Menú

Liga

¿Volverá Mourinho a poner a Essien de lateral izquierdo?

La actuación del ghanés en Dortmund dejó bastantes dudas.

0
La actuación del ghanés en Dortmund dejó bastantes dudas.
Michel Essien, durante el partido en Dortmund. | Cordon Press

El virus FIFA ha dejado al Real Madrid sin lateral izquierdo, "de profesión" como Marcelo y Fabio Coentrao, y "en sus ratos libres" como es el caso de Álvaro Arbeloa. Estos son los curiosos términos que empleó José Mourinho el pasado martes en la rueda de prensa previa al partido de Champions contra el Borussia Dortmund.

Mou tuvo que experimentar y poner en esa demarcación a Michael Essien para el encuentro de Liga frente al Celta (2-0). El ghanés cumplió como lateral izquierdo, acompañando en la defensa a Sergio Ramos, que actuó por la banda derecha, y a los centrales Pepe y Raphael Varane, aunque cierto es que el equipo de Paco Herrera tampoco le exigió demasiado. Una subida de Hugo Mallo por la derecha, que acabó con un centro a Park Chu-Young que el coreano cabeceó desviado, fue prácticamente lo único que inquietó al africano.

Le gustó, pues, el experimento a Mourinho, que decidió apostar por la misma defensa para el siguiente partido en Dortmund. Pero esta vez Essien tenía que vérselas con dos hombres desequilibrantes como el internacional alemán Marco Reus, sin olvidar al lateral polaco Lukas Piszczek, que también se incorporó bastante al ataque.

La defensa blanca hizo aguas en esta ocasión –no sólo por la izquierda sino también por el centro, donde Pepe se mostró muy falló en el pase y Varane fue el único que salvó los muebles–. Iker Casillas, en declaraciones efectuadas en la zona mixta del Signal Iduna Park tras el partido (2-1), señaló sin tapujos dónde podría estar uno de los fallos: "Han aprovechado mucho nuestra banda izquierda y nos ha faltado un poco más de juego".

Más claro el agua. Iker apuntaba directamente a Essien como uno de los responsables de la derrota. Además del capitán, en el vestuario madridista hubo otros jugadores que no entendieron ni el planteamiento ni la alineación de Mourinho en Dortmund. Creen que el ghanés no debió jugar como lateral izquierdo.

Y ahora vuelven a surgir las mismas dudas de cara al partido liguero de este domingo en Mallorca, donde los blancos están obligados a ganar si quieren seguir aspirando al título. La pregunta es inevitable: ¿volverá Mourinho a poner a Essien de lateral izquierdo? Tras lo visto en Alemania parece que no. En este sentido, vuelven a sonar con fuerza los nombres de Nacho Fernández, lateral izquierdo con ficha en el primer equipo, y de Jorge Casado, del Real Madrid Castilla, aunque Mourinho no es famoso precisamente por recurrir a la cantera. Así se pudo comprobar en los dos últimos partidos: mientras Nacho estuvo en el banquillo frente al Celta, en Dortmund ni siquiera se vistió de corto.

Al aficionado tampoco se le olvida el nombre de otro de los defensas del equipo que, ante la falta de oportunidades, parece destinado a cambiar de aires en el próximo mercado de invierno. No es otro que Raúl Albiol, aunque es visiblemente notorio que Mou no confía en él. Como tampoco en Carvalho, que sorprendentemente ha estado en el banquillo ante el Celtic y el Borussia después de pasar al más puro ostracismo en el inicio de temporada, llegando incluso a entrenar con el Real Madrid C.

Otra opción que se baraja es la de poner a Ramos de lateral izquierdo en el Ono Estadi. Una posibilidad que cobra fuerza debido a que la recaída de Sami Khedira, que estará al menos dos semanas de baja, obligando a Mourinho a recomponer también el centro del campo. Para el partido ante el equipo de Joaquín Caparrós, el técnico madridista piensa en un mediocentro de contención como acompañante de Xabi Alonso. Y Essien es la única opción, más que nada porque Modric no es un jugador que se distinga precisamente por su derroche físico.

Se pudo ver el pasado miércoles en Dortmund: con el croata en el centro del campo sustituyendo a Khedira, el Madrid ganó en toque, pero perdió en presencia y no consiguió equilibrar el poderío físico que le exigió el Borussia, con Mario Götze al mando de las operaciones por delante de dos futbolistas muy físicos como Sebastian Kehl y Sven Bender.

En definitiva, con la más que probable subida de Essien al mediocentro para el partido en Mallorca, Mou tendrá que improvisar un nuevo lateral izquierdo. Y ahí es donde cobra mucha fuerza el nombre de Ramos. Pero hasta el domingo por la noche, a eso de las ocho y media de la tarde, no saldremos de dudas...

0
comentarios

Servicios