Menú

Liga

El Madrid también falla en casa y tira media Liga

Los blancos remontaron al inicio de la segunda parte, pero no supieron cerrar el partido y lo acabaron pagando muy caro.

0
Los blancos remontaron al inicio de la segunda parte, pero no supieron cerrar el partido y lo acabaron pagando muy caro.
Cristiano celebra su gol con Özil. | EFE

Otro palo más para el Real Madrid. Cuatro días después de su derrota en la Copa del Rey ante el Celta –la sexta de la temporada–, los blancos han pinchado ante un buen Espanyol (2-2) y ven cómo el título de Liga parece escaparse definitivamente. Necesitaba el equipo de José Mourinho la victoria como el comer después del batacazo sufrido en Vigo, pero lo que ha acabado llegando es otro empate en el Santiago Bernabéu, el tercero del curso después de los registrados ante Valencia (1-1) y Borussia Dortmund (2-2).

El equipo blanco ha vuelto a jugar a arreones, sin orden. Aunque tiró de fe para remontar el partido con los tantos de Cristiano Ronaldo y Coentrao –su primer gol con la camiseta blanca–, no supo cerrar la contienda y lo acabó pagando muy caro al ver cómo Albín firmaba el empate a dos minutos del final del tiempo reglamentario. No hubo tiempo para la reacción y el Espanyol, un equipo al alza con Javier Aguirre en el banquillo, acabó rascando en el Bernabéu.

Di María, en el banquillo

De inicio, Mourinho dejó en el banquillo a Di María, mientras que Benzema, con un esguince en el tobillo derecho, ni siquiera se vistió de corto y vio el partido desde la grada. Aunque el técnico no había citado en ningún momento sus nombres, el argentino y el francés parecían los señalados por Mou por el mal partido en Vigo. Ante la ausencia de Karim, fue finalmente Callejón quien jugó como nueve, por delante de una línea de tres formada por Cristiano Ronaldo, Modric y Özil. Morata, esta vez sí, estuvo en el banquillo y acabó jugando algunos minutos en la segunda mitad.

El Madrid protagonizó una salida en tromba ante el Espanyol, con un Özil muy activo en los primeros minutos, moviéndose de una banda a otro, aunque las primeras ocasiones llevaron la firma de Cristiano y Modric con sendos remates que no encontraron portería por muy poco. Pepe, al cuarto de hora de partido, también tuvo una buena oportunidad con un remate de cabeza, aunque atrapó sin problemas Kiko Casilla, sustituto del lesionado Christian Álvarez en la portería perica.

Pero como le viene sucediendo en muchos partidos esta temporada, en la que su juego en casi nada se parecer a la de la anterior, los blancos se relajaron tras un gran comienzo para acabar dando facilidades a su rival, que empezaba a crear ocasiones al contragolpe. Entre ellas estuvieron una buena penetración de Simao por la banda izquierda y una llegada al área de Sergio García que Coentrao, recuperado para la causa tras superar la lesión muscular que sufrió ante el Ajax en la Champions, salvó in extremis, metiendo la pierna en el último instante para desviar a córner.

El Madrid, que jugaba a ráfagas, respondió con un tiro al palo de Luka Modric, en lo que fue la mejor ocasión de los blancos en la primera media hora, aunque lo acabó llegando fue el 0-1. No perdonó el Espanyol en la tercera ocasión que tuvo. Sergio García recibió un gran pase al hueco de Joan Verdú, aprovechando los espacios que le dejaron Pepe y Sergio Ramos, y batió a Casillas con un buen disparo colocado junto al palo. Sonaban los primeros pitos en el Bernabéu.

Para entonces Javier Aguirre ya había sacado del campo a Wakaso. El ghanés fue siempre al límite del reglamento y se jugó la expulsión, después de haber visto una tarjeta amarilla y haber jugado con fuego después en cada lance en el que intervino. En su lugar, el Vasco metió a Christian Alfonso. Sergio García pudo aumentar la cuenta en la recta final del primer tiempo con un remate que se marchó fuera, mientras que Cristiano puso la réplica en la siguiente jugada, tras recibir un buen balón de Özil, aunque no supo resolver en el mano a mano ante Kiko Casilla.

El Madrid seguía intentándolo ante un rival que se defendía como gato panza arriba. Pero el gol acabaría llegando. Y lo firmaría Cristiano Ronaldo, ya en el tiempo de descuento, al rematar con la plantilla un buen centro de Khedira hacia el segundo palo. Aún tuvo una ocasión más el Espanyol antes del intermedio con un remate de Sergio que Iker desvió con una mano providencial. Todas las espadas quedaban en alto para la segunda mitad.

Se cumplió la ley del fútbol

Mourinho movió ficha tras el descanso dando entrada a Di María en lugar de Özil. Y la velocidad del argentino revolucionó el partido. Pronto se fraguó la remontada madridista con el tanto del 2-1, obra de un Fabio Coentrao que se ha estrenado como goleador con la camiseta blanca. El lateral zurdo se asoció con Cristiano, recibió un pase de su compatriota dentro del área y batió a Casilla no sin cierto suspense.

Se vislumbraba entonces goleada blanca porque las ocasiones locales se sucedían con bastante frecuencia, muchas de ellas nacidas de las botas del hiperactivo Di María. De hecho, el propio Fideo tuvo en sus botas el tercero con un remate lejano que el meta españolista, criado futbolísticamente en las categorías inferiores del Real Madrid, tocó lo justo para que la pelota acabara estrellándose en el palo. También Özil y Cristiano rozaron el gol. Sin embargo, la ocasión más clara la tuvo Álvaro Morata. El cantero, que había entrado al campo en lugar de José Callejón –un ex del Espanyol–, remató de cabeza en el área pequeña, pero Héctor Moreno se interpuso en su camino para evitar providencialmente el tanto, interceptando el balón bajo el larguero.

El Madrid se mostraba superior y pareció tener controlada la situación, pero no supo cerrar el partido. Y lo acabó pagando caro, muy caro. A dos minutos del final del tiempo reglamentario, un barullo en el área lo aprovechó Juan Ángel Albín para batir a Casillas con un remate cruzado en el segundo palo. De nuevo los blancos pagaban sus fallos defensivos a balón parado. El Madrid se volcó entonces en ataque. Pero no quedó tiempo para la reacción y se acabó consumando la tragedia en forma de un empate que, salvo sorpresa mayúscula, deja al conjunto blanco prácticamente sin el título de Liga cuando aún no se ha alcanzado el ecuador del campeonato. Pese a que aún restan 22 jornadas para el final, trece puntos de desventaja se antojan demasiados como para pensar en una remontada.


Ficha técnica

Real
Madrid, 2: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Khedira, Xabi Alonso; Modric (Di María, m.46), Özil, Cristiano Ronaldo; y Callejón (Morata, m.73)
RCD Espanyol, 2: Kiko Casilla; Javi López, Colotto, Héctor Moreno, Víctor Álvarez (Capdevila, m.58); Víctor Sánchez, Forlín, Wakaso (Christian Alfonso, m.28), Verdú (Albín, m.69); Simao y Sergio García

Goles: 0-1, m.30: Sergio García; 1-1, m.45+1: Cristiano Ronaldo; 2-1, m.48: Coentrao; 2-2, m.88: Albín
Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Wakaso (m.12), Christian Alfonso (m.60), Víctor Sánchez (m.78) y Albín (m.89), del Espanyol; y a Cristiano Ronaldo (m.80), del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la decimosexta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de unos 63.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Nannete Norma Di Stéfano, la hija del presidente de honor del club Alfredo Di Stéfano.

0
comentarios

Servicios