Menú

Liga

Javier Tebas, presidente de la Liga: "Los jugadores no denuncian los amaños porque temen quedarse sin equipo"

El presidente de la Liga asegura que "hay que cortar la infección" y no descarta descensos de categoría con la temporada iniciada.

0

Javier Tebas Medrano (San José, Costa Rica, 31 de julio de 1962) fue nombrado presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) el pasado 26 de abril y en apenas cuatro meses ha destapado amaños en el fútbol español. A pocas horas para que comience la nueva temporada, atiende a Libertad Digital para responder sobre los desafíos y las numerosas polémicas a los que se enfrenta el fútbol español después de "unas semanas complicadas".

Pregunta: Algo más de tres meses en el cargo y ya ha revolucionado la Liga, ¿cuáles son los objetivos que tiene Javier Tebas al frente de la LFP?

Respuesta: Regenerar aspectos de la Liga. Creo que como dije al principio de mi entrada en el cargo, es importante el tema de los valores, que el vale todo no sea un valor fundamental en el fútbol, de que no vale todo para conseguir los objetivos deportivos. Recientemente, hemos visto el ejemplo de los directivos del Racing de Santander. Pues en ese aspecto, se está luchando contra la corrupción y el amaño. Y no vale todo en los aspectos económicos, hemos establecido un control económico previo que estamos aplicando con firmeza para que en los clubes no valga todo.

¿Cuánto están perjudicando los casos de amaños en la imagen de la Liga?

Lo que perjudica a la imagen de la Liga es que puedan existir partidos amañados, lo que no perjudica es que se denuncie. Aunque solo haya un partido que pueda estar amañado, perjudica muchísimo porque puede engañar a los aficionados, quinielistas, apostantes... Y luego, perjudica muchísimo porque es como una infección, si tú no la estirpas y la eliminas, se extienden a una velocidad rapidísima porque el que es bueno dice "si hacer las cosas mal no tiene su penalización, ¿por qué yo voy a ser bueno e ingenuo?".

¿Por qué hasta ahora no se habían denunciado amaños? ¿Se ha hecho la vista gorda?

Yo creo que más que la vista gorda, lo que no se ha tenido es una estrategia clara sobre como luchar contra este fenómeno. El fenómeno de luchar contra los amaños no solo es de prevención, sino también de denuncia y represión. Se ha querido creer que solo con la prevención se podía resolver, y no es así. Yo creo que hay que ser más firmes con la denuncia y la represión. La denuncia tiene un objetivo, que es reconocer que se tiene un problema, concienciar a la sociedad en general de que eso no se puede hacer y que eso nos lleve, si la sociedad está concienciada, a que no se haga y se denuncie cuando suceda. Si no se ha hecho es porque no se ha dado una estrategia clara y definida para luchar contra ello, ha sido más por un desconocimiento sobre una forma clara de atacar este fenómeno.

¿Cómo se puede reparar el daño causado?

Es uno de los grandes problemas. Yo he dicho, y lo vuelvo a repetir, que el partido Racing-Hércules de la Liga Adelante de la pasada temporada estaba amañado y lo digo con plena seguridad, no tengo la menor duda. Otra cosa, es saber quiénes son los intervinientes. La reparación del daño es un tema que a mí me preocupa mucho porque en un modelo de justicia en un estado de derecho, una de las cuestiones principales no es solo la condena del culpable, sino la reparación del daño causado. Y, claro, en esta lucha con los amaños uno de los problemas en el que no se ha conseguido dar una solución, en ningún contexto en Europa ni en otras ligas, es el de la inmediatez en reparar el daño causado. Por ejemplo, ahora tenemos la noticia de que un equipo de Ucrania ha sido expulsado de las competiciones de la UEFA por amaños. El caso es del año 2008, ¿se ha reparado el daño hecho a los clubes perjudicados en ese momento? Es lo que habría que determinar, yo creo que hay que saber buscar ese modelo de intentar reparar el daño los más rápido posible o, si se conoce el amaño transcurridos los años, habrá que reparar si afecta a la clasificación de aquellos clubes que sufrieron el daño.

Han aparecido nombres de futbolistas, representantes y dirigentes, ¿temen que haya algo más que tratos esporádicos?

Lo que temo es que si no se corta, la infección crece. Y esto puede crecer. Por lo tanto, considero que a lo mejor no es un tema tan esporádico, que el bueno se puede convertir en malo y eso es lo que nos puede estar ocurriendo. De hecho, de la conversación que ha salido del señor Francisco Pernía en el Racing de Santander se deduce que no es algo esporádico.

Precisamente, el señor Pernía pertenece a la Junta Directiva de la RFEF, ¿le preocupa que la Federación no se haya pronunciado sobre los amaños? ¿Esperaba un apoyo público por su parte?

El Comité de Competición sí que se ha pronunciado y, por cierto, con mayor contundencia que nuestro Comité Disciplinario de la Liga. Yo creo que el Comité de Competición de la Federación ha tenido una actuación que, al menos, calificaría de correcta en estos momentos. No en el extremo que yo hubiese deseado, pero correcta y más sólida que la del Comité Disciplinario de la Liga, del que yo hubiese deseado mayor implicación. Lo que echo de menos es que a nivel público hay que pelear mucho más contra esto y una estrategia definida. Las instituciones del fútbol no podemos pasar por la fiscalía y que lo resuelvan los juzgados ordinarios, tenemos que tener claro cuál es el camino. Y el camino es la denuncia, reconocer que hay un grupo minoritario de partidos amañados, como hacen (Joseph) Blatter (presidente de la Fifa) y (Michel) Platini (presidente de la UEFA). Nosotros tenemos nuestra estrategia, nos gustaría compartirla con la Federación, pero si no quiere seguirla, tenemos que continuar con nuestra línea.

Cuando reciben una denuncia sobre un posible amaño, ¿qué pasos siguen?

Primero hacemos una investigación interna. Hemos creado un departamento dedicado al fraude deportivo en varios aspectos pero, sobre todo, centrado en el tema de las apuestas y empezamos a hacer investigaciones previas. Las apuestas de un partido muchas veces nos desvelan la posibilidad de que haya sido amañado, como ha sucedido con el Racing-Hércules y en alguno más que estamos investigando, con la certeza bastante elevada de que ha sido amañado. A partir de ahí, lo ponemos en conocimiento de la Policía, con la cual estamos estableciendo una estrecha colaboración, porque solos sería muy difícil poder resolverlo. Hay que colaborar, no solamente decir "mirad lo que ha pasado aquí". Hay que explicarles qué procedimientos estamos llevando a cabo, cómo se ha podido realizar el trato, quiénes están explicados, cómo se pueden haber repartido los jugadores los premios... Hemos avanzado muchísimo en el conocimiento de cómo funciona el fraude deportivo.

¿Hay muchos casos de confesiones de futbolistas?

Vamos teniendo confesiones, el problema es que a la mayoría de ellos dar el paso definitivo de acudir a la Policía y la Fiscalía les cuesta muchísimo. De hecho, tienen el temor de que si van y lo hacen pues se les ha acabado su carrera en el fútbol. Es un tema muy preocupante, que jugadores que están denunciando a nivel privado estos hechos, cuando les pides que lo hagan en las instituciones instituciones, te contesten con claridad "si yo hago esto, me quedo sin equipo". Es una reflexión que habría que hacer. Debería ser todo lo contrario, un jugador que defiende el juego limpio tendría que encontrar equipo. Esto me preocupa porque conlleva que algo hemos estado haciendo muy mal en las últimas temporadas.

¿El arrepentimiento les exime de la culpa?

Hay un tema que hay que explicar a los jugadores. El hecho de no participar en un amaño pero conocerlo y no denunciarlo es encubrirlo. Están participando de una forma menor, pero están participando igual. Pero en cualquier procedimiento sancionador, el arrepentimiento o colaboración tiene su rebaja en la pena y, a veces, su exoneración total de la pena.

¿Han pedido la colaboración de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE)?

Hemos hablado con ellos, hemos tenido conversaciones y yo creo que colaboran. Pero deberían y podrían colaborar muchísimo más.

¿Teme que el dopaje también se convierta en un problema?¿ Se realizarán controles de sangre como en otros deportes?

La Agencia Nacional Antidopaje ya se ha puesto en marcha con ello y va a haber controles. En cualquier negocio donde hay muchos intereses económicos, siempre hay un sector que quiere busca la trampa y en el fútbol también lo puede haber. Si ha habido corrupción en la política y en el mundo financiero por qué no va a haber problemas con el dopaje en el fútbol. Es un problema muy minoritario que, hasta la fecha, no hemos detectado. Pero eso no quiere decir que no realicemos los controles correspondientes.

Otro de los temas polémicos es el de los derechos de televisión ¿Por qué no se ha dado en España un reparto de los derechos como en Inglaterra o Alemania?

En España, en primer lugar, la venta es individual. En Alemania e Inglaterra venden las ligas, por lo tanto, hoy en España quien establece los precios del fútbol son los operadores de televisión, no la Liga. No obstante, en 35 clubes hemos acordado un sistema de reparto para pasar de un reparto proporcional de 1 a 13, que había en 2010, a estar ahora en 1 a 6,5 y vamos camino al 1 a 4,5 en la proporción del reparto del dinero de los derechos televisivos entre los clubes. Pero no nos olvidemos de un detalle, el reparto de los derechos de televisión no trae ligas más competitivas y no olvidemos que hay que hacer repartos justos y los igualitarios no tienen que ser los más justos. Si hay que hacer un reparto para que haya más competitividad en la Liga, pues yo propondría que fuese al revés, que el Rayo cobre 140 millones, el Valladolid otros 140 y el Real Madrid y el Barcelona cobren cero. Sería mucho más competitiva, todos tendrían más posibilidades, pero no sería la más justa.

Pero, ¿no se ha devaluado la Liga con solo dos candidatos al título?

A mí preocuparía muchisimo que en el campeonato nacional de Liga no compitiesen por el título el Real Madrid y el FC Barcelona, si fuesen otros clubes constantemente. Nuestros grandes clubes son grandes clubes porque lo son en el mundo, no solo en España. ¿Tenemos que renunciar a que Real Madrid y Barcelona no sean tan importantes en el mundo para que nuestro campeonato nacional sea más competitivo? A veces, es lo que entiendo con lo que se me propone. Lo que habrá que hacer es trabajar para que los otros clubes crezcan y puedan ser alternativas. No solo hay una competición por el campeonato, la Liga la componen 20 clubes y hay doce o trece que compiten por mantener la categoría y eso es así desde hace 25 años. A veces, los medios de comunicación y algunos aficionados solo piensan en la lucha por el campeonato y no piensan que hay otras competiciones dentro de la Liga. Para que haya más alternativas, tenemos que trabajar en reducir nuestro endeudamiento, porque los intereses que está costando el pago de la deuda en los clubes es lo que les está haciendo ser menos competitivos. En tres temporadas, si el fútbol español está pagando 120 millones de euros de intereses, quitando Real Madrid y Barcelona, pues tenemos que conseguir que se conviertan en 25 o 30 millones. De esta manera, esos 100 millones de euros de intereses se podrán pagar en fichajes o salarios de jugadores que hagan más competitiva la Liga.

¿El siguiente paso será la venta de derechos centralizada?

Se va en camino de eso, hacia la venta centralizada. Yo creo que será en la temporada 2015-2016 o 2016-2017, pero una cosa es la venta centralizada y otra es el reparto. En ese tema, vamos en un camino con un consenso muy mayoritario al reparto 1 a 4,5, que yo creo que es lo más justo.

¿Cómo ha sido posible un endeudamiento tan grande de los clubes?

Es una pregunta que llevaría mucho tiempo. Pero fundamentalmente, yo creo que tenemos un problema estructural en la competición, que estamos resolviendo. Cuando un club deja de estar varios años en Champions League o cuando cae de la Liga BBVA a la Liga Adelante, se produce una disminución de tal nivel en sus ingresos que hace muy difícil que se pueda recuperar. Por ejemplo, de la Liga BBVA a la Liga Adelante ingresas del orden de ocho veces menos. Tienes que mantener normalmente tu misma estructura salarial, tu misma estructura de personal no deportivo y eso no se puede cambiar en una temporada y, por eso, se genera un déficit muy importante. La consecuencia es que se han gestionado muchos clubes con el miedo al descenso o el miedo a no estar en Europa. Por tanto, se han hecho presupuesto deficitarios. Estamos en camino de resolver esto con las ayudas para los clubes que dejan de jugar en estas competiciones.

¿El modelo pasa por vender los derechos a operadores de televisión extranjeros?

Los derechos de televisión valen lo que valen, ya sean operadores nacionales o extranjeros y el objetivo es intentar nuestro crecimiento en derechos audiovisuales. Cuando se nos compara con otras ligas, hay que saber que vamos en coches diferentes. Por ejemplo, en la Premier League cuentan con 10 millones de abonados a la televisión de pago. En España, son tres millones y medio. Cada fin de semana, hay siete millones mas de personas que pagan por ver el fútbol en Inglaterra, eso es mucho dinero. Por eso, la Premier tiene muchos más ingresos en derechos audiovisuales que nosotros. Habrá que intentar hacer crecer nuestro modelo. Somos la mejor liga del Mundo a nivel internacional, hay que lograr que no solo haya dos clubes como marcas consolidadas fuera de España.

¿Cuánto se tardará hasta tener una Liga completamente saneada?

Totalmente saneada es un proceso largo de ocho o nueve temporadas. Pero a corto plazo, para que económicamente se pueda ser más competitivos, unas tres o cuatro temporadas. Ahora nos tenemos que acostumbrar a que vamos a vender jugadores porque reducir la deuda se va a hacer vendiendo activos. Ahí tenemos el ejemplo del Sevilla, que ha vendido por casi cien millones de euros. Es el ejemplo máximo de cuál es el camino a seguir. Tenemos que tener paciencia, los aficionados se tienen que dar cuenta de que la deuda no se reduce en una temporada.

Uno de los clubes que siempre han presumido de no gastar más de lo que ingresan es el Alcorcón, ¿cómo es posible que a cuatro días del comienzo de la competición no supiese en qué categoría iba a jugar?

Se detecta el problema de la transformación en el mes de junio y se comunica al Consejo Superior de Deportes (CSD). Se nos entregan los documentos a finales de julio y había que hacer una auditoría, porque con los documentos no era suficiente para tomar ningún tipo de decisión. El mismo 3 de agosto empezó la auditoría. Terminó hace una semana, se trasladó a los clubes y nos reunimos. Se ha hecho en el menor tiempo posible. Es un tema complicado, hay que estudiarlo bien para decidir. Lo que se ha decidido es que se ha inscrito al Alcorcón, pero tiene un expediente disciplinario abierto y puede ser descendido en cualquier momento. No es que haya terminado el problema del Alcorcón, hay unas irregularidades que no afectan en la inscripción pero si lo pueden hacer en su devenir en la competición profesional.

Se le ha acusado de anunciar el descenso de equipos que finalmente no lo han hecho.

Sólo digo que puede que el Alcorcón descienda debido a las irregularidades que presenta. Se ha dicho que yo he descendido a muchos equipos, pero sólo he actuado con transparencia. Hay varios clubes con expedientes disciplinarios abiertos y esos expedientes pueden conllevar sanciones o no . Creo que es correcto que los aficionados de esos equipos conozcan que su club puede tener problemas

Ha nombrado a los aficionados, ¿preocupa la reducción de la afluencia a los estadios?

De tanto decirlo, una mentira se ha convertido en verdad. Los datos objetivos de las entradas en los estadios han dado una disminución de un 2,4% en la afluencia de los aficionados ¿Qué sector de teatro, cine, prensa o radio ha perdido solo un 2,4% de su audiencia? Yo lo que leo es que todos están por encima en pérdidas de consumidores que, en algunos casos, llegan al 30%. Hemos perdido un 2,4%. Es una pérdida, el inicio de una preocupación, e intentaremos que no baje más. Los clubes han bajado muchísimo los precios de los abonos y ya anticipo que a final de la temporada que viene vamos a tener más bajadas. Pero es por consecuencia de la crisis, no de si el fútbol es más o menos atractivo. Ahora estamos intentando contener esta caída y, por lo que estoy viendo en el número de abonados de los equipos, estamos contentos porque no estamos teniendo una caída muy elevada, creo que vamos a mantenernos en las mismas cifras.

¿Se van a llevar nuevas medidas para volver a llenar los campos, para devolverle el protagonismo al aficionado?

Es un aspecto más individual de cada club y creo que están siendo totalmente imaginativos en eso. Las campañas de abonados que he podido ver son todas muy colaboradoras con temas familiares, con parados, con jubilados... Creo que se está trabajando mucho en ello. La alternativa sería que no hubiese crisis en este país. La crisis, por desgracia o por suerte, no depende de las decisiones de los dirigentes del fútbol. Lo que tenemos que hacer es que sus efectos nos afecten lo menos posible.

0
comentarios

Servicios