Menú

Grandes medidas de seguridad en Sydney ante el temor a un posible atentado

El ministro australiano de Asuntos Exteriores, Alexander Downer, ha realizado un llamamiento a la máxima vigilancia para la final de la Copa del Mundo de rugby que enfrentará este sábado en Sydney a Australia e Inglaterra, dos países aliados de Estados Unidos en Irak y por tanto objetivos potenciales del terrorismo.

L D (EFE) Al día siguiente de los atentados contra intereses británicos que causaron 27 muertos en Estambul (Turquía), Downer ha puesto, en especial, en aviso a los aficionados que se decantarán por seguir el encuentro en los lugares públicos.
 
"Si los australianos se reúnen para seguir o celebrar el acontecimiento, deben mostrarse especialmente prudentes ya que no cabe duda de que los terroristas toman por objetivo a los occidentales o de los grupos de occidentales", ha declarado a la radio.
 
"Es cierto que los británicos van a acudir a bares u otros lugares para asistir al encuentro y habrá también australianos con ellos. Todo lo que les decimos es que estén vigilando. Que cada uno se garantice de que se encuentra seguro, que se sienta seguro. Si no es el caso, es mejor seguir el acontecimiento en pequeño comité mejor que en medio de una muchedumbre", ha explicado.
 
Helicópteros para supervisar la zona
 
La policía de Sydney ha señalado que había establecido en el perímetro del estadio donde se disputará la final del sábado (10,00 hora española) el más importante dispositivo de seguridad desde los juegos Olímpicos organizados por la ciudad en 2000. Ya se ha informado a los aproximadamente 80.000 espectadores que la entrada al recinto puede ser ampliada debido a los controles previstos.
 
Los organizadores, por medio de su responsable de seguridad Chris Evans, han indicado no haber sido informado de ninguna amenaza específica. Antes y durante el partido, habrá helicópteros desplegados para patrullar para supervisar la zona de exclusión aérea. También han sido desplegados dispositivos especiales para garantizar la seguridad en los lugares públicos donde se han instalados pantallas gigantes para seguir el partido y que, según las estimaciones, podrían reunir a unas 100.000 personas.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro