Menú

Liga

Betis y Sevilla empatan en un derbi loco y repleto de polémica

Los visitantes ganaban 0-3 a la media hora, pero los verdiblancos empataron en el último minuto de un derbi marcado por la actuación del colegiado.

0

Parecía que el Sevilla se iba a pasear en el Benito Villamarín ante el Betis en un apasionante derbi, jugado a un gran ritmo desde el inicio, que ha abierto la jornada de Liga. Los de Unai Emery ganaban por 0-3 a la media hora, tras el tempranero doblete de Rakitic y el tanto de Negredo, pero el conjunto verdiblanco se vino arriba en la segunda parte y el nigeriano Nosa logró empatar (3-3) en el último minuto de un partido que tuvo absolutamente de todo: buen fútbol, ocasiones y, cómo no, polémica arbitral.

Porque, desde luego, la actuación del colegiado madrileño Del Cerro Grande ni mucho menos pasó desapercibida: dio validez al segundo tanto de Rakitic en fuera de juego, se inventó un penalti inexistente de Fazio y, para rematar la faena, expulsó de forma rigurosa a Gary Medel, dejando al Sevilla con uno menos a los 55 minutos. El chileno, un jugador de sangre muy caliente, cayó en la trampa de Cañas y respondió a un empujón suyo con un manotazo en la cara.

El partido se jugó a un ritmo frenético desde el pitido inicial y fue el Sevilla el primero en golpear. A los 7 minutos, Reyes puso un balón en profundidad hacia la carrera de Rakitic, que se encontró una autopista por la banda izquierda y batió a Adrián en su mala salida. El croata celebraba así por todo lo alto su reciente matrimonio con Raquel, su novia sevillana.

El Betis fue a por el empate, pero sin demasiada fe, y lo que acabó llegando fue el 0-2. Volvería a golpear Rakitic con la inestimable colaboración del equipo arbitral, que no apreció fuera de juego del balcánico y éste no perdonó ante el marco de Adrián.

El conjunto de Pepe Mel, que afrontaba el derbi con ganas de revancha tras la manita (5-1) que le endosó el Sevilla en el partido de la primera vuelta en el Sánchez Pizjuán, quedó muy tocado. Y, lejos de levantarse de la lona, acabaría encajando un tercer tanto, obra de Negredo tras un gran pase de Reyes desde la izquierda, que parecía la estocada mortal. El delantero vallecano se afianzaba como máximo goleador español del campeonato de Liga con 18 tantos y, de paso, le ganaba el duelo de artilleros a un Rubén Castro desaparecido hasta entonces. El Sevilla se estaba paseando en casa del eterno rival.

Sin embargo, el equipo de La Palmera aprovechó el único error de la zaga sevillista en la primera parte para acortar distancias y lograr el gol que le devolviera la vida. A los 42 minutos, Pabón robó un balón en la zona de tres cuartos y se fue por velocidad para presentarse solo ante Beto, a quien batió con maestría. Todo parecía visto para sentencia, pero el Betis no había dicho la última palabra.

No cambió el decorado en el inicio de la segunda parte, en la que Pepe Mel quitó a Juan Carlos para dar entrada a Jorge Molina, y el partido se jugaba a un alto voltaje. Hasta que Del Cerro Grande la lió en menos de cinco minutos, demostrando que el derbi le quedaba muy grande. Primero se inventó un penalti de Fazio que Rubén Castro se encargó de transformarse –con suspense porque Beto llegó a tocar la pelota en su estirada– y luego expulsó de forma bastante rigurosa a Medel por responder a la provocación de Cañas con un manotazo. Ambos debieron ver la amarilla.

Se vino arriba el Betis ante un rival en inferioridad numérica y dispuso de buenas ocasiones para haber logrado el empate. Lo intentaron los de Pepe Mel de varias formas, ya con el desequilibrante Vadillo en el campo: con Rubén Castro y Jorge Molina como protagonistas o en jugadas a balón parado, siempre nacidas de las botas de Beñat, el hombre con más calidad de la plantilla verdiblanca. Quedaba claro que al Sevilla se le iba a hacer muy largo el resto del encuentro.

Y sus peores temores se hicieron realidad en el minuto 89. Nosa, que había entrado al campo por Paulao en un cambio de Mel que demostraba que estaba decidido a ir a por todas, apareció casi de la nada para cabecear a la red un magnífico centro de Pabón y establecer el definitivo 3-3. Un tanto que acabó premiando la fe del Betis ante un Sevilla que se había defendido como gato panza arriba tras la expulsión de Medel.


Ficha técnica

Real Betis, 3: Adrián; Chica, Amaya, Paulao (Nosa m.81), Álex Martínez; Cañas, Beñat; Campbell (Vadillo, m.64), Juan Carlos (Jorge Molina, m.46); Pabón y Rubén Castro
Sevilla FC, 3: Beto; Coke, Botía, Fazio, Alberto Moreno; Kondogbia (Maduro, m.85), Medel; Jesús Navas, Rakitic, Reyes (Perotti, m.68); y Negredo (Manu del Moral, m.90)

Goles: 0-1, m.7: Rakitic; 0-2, m.18: Rakitic; 0-3, m.32: Negredo; 1-3, m.42: Pabón; 2-3, m.53: Ruben Castro, de penalti; 3-3, m.89: Nosa
Árbitro: Del Cerro Grande (Comité madrileño). Expulsó a Medel con roja directa (m.55). Además, mostró tarjeta amarilla a Beñat (m.6), Amaya (m.29),
Cañas (m.55), Rubén Castro (m.61) y Campbell (m.62), del Betis; y a Fazio (m.52) y Alberto Moreno (m.93), del Sevilla
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo primera jornada de la Liga BBVA disputado en el Benito Villamarín ante unos 56.5000 espectadores, entre ellos unos 2.000 seguidores sevillistas. Antes del partido el Betis rindió un homenaje al cantaor José Manuel Rodríguez El Mani

0
comentarios

Servicios