Menú

Liga

El Madrid sacude los fantasmas goleando a un Málaga con nueve

Tras las polémicas de los últimos días, los blancos han castigado a un rival que pagó caro jugar en inferioridad numérica durante más de una hora.

0
Tras las polémicas de los últimos días, los blancos han castigado a un rival que pagó caro jugar en inferioridad numérica durante más de una hora.
Cristiano Ronaldo celebra con Özil su gol al Málaga. | EFE

Una apisonadora. El Real Madrid se ha dado un festín ante un Málaga que acudía al Santiago Bernabéu dispuesto a dar guerra y a amargar la fiesta, pero que se ha acabado llevando un saco de goles ante un equipo, el blanco, que con su triunfo retrasa otra jornada más el alirón del Barcelona.

Manuel Pellegrini siempre había dado más de un quebradero de cabeza a José Mourinho –recibido por la afición blanca con pitos y aplausos a partes iguales–, pero la temprana expulsión de Sergio Sánchez acabó condicionando al equipo andaluz, que no renuncia al sueño de estar en Europa la próxima temporada, pese al castigo de la UEFA, y ahora se agarra al recurso ante el TAS como a un clavo ardiendo. Los madridistas, por contra, ya tienen la Champions más que amarrada y, de paso, aparcan el revuelo provocado en la última semana tras la eliminación ante el Borussia Dortmund y la guerra pública entre Mourinho y varios de sus jugadores.

Andaban las aguas turbulentas en el Bernabéu, pero esta vez no se cumplió el dicho de "a río revuelto, ganancia de pescadores". Sorprendió en cierta forma Pellegrini sacando un once menos ofensivo que en otros partidos. Mou apostó por un equipo con bastantes suplentes mientras en el banquillo ni siquiera figuraba Pepe, en claro castigo por sus declaraciones del pasado sábado tras la victoria ante el Valladolid (4-3), al defender públicamente a Iker Casillas y criticar al entrenador. Una declaración de guerra en toda regla a Mourinho, que no se anda con bromas.

Ante el Málaga, el Madrid quiso olvidar los problemas y muy rápidamente (m.2) logró adelantarse en el marcador con el tanto de Raúl Albiol, protagonista inesperado. El central valenciano, titular en el puesto de Sergio Ramos en el centro de la defensa, se elevó en el área pequeña para cabecear un córner sacado por Modric y sorprender a Willy Caballero. El partido era de ida y vuelta y, aunque eran los blancos los que llevaban la voz cantante, los andaluces no renunciaban a la sorpresa. Así, antes de llegarse al cuarto de hora, Santa Cruz, libre de marca en el segundo palo tras un saque de esquina a cargo de Isco, sacó tajada de un clamoroso error de la zaga local para batir a Diego López tras un balón peinado con la cabeza dentro del área por Lugano.

Negros nubarrones se cernían sobre el Bernabéu, pero no tardaron los blancos en sacar el martillo para intentar volver a ponerse con ventaja. Con Xabi Alonso imponiendo su ley en el centro del campo, Özil y Modric gustándose cada vez más y Cristiano Ronaldo desbordando con su endiablada velocidad, el Madrid pronto volvería a inquietar la portería de Willy Caballero. Y a los 21 minutos llegó una de las jugadas clave de la noche: Sergio Sánchez derribó a Cristiano dentro del área y Gil no dudó en señalar penalti y mostrar la roja al defensa catalán. Cómo no, el portugués pidió la pelota, pero, para sorpresa del Bernabéu, tiró muy centrado y el lanzamiento lo desvió el meta argentino, que se lastimó en la acción.

No perdonó CR7 cinco minutos después, batiendo esta vez a un Willy en un libre indirecto dentro del área tras una cesión. El Madrid quiso poner tierra de por medio y siguió acumulando ocasiones hasta que Özil, uno de los mejores del partido, firmó el 3-1 superada la media hora con un golazo espectacular: el alemán recibió un pase en largo, recortó a Antunes dentro del área para dejarle sentado y batió a Caballero con calidad.

El propio Antunes se resarció sólo tres minutos después con un bello tanto, al sorprender a Diego López con un derechazo desde fuera del área que se coló por toda la escuadra, llevando de nuevo la inquietud a la parroquia local. Sin embargo, su equipo sufriría un nuevo mazazo con la lesión de Willy Caballero, que no pudo continuar en el campo al lesionarse en el tobillo. Y aún habría más en esta primera parte loca, que tuvo absolutamente de toda: Benzema, que volvió a firmar un partido muy gris, amplió la renta (4-2) con el tanto que le regaló Cristiano.

La lesión de Özil empaña la fiesta

Pese a la inferioridad numérica, el Málaga estaba dispuesto a presentar batalla en el Bernabéu, aunque tras el paso por vestuarios se vino abajo y acabó por arrojar la toalla ante el vendaval blanco. Cristiano, recuperado ya del golpe que supuso la eliminación ante el Borussia, buscó un doblete que no terminaría por llegar mientras Benzema volvía a las andadas y se mostraba muy errático.

No fue un delantero, sino un centrocampista como Modric, quien firmaría el quinto tanto de la noche. Un tanto de bella factura, con un disparo raso y ajustado al palo izquierdo, que premiaba su gran partido. Por fin se vio cómodo en la media punta al croata, que nada más marcar el gol fue sustituido por Di María mientras que Benzema, sólo unos minutos después, fue despedido con más pitos y aplausos al dejar a Higuaín su puesto en el campo. Mourinho también quiso dar minutos a Fabinho, que entró por Coentrao, y el canterano respondió con buena nota.

Para entonces el Málaga ya se había quedado con nueve al ver Demichelis la segunda amarilla. El Madrid, sin aspavientos, buscó un sexto gol, que acabaría llegando en el descuento en las botas de Di María, al sorprender con un tiro raso y colocado a un Carlos Kameni que se vio dubitativo en más de una ocasión.

Fin de un partido en el que no todo le salió a pedir de boca al conjunto blanco al perder a Özil por lesión en la recta final del choque. El alemán fue retirado en camilla mientras el Bernabéu lo despidió con una cerrada ovación. Fue uno de los nombres de la noche. Entre él, Cristiano y Modric se encargaron de liderar las ofensivas de un Madrid que consigue sacudirse los fantasmas tras una de las semanas más convulsas en la historia reciente del club.


Ficha técnica

Real Madrid, 6: Diego López; Nacho, Varane, Albiol, Coentrao (Fabinho, m.76); Essien, Xabi Alonso; Özil, Modric (Di María, m.64), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Higuaín, m.67)
Málaga CF, 2: Caballero (Kameni, m.41); Sergio Sánchez, Lugano, Demichelis, Antunes; Camacho; Portillo, Isco, Baptista (Iturra, m.26), Eliseu (Onyewu, m.75); y Santa Cruz

Goles: 1-0, m.2: Albiol; 1-1, m.14: Santa Cruz; 2-1, m.26: Cristiano Ronaldo; 3-1, m.33: Özil; 3-2, m.36: Antunes; 4-2, m.45: Benzema; 5-2, m.63: Modric; 6-2, m.90: Di María
Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Expulsó a Sergio Sánchez con roja directa (m.21) y a Demichelis por doble amarilla (ms.45+1 y 73). Además, amonestó a Santa Cruz (m.25), Lugano (m.74) e Iturra (m.80), del Málaga; y a Cristiano (m.80), del Real Madrid
Incidencias: Partido adelantado de la trigésimo sexta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabeu ante unos 53.000 espectadores. Floja entrada

0
comentarios

Servicios