-2. El Barça entró entonces en zona peligrosa de nuevo, donde el Athletic sin duda iba a responder como 'león' herido. Iñaki Peña salvó el empate antes del descanso y, al poco de la reanudación, Sancet hizo el 2-2 de cabeza.

El Athletic manda y lo merece

El internacional español llegó desde segunda línea con mucho peligro en el arreón de los de Valverde, esta vez dispuestos a no levantar el pie. Al Barça le tocó sufrir sin balón, fallando además en defensa, muy agresivo el conjunto vasco para acumular buenas ocasiones. Unai Gómez, que entró al descanso, y Guruzeta tuvieron el tercero, y Valverde metió más madera con Iñaki Williams.

Viaje relámpago de la Copa África, el ariete no tardó en ser un problema más para un Barça sometido pero que tuvo dos muy claras. Las dos fueron de Yamal, con el Athletic volcado arriba, pero perdonó el joven internacional español, en el 65' y el 86'. Entre medias, el equipo de Xavi se defendió como pudo y el de Valverde perdonó por un pelo con Nico Williams o Sancet.

En la prórroga, el Barça pudo respirar porque los vascos optaron por morder en bloque bajo y salir a la contra. Un respiro interesante para los catalanes, con Joao Félix ya en el campo, pero no hubo claridad ante el muro. Nico e Iñaki Williams tenían más peligro en sus intenciones que todo un Barça incapaz de buscar la meta rival y que pecó de conformista en el 3-2 definitivo.

No quiso ir a campo contrario rozando el descanso de la prórroga y, tras un mal pase a Sergi Roberto, la presión fiera de los de Valverde pilló rotó a los visitantes. Iñaki se topó con el poste y en el rebote no perdonó el tanto que se escuchó hasta en Costa de Marfil. La Catedral reventó, el Barça tuvo la opción de Marc Guiu, pero Nico cerró la fiesta de un Athletic que vuela más alto que los catalanes, sin otro título como hace 10 días en la Supercopa.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro
  • Curso