Menú

Liga

Otra exhibición de Falcao da al Atlético su segunda Supercopa

No hubo color en Mónaco. El Atlético, con tres goles del colombiano y otro de Miranda, ha pasado por encima de un triste Chelsea.

0
No hubo color en Mónaco. El Atlético, con tres goles del colombiano y otro de Miranda, ha pasado por encima de un triste Chelsea.

Baño del Atlético de Madrid al Chelsea. Los rojiblancos han pasado por encima del campeón de Europa (4-1), especialmente en una primera parte brillante, para conquistar la Supercopa de Europa, la segunda de su historia tras la que ganaron hace dos años frente al Inter de Milán.

Radamel Falcao, quién si no, ha vuelto a ser ese asesino del área. Con tres goles en apenas 38 minutos, los que fueron del 6 al 44, el colombiano dejaba el partido más que visto para sentencia ante un rival absolutamente impotente. La diferencia pudo haber sido aún mayor en la primera parte, pero los palos lo evitaron. Miranda, tras el descanso, amplió la cuenta a pase del propio Falcao, mientras que Gary Cahill, en el segundo remate de los blues entre los tres palos, se encargaba de establecer el 1-4 definitivo.

No se reservaron nada ni Diego Simeone ni Roberto Di Matteo, que afrontaban el choque con las bajas de los sancionados Tiago y John Terry, respectivamente. El Cholo apostó por el mismo once que venía de golear al Athletic en Liga (4-0), con la única novedad de Adrián por el Cebolla Rodríguez, mientras que el técnico italiano de los blues incluyó en su once a los españoles Fernando Torres y Juan Mata, como es costumbre. El Niño afrontaba el choque visiblemente emocionado al enfrentarse por primera vez a su exequipo. Junto a ellos estaba en el equipo el belga Eden Hazard, un futbolista fantástico llamado a hacer grandes cosas en el Chelsea.

Pero no apareció nadie en el conjunto londinense, siempre a merced de un Atlético que sencillamente lo bordó en la primera mitad. Ordenado y muy serio en defensa, el equipo del Cholo Simeone dominó en todo momento a un rival que deambuló por el campo con más pena que gloria. Con un juego siempre lento y previsible. John Obi Mikel, uno de los motores de los blues en el medio campo, fue buena muestra de ello.

No tardó en acercarse el Atlético a los dominios de Petr Cech. Falcao tuvo enseguida una muy buena ocasión para abrir la lata, pero estrelló la pelota en el larguero tras centro de Filipe Luis. Corría el minuto 4. Pero no se hizo esperar el 0-1. Sólo dos después, el propio nueve colombiano recibió un gran pase en profundidad de Arda Turan, se presentó en la frontal del área y batió en su salida a un dubatativo Cech con una preciosa vaselina que se coló junto al palo. El gol llegó con suspense pero llegó. Y no hizo más que espolear al animado equipo rojiblanco frente a un rival apático y especulativo, como es su sello de identidad al haberlo demostrado ya en la pasada semifinal de Champions ante el Barcelona y en la finalísima de Múnich frente al anfitrión Bayern.

El Tigre volvió a rugir poco después, asestando otro zarpazo letal. A los 19 minutos, Falcao recibió otro gran pase en profundidad, obra esta vez de Koke, para presentarse en el área, recortar a un timorato Ashley Cole y alojar la pelota en la escuadra de la portería defendida por Cech. Otro tanto de bella factura que recordó a uno de los que le marcó al Athletic de Bilbao en la final de la Liga Europa en Bucarest.

Era un monólogo absoluto del Atlético, que tuvo varias ocasiones clarísimas más para haber ampliado la cuenta. Así, Gabi no supo resolver en el mano a mano con el portero checo (m.28), mientras que Adrián remató sin tino tras otra gran jugada individual de Arda y tampoco Falcao tuvo fortuna al cazar el rechace (m.36), en una doble oportunidad inmejorable para los colchoneros. Sí acabó llegando el tercero cuando la primera parte languidecía. Y de nuevo fue Radamel quien firmó el tanto. Un golazo al marcharse de Ramires con un gran cambio de ritmo y batir por bajo a Cech. Culminaba así el de Santa Marta un contragolpe de libro conducido por Arda Turan. Al descanso se llegaba con 0-3, aunque el marcador del estadio Luis II bien podría reflejar una goleada de auténtico escándalo.

Sigue el monólogo tras el descanso

Más de lo mismo en la segunda mitad, en la que Di Matteo, tratando de encontrar alguna solución dio entrada al brasileño Óscar, una de las incorporaciones este verano en Stamford Bridge, en lugar de su compatriota Ramires. La primera ocasión de cierto peligro de los blues llegó a los 50 minutos, cuando Fernando Torres probó fortuna con un remate cruzado ante la portería de Courtois, quien juega en el Atlético cedido por el Chelsea, que salió desviado. Fue todo lo que hizo el Niño ante su equipo del alma, al que se enfrentaba por primera vez.

La entrada del Cebolla Rodríguez por Adrián dio aún más mordiente y velocidad a la banda izquierda del Atlético, aunque el cuarto tanto llegaría a balón parado. Una falta botada por Koke Resurrección, que se marcó un partidazo al imponer su presencia en el centro del campo junto a Mario Suárez y Gabi, la cazó Falcao en el área para asistir a Miranda. El brasileño se encontró la pelota muerta en el segundo y no tuvo más que empujarla para asestar otra bofetada (m.60).

Un cuarto de hora después (m.74), el Chelsea aprovechó el único despiste defensivo del Atlético en todo el partido para llevarse un premio excesivo a todas luces. A la salida de un córner, Gary Cahill cazó un balón muerto en el área para fusilar con todo a Courtois. Pero el tanto que suponía el 1-4, a la postre definitivo, no espoleó al Chelsea, que siguió deambulando por el campo con una desidia absoluta, siempre a merced de un Atlético muy superior.

De hecho, las ocasiones siguieron siendo rojiblancas, como un remate de Filipe Luis, tras una buena pared con el Cebolla, que interceptó Cech en dos tiempos (m.85) o un despeje de David Luiz que acabó estrellándose en el palo de su propia portería (m.90). El marcador ya no se movió y la afición del Atlético, al calor de su técnico Simeone, estallaba de júbilo en las gradas del Luis II para celebrar un nuevo título continental.

Se nota que a los colchoneros les va no sólo esto de jugar finales, sino también ganarlas.


Ficha técnica

Chelsea, 1: Cech; Ivanovic, David Luiz, Cahill, Ashley Cole (Bertrand, m.89); Mikel, Ramires (Óscar, m. 46), Lampard; Hazard, Mata (Sturridge, m.82); y Torres
Atlético de Madrid, 4: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis; Mario, Gabi; Arda Turan, Koke (Raúl García, m.81), Adrián (Cebolla Rodríguez, m.56); y Falcao (Emre, m.87)

Goles: 0-1, m.6: Falcao; 0-2, m.19: Falcao; 0-3, m.44: Falcao; 0-4, m.60: Miranda; 1-4, m.74: Cahill
Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia). Sin amonestados
Incidencias: Partido de la Supercopa de Europa disputado en el estadio Luis II de Mónaco ante 14.312 espectadores, entre ellos cerca de 6.000 aficionados del Atlético de Madrid

0
comentarios
Acceda a los 6 comentarios guardados

Servicios