Menú

Inglaterra levanta la Copa del Mundo de rugby por primera vez en su historia

Inglaterra ha conquistado la Copa del Mundo de rugby en un partido memorable disputado en el estadio olímpico de Sydney. Para ello ha necesitado de una prórroga para vencer a la actual campeona y anfitriona, la selección australiana, por 17-20. Jonny Wilkinson ha vuelto a ser el hombre clave de la selección inglesa y la ha llevado a lograr el título por primera vez en su historia y en la de todo el hemisferio norte.

L D (EFE) Wilkinson ha logrado los tres puntos del triunfo con un memorable "drop", disparo a palos de bote pronto, cuando a lo largo del partido había fallado tres y no se había mostrado tan seguro como en anteriores partidos. Inglaterra ha ganado el partido después de perder una renta de nueve puntos y de que al final del tiempo regular del partido un golpe de castigo, transformado por el australiano Flatley, obligara a la prórroga. Además lo hizo jugando en casa de su rival y campeón del mundo desde 1999.

El partido comenzó con el lógico dominio del equipo que juega en casa espoleado por su público y los primeros minutos fueron de los oceánicos. Un ensayo de Tuquiri, después de que los australianos hubieran renunciado a tirar a palos un golpe, que superó a Robinson dio a Australia los primeros y únicos puntos del primer tiempo. El ensayo espoleó a los ingleses que comenzaron a jugar en campo contrario y provocaron tres golpes de castigo en 14 minutos, que transformados por Jonny Wilkinson, dieron la ventaja a los ingleses. En ese periodo el apertura falló un "drop".

Los nervios crecieron en Australia y Flatley, centro y pateador de Australia, que ya había fallado la conversión del ensayo de Tuquiri, cometió dos errores a la mano que propiciaron, primero, que Inglaterra llegará a la línea de 22 en sendas ocasiones. Si en la primera los ingleses fallaron cuando ya sus miles de aficionados celebraban el ensayo, en la segunda ocasión Robinson, en una extraordinaria jugada de Inglaterra, dio el primer ensayo a su equipo. Wilkinson, sin embargo, erró la transformación dejando el marcador en 5-14. Tras la reanudación, Flatley pasó el primer golpe con el que contó. Australia no encontraba el camino para hacerse con el partido.

Es más, la segunda parte, como el final de la primera, era para Inglaterra, pero la lluvia y los errores a la mano en los metros finales impidieron un nuevo ensayo de los británicos. Wilkinson intentó un "drop", en el minuto 72, pero falló. Australia contraatacó, pero un pase adelantado de Smith y una posterior patada de Wilkinson dio aire a Inglaterra, que nunca había estado tan cerca de la Copa del Mundo. Pero a falta de dos minutos el último ataque oceánico acabó con un golpe a favor de los locales, que, transformado por Flatley, obligó a la prórroga.

La misma comenzó con un golpe de Wilkinson a los dos minutos (14-17). Ambos conjuntos estaban muy cansados tras mes y medio de competición y un partido entero. Wilkinson y Catt intentaron sendos "drops" para aumentar la ventaja, pero ambos erraron. Algo que no hizo Flatley, cuando a falta de dos minutos materializó su dominio territorial de la segunda parte de la prórroga para empatar a 17. Sin embargo, estaba escrito que éste sería el mundial de Jonny Wilkinson y así fue. Con el tiempo de la prórroga a punto de cumplirse el apertura recibió un balón de Dawson, que pasó entre palos. Era el 17-20, la gloria para Inglaterra.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro