Menú

Liga

Mourinho y Paco Jémez, sin cambios en los onces

Una vez subsanada la avería eléctrica tras el sabotaje, Rayo y Real Madrid podrán jugar dentro de unos minutos su partido en Vallecas.

0
Una vez subsanada la avería eléctrica tras el sabotaje, Rayo y Real Madrid podrán jugar dentro de unos minutos su partido en Vallecas.
Cristiano y Pepe se ejercitan a oscuras en el estadio de Vallecas. | EFE

El Rayo Vallecano-Real Madrid ya ha sido bautizado como "el partido del sabotaje". El encuentro, correspondiente a la quinta jornada de Primera División, debió disputarse anoche pero fue suspendido a causa de una avería eléctrica debido a un sabotaje contra el sistema de iluminación del estadio de Vallecas.

Una vez subsanada la avería, después de que los electricistas hayan estado trabajando durante todo el día en Vallecas, parece que los dos equipos podrán saltar esta noche al terreno de juego y disputar su partido con normalidad. "El partido se jugará salvo que caiga un meteorito", ha dicho este mediodía Raúl Martín Presa, presidente del Rayo, en una peculiar rueda de prensa en la que ha comparecido junto al director general del club, Luis Yáñez, y en la que ha explicado cómo se habría llevado a cabo el sabotaje. "Estamos ante un nuevo tipo de terrorismo" que "puede dañar al fútbol", ha añadido Martín Presa.

Mientras la Policía científica continúa la investigación para tratar de descubrir a los responsables y los electricistas hacían su trabajo con el fin de arreglar el sistema de iluminación del estadio, los dos equipos sólo piensan en jugar el partido y en sumar los tres puntos. Cierto es que Rayo y Real Madrid afrontan el choque en situaciones distintas.

A remontar el vuelo

El conjunto de José Mourinho camina en la Liga con paso errático tras dos derrotas y un empate en cuatro jornadas. Una semana después de su remontada épica frente al Manchester City en la Champions, los blancos buscan su segundo triunfo en el campeonato de la regularidad después del conseguido hace tres semanas frente al Granada, en un partido que pasó a la historia por la tristeza desvelada públicamente por Cristiano Ronaldo.

Aparcados ya los problemas personales del portugués, los focos apuntan esta vez hacia Sergio Ramos, que fue suplente en el duelo ante los citizens. El francés Raphael Varane ocupó su posición en el campo y, desde entonces, averiguar las causas de la presencia del andaluz en el banquillo se ha convertido en una urgencia nacional en el mundo del fútbol. Pero Mourinho devuelve la titularidad al sevillano, acabando así con todas las conjeturas de los últimos días.

Ramos no ha protagonizado el único debate de la semana. Hay otro que también ha afectado al choque con el Rayo Vallecano. El trivote que formaron Michael Essien, Xabi Alonso y Sami Khedira en el medio campo ante el City dio pie a muchos comentarios. Las apuestas se han centrado en si Mourinho volvería a confiar en el músculo antes que en la plena creatividad para doblegar al Rayo Vallecano. Duda resuelta: finalmente será titular Luka Modric y Khedira se queda en el banquillo, por lo que del trivote se pasa más a un "triángulo de presión alta", como el portugués prefiere llamarlo. 

Lo que ya se sabía de antemano es que no puede jugar Fabio Coentrao al cumplir el tercero de los cuatro partidos de sanción que el Comité de Competición le impuso por insultar al árbitro en los últimos minutos del Getafe-Real Madrid, correspondiente a la segunda jornada de Liga.

Prometedor inicio del Rayo

Bastante mejor que el campeón llega el Rayo Vallecano después de un inicio liguero prometedor para sus aspiraciones de permanencia, con siete puntos en el casillero, al haber sumado dos victorias (Granada y Betis), un empate (Sevilla) y una derrota (Atlético de Madrid). Además, el equipo dirigido por Paco Jémez está sorprendiendo por su forma valiente de jugar con una línea de tres defensas, el intento de sacar el balón jugado y la búsqueda de la posesión.

Sin embargo, esta vez esa línea de tres defensas vuelve a ser de cuatro. En ella figura una jornada más Jordi Amat, quien recientemente reconocía que "ganar al Real Madrid es complicado, puesto que es un equipazo, pero a ganas, ilusión e intensidad no van a ganar" al conjunto franjirrojo.

Tal y como ha reconocido Paco Jémez, hay algunos cambios en el once inicial. La principal novedad es la presencia del Chori Domínguez, mientras que las máximas referencias ofensivas son el brasileño Leo Baptistao y el montenegrino Andrija Delibasic. El equipo rayista intentará apelar a su valentía para revivir la noche del 19 de febrero de 1997, cuando ganó por última vez al Real Madrid en Liga (1-0). Después, en los siguientes diez enfrentamientos entre ambos en la máxima categoría, el Real Madrid ganó en todos ellos.
 

Alineaciones confirmadas

Rayo Vallecano: Rubén; Tito, Jordi Amat, Labaka, Casado; Javi Fuego, Chori Domínguez, Lass, José Carlos; Leo Baptistao y Delibasic
Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Xabi Alonso, Essien, Modric; Di María, Cristiano; y Benzema

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité andaluz)
Estadio: Vallecas. 19:45 (Canal +)

0
comentarios

Servicios