Menú

El ex secretario general del CTA desvela a la Guardia Civil que Negreira "revisaba los informes arbitrales"

Libertad Digital ha tenido acceso a la declaración de Raul Massó como testigo ante la Guardia Civil en el marco del caso Negreira.

Libertad Digital ha tenido acceso a la declaración de Raul Massó como testigo ante la Guardia Civil en el marco del caso Negreira.
El exvicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, José María Enríquez Negreira | Archivo

El ex secretario general del Comité Técnico de Árbitros (CTA), Raúl Massó, ha desvelado a la Guardia Civil que el que fuera vicepresidente del CTA José María Enríquez Negreira "revisaba los informes arbitrales". Tal y como desveló LD en marzo del año pasado, en el Comité de Árbitros siempre se habló de "una mano negra en los ascensos y descensos de los colegiados, la mano Negreira".

Libertad Digital ha tenido acceso a la declaración de Raúl Massó como testigo el pasado 9 de octubre en el marco del caso Negreira. Massó fue el secretario general del CTA hasta el año 2018 y en la actualidad forma parte del Departamento de Operaciones de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Massó explicaba a los agentes que dentro del CTA, al ser Negreira vicepresidente, "el propio presidente le tenía que encomendar algunas tareas, entre otras comunicar telefónicamente a final de temporada a los árbitros los ascensos y descensos" y además "revisaba las puntuaciones de los informes arbitrales junto a los otros dos vicepresidentes revisando los argumentos expuestos con la nota aplicada al árbitro".

"Cuando había discrepancias llamaban al Delegado-Informador. Durante las concentraciones físico-técnicas se encargaba de informar a los árbitros cómo iban clasificados provisionalmente, agrupados en grupos del 1 al 3. En Barcelona en ocasiones acudía en representación del CTA a algún evento concreto", añadía.

"Negreira percibía dietas como los otros vicepresidentes por las funciones como directivo de la RFEF, unos 57 euros por día. No tenía salario mensual que al menos a él le conste. Cuando acudía a los cursos arbitrales sí cobraba por día que estaba esos 57 euros, así corno los gastos ocasionados por los desplazamientos", apuntaba a los agentes.

Sobre la contratación del hijo de Negreira por el CTA por sus servicios de coaching deportivo, Massó señalaba que no se consultó a otros profesionales porque "fue una elección a dedo" y que "empezó a trabajar con el Comité por ser el hijo de Negreira".

Después afirmaba que dicha contratación no contó con el visto bueno del entonces director técnico de CTA, Manuel Díaz Vega y que Negreira le propuso al entonces presidente del Comité Victoriano Sánchez Arminio que "su hijo era especialista. en el coach deportivo y reiteraba la propuesta para que contrataran sus servicios. Como Ángel María Villar ya le conocía de la época de la selección no se opuso, y le dio el visto bueno a Victoriano".

Posteriormente, Massó destacaba que el hijo de Negreria "en alguna época aportaba videos y se los compraba el CTA. Este material se lo daba a Manuel Díaz Vega o Luis Medina Cantalejo. Luego cesó este cometido y eran los propios directores quienes realizaban los vídeos".

"Vendía carpetas, bolis, pin y llaveros en el CTA"

Durante su declaración, los investigadores preguntaban al ex secretario general del CTA si conocía la empresa Dasnil 95 S.L. de Negreira. Afirmaba que sí, que "bastante", y que era donde "remitía las convocatorias de Negreira, que contactaba con la secretaria que se llamaba Conchi. Recordaba que "existía facturación a nombre de esta empresa por la adquisición de carpetas por parte del CTA para las jornadas arbitrales" y que además "suministraba bolígrafos y otros materiales (pin y llaveros) al propio CTA y también vendía a los Comités territoriales". Añadía Que el propio Negreira "ofrecía a los presidentes territoriales estos materiales y se prevalecía de su posición en el CTA, ya que a muchos de ellos ni le conocían".

Por último, manifestaba que le constaban contratos y acuerdos de las empresas de Negreira y su hijo Javier Enríquez con la RFEF o el CTA "relacionados con los vídeos y las compras con los materiales" de Dasnil 95 S.L. destacaba que "no se seguía ningún procedimiento, simplemente porque el propietario era Negreira. No se evaluaban otros proveedores".

Temas

En Deportes

    0
    comentarios