Menú

Liga

Morata sale al rescate del Madrid

Los blancos sufrieron para ganar en el campo del Levante, donde a punto estuvieron de encajar un nuevo revés, y seguir a ocho puntos del Barcelona. 

0
Los blancos sufrieron para ganar en el campo del Levante, donde a punto estuvieron de encajar un nuevo revés, y seguir a ocho puntos del Barcelona. 
Álvaro Morata celebra su gol al Levante. | EFE

Trabajado triunfo del Real Madrid ante el Levante (1-2) que le permite seguir a ocho puntos del Barcelona. Lo cierto es que pintaban bastos para los blancos en el Ciudad de Valencia. Perdonaron y Ángel lograba el empate provisional, poco antes de que Munúa le detuviera un penalti a Xabi Alonso. Parecía que el equipo de José Mourinho iba a volver a pinchar en el Ciudad de Valencia, como ya hizo en las dos últimas temporadas, hasta que Álvaro Morata marcaba el tanto de la victoria, a siete minutos del final del tiempo reglamentario y sólo uno después de haber entrado al campo en sustitución de Özil. El gol de un chico de La Fábrica en plena polémica en el madridismo con la cantera como telón de fondo.

No estaba la noche para florituras porque el encharcado césped del Ciudad de Valencia así lo determinaba. Había que aparcar el juego de toque y ponerse el mono de trabajo. El balón apenas rodaba en el inicio de un partido que resultó muy accidentado, como pudo comprobar Cristiano Ronaldo en sus carnes. El portugués, que jugó de nueve ante las ausencias de Higuaín y Benzema, fue víctima de la dureza de David Navarro, quien soltó el codo más de la cuenta, y sufrió una brecha en la ceja por la que tuvo que ser atendido durante varios minutos.

El terreno de juego perjudicaba al Madrid y los pupilos de Juan Ignacio Martínez lo aprovecharon para llegar cada vez con más peligro a la portería de Casillas. Juanlu, una pesadilla para la defensa blanca, tuvo pronto (m.7) la primera ocasión granota tras un balón que le habilitó Martins, pero su remate salió muy desviado. El cuadro blanco, acordándose de tiempos pasados y viéndole las orejas al lobo, se dejó de bromas y se enfundó el mono de trabajo para, poco a poco, ir ganándole al Levante la batalla del centro del campo, donde sobresalió el buen hacer de Xabi Alonso y el trabajo de Essien. Y cómo no, el de Callejón, un futbolista que se deja la piel en cada partido. El granadino se dejó ver mucho por la banda derecha, donde Juanfran se las tuvo tiesas para tratar de frenar sus galopadas.

El primer gol de la noche llegaba mediada la primera parte. Una falta botada en largo por Xabi Alonso hacia el corazón del área la despejó Navarro por alto, pero con tan poca fe que dejó el balón muerto en el área chica. Ahí apareció Cristiano, que fusiló a Munúa con su remate. Poco más fútbol se vio en la primera mitad, condicionada sin lugar a dudas por el terreno de juego. Lo que sí pudo comprobarse es que el Levante se empleaba cada vez con más dureza a la hora de frenar las ofensivas visitantes. Con la exigua ventaja blanca se llegó al descanso.

Cristiano, con problemas de visión

Tras el paso por vestuario se confirmó que Cristiano también es humano. No pudo continuar el luso sobre el terreno de juego, con problemas de visión en los dos ojos tras la herida que le produjo Navarro al inicio del choque, y en su lugar entró Albiol. El valenciano actuó en el medio campo, formando un trivote junto a Xabi y Essien, mientras que Di María pasó a jugar como falso nueve, acompañando en el ataque a Callejón y Özil.

El campo había drenado bien en el intermedio y se empezaba a parecer a uno de fútbol más que a una piscina, lo que sin duda favoreció el espectáculo. La segunda parte comenzó con un par de serios avisos del Levante, especialmente un disparo desde media distancia de Juanlu ante el que se lució Casillas con un paradón a mano cambiada. El Madrid supo reaccionar y gozó de tres claras ocasiones en apenas cinco minutos, como un cabezazo de Pepe al larguero; un remate de tacón de Sergio Ramos, casi en la misma raya de gol, que Diop desvió providencialmente para que la pelota acabara estrellándose en el travesaño; y un mano a mano de Di María con Munúa que el argentino desaprovechó con un remate muy inocente.

Perdonaba el Madrid pero no lo hizo el Levante a continuación. Barkero condujo por la izquierda, habilitó para Martins –posiblemente en fuera de juego– y éste tocó para el recién ingresado Ángel, quien superó el marcaje de Pepe dentro del área para batir a Casillas con un disparo colocado.

No se descompuso el campeón de Liga, que siguió llegando a la portería rival, y ocho minutos después tuvo una inmejorable ocasión para haberse puesto nuevamente por delante en el marcador. Callejón recibió arriba y fue derribado por Juanfran en la misma línea del área grande. Muñiz Fernández no dudó en señalar el punto de penalti. Ante la ausencia de Cristiano, Xabi Alonso asumió la responsabilidad y lanzó la pena máxima. Pero lo hizo muy centrado y Munúa detuvo el disparo. 

Peor pudo haber sido la cosa si Juanlu, tras beneficiarse de un error de Albiol en el despeje, hubiera batido a Iker con un remate cruzado. El que no falló fue Morata. El canterano, sólo un minuto después de entrar al campo, cabeceó una falta botada magistralmente por Xabi Alonso para batir a Munúa y darle los tres puntos al Madrid. Una victoria merecida, pero también muy trabajada, que permite a los blancos no perder de vista a un Barça que previamente había ganado en Mallorca.

 

Ficha técnica

UD Levante, 1: Munúa; Pedro López, David Navarro, Ballesteros, Juanfran; Iborra, Diop (Rubén, m.86), El Zhar (Ángel, m.54), Juanlu; Barkero (Michel, m.86); y Martins
Real Madrid, 2: Casillas; Arbeloa (Kaká, m.69), Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Essien, Xabi Alonso; Di María, Özil (Morata, m.82), Callejón; y Cristiano Ronaldo (Albiol, m.46)

Goles: 0-1, m.21: Cristiano Ronaldo; 1-1, m.62: Ángel; 1-2, m.83: Morata
Árbitro: Muñiz Fernández (Comité asturiano). Mostró tarjeta amarilla a Ballesteros (m.9), Iborra (m.41), El Zhar (m.43), Juanlu (m.57), Juanfran (m.71) y Pedro Ríos (m.88), del Levante; y a Cristiano Ronaldo (m.18), del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Ciudad de Valencia ante 20.805 espectadores. Terreno de juego muy pesado debido a la intensa lluvia

0
comentarios

Servicios