Menú

Liga

El Atlético vuelve a ganar al Real Madrid en el derbi del Bernabéu

Un solitario gol de Diego Costa ha dado la victoria a los colchoneros, que siguen sin ceder un solo punto. Diego López ha sido el mejor de los suyos.

0
Un solitario gol de Diego Costa ha dado la victoria a los colchoneros, que siguen sin ceder un solo punto. Diego López ha sido el mejor de los suyos.
Diego Costa celebra (i) su gol junto a Filipe Luis y Koke. | Cordon Press

No hubo color. O sí. Mejor dicho, hubo dos: el rojo y el blanco. Como hace cuatro meses y medio en la final de la Copa del Rey en este mismo escenario del Santiago Bernabéu, el derbi madrileño ha vuelto a ser para el Atlético, que ha dado una lección de fútbol (0-1) a un Real Madrid que sigue sin saber a lo que juega. El conjunto de Diego Simeone está de dulce: no falla en este inicio de campeonato y, junto con el Barcelona, es el único equipo de la Liga que lleva un pleno de siete triunfos.

Los blancos, por contra, se han ahogado en un mar de dudas. Carlo Ancelotti no da aún con la tecla y su desnortado conjunto, que venía de ganar de aquella manera en Elche, con un polémico arbitraje de Muñiz Fernández, es ahora mismo un cúmulo de grandísimos futbolistas, pero dista mucho de ser un equipo. Después del empate en Villarreal y la derrota de esta noche en casa, los blancos están ya a cinco puntos de Atlético y Barcelona cuando sólo se han disputado siete jornadas.

Ante un Bernabéu a rebosar, lleno hasta la bandera, Ancelotti sorprendió con su alineación, sacando de inicio a Illarramendi y Khedira juntos en el medio centro, dejando en el banquillo a Modric junto a Gareth Bale. El croata y el galés, excompañeros en el Tottenham, salieron al comienzo de la segunda parte y el Madrid mejoró algo. Pero no lo suficiente para inquietar realmente a un Atlético que estuvo siempre francamente bien plantado sobre el césped y con las ideas muy claras. Simeone, que ha demostrado tenerle muy tomada la medida al Madrid -repaso táctico en toda regla del Cholo a Carletto-, llegaba a este derbi con la única baja de Mario Suárez, lesionado ante Osasuna. El puesto del futbolista madrileño lo cubrió Tiago. Y francamente bien, destacándose como uno de los mejores de la noche.

Diego Costa volvió loca a la defensa

Después de un inicio un tanto frío, no tardó el Atlético en asestar el primer golpe para empezar a demostrar que llegaba al coliseo de La Castellana dispuesto a todo. Sólo se habían cumplido once minutos cuando Koke se aprovechó de un error de Di María para dar un gran pase interior a Diego Costa. Y el brasileño, en estado de gracia, que no para de reclamar un hueco en la selección española -parece que en la de su país de origen, Scolari no cuenta con él-, no falló en el mano a mano con Diego López. Ocho goles en siete partidos lleva ya el futbolista de Lagarto, empatado en el pichichi con Leo Messi.

Lejos de reaccionar, el Madrid se vio superado por los acontecimientos y, aunque tenía la pelota, su juego era muy lento y previsible. Nunca supo cómo plantar cara a un Atlético muy cómodo, que esperaba dar la puntilla en algún contragolpe o a balón parado, amparándose en la calidad de Koke Resurrección. Y es que el fino jugador de la cantera, que tiene un guante en la bota, creó muchísimo peligro con los centros que puso en el área. En uno de ellos, a la salida de un córner, Tiago se aprovechó de la debilidad defensiva de los locales para presentarse solo en el área pequeña. Sin embargo, el portugués perdonó lo que podría haber sido la sentencia al mandar la pelota por encima del larguero con su cabezazo.

El Madrid tuvo una buena ocasión para empatar con un remate de cabeza de Benzema, a centro de Di María, pero Courtois estuvo atento para desviarlo. Ante la inoperancia de Cristiano Ronaldo, a quien no le salió nada esta noche, y la nula presencia de Karim e Isco, fue el Fideo quien trató de llevar la voz cantante en el ataque blanco en la primera mitad. Pero los jugadores colchoneros, bien posicionados, brillantes en todas sus líneas y generosos en el esfuerzo, apenas sufrían para cortar las jugadas del equipo local. De hecho, lo que bien pudo llegar antes del descanso fue el 0-2. Pero volvió a aparecer Diego López para salvar los muebles. Una vez más. Y en esta ocasión por partida doble, primero desviando un testarazo de Tiago y, luego, atento al rechace de Diego Costa.

Ligera mejoría blanca

Ancelotti movió ficha tras el descanso, metiendo en el campo a Bale y Modric por Di María e Illarramendi -al guipuzcoano le quedó muy grande este traje, el de fabricar el juego del Madrid-, y el equipo mejoró. Pero sólo un poco. Porque seguía sin hacer daño a un Atlético que, por contra, sí daba la sensación de poder matar el partido en algún contragolpe. Desaparecido Villa en combate, fue Diego Costa quien se erigió en el azote de toda la defensa blanca, a la que volvió completamente loca. El brasileño tuvo dos buenas oportunidades para aumentar su cuenta particular, pero en una se topó con Pepe, que taponó su disparo cuando se preparaba para fusilar a su tocayo en el segundo palo, y en otra con la nueva intervención providencial del meta lucense.

Cristiano estuvo negado, pero aún así tuvo su oportunidad. Fue mediada la segunda parte, cuando un remate suyo lo salvó como pudo Courtois. Y quien también lo intentó fue Bale. El galés trató de abusar de su velocidad por la banda derecha, pero se vio frenado casi siempre por Filipe Luis.

Empezaba a sonar la música de viento en el Bernabéu, y los pitos se hicieron aún más fuertes cuando Ancelotti sacrificó la calidad (hoy poco vistosa) de Isco para meter en el campo a Morata. No obstante, el joven delantero estuvo muy activo y tuvo dos buenas oportunidades para haber logrado el empate, entre ellas un remate de chilena bien atajado por Courtois.

Pero más claras fueron las ocasiones que dispuso el Atlético de Madrid en la recta final del encuentro: un remate desde la frontal de Tiago que salió desviado por muy poco y, sobre todo, un disparo de Koke que se estrelló en el larguero tras haber regateado a Coentrao dentro del área. Los dos mediocentros rojiblancos fueron, junto a Diego Costa, de lo mejor de un partido en el que hubo un solo dominador pese a los tímidos intentos del Madrid de llevarse algo positivo.

Después del triunfo en la final de Copa y el de esta noche en Liga, el Atlético quiere romper con la historia, la de tres lustros que indicaban absoluta superioridad madridista en los derbis. Catorce años llevaban sin ganar los rojiblancos a su vecino de la capital en Liga -la última vez había sido el 30 de octubre de 1999, por 1-3 con dos goles de Hasselbaink y otro de José Mari-, y ahora lo han conseguido.


Ficha técnica

Real Madrid, 0: Diego López; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Khedira, Illarramendi (Modric, m.46); Di María (Bale, m.46), Isco (Morata, m.73), Cristiano Ronaldo; y Benzema
Atlético de Madrid, 1: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis; Tiago, Gabi, Arda Turan (Cebolla Rodríguez, m.89), Koke; Diego Costa (Baptistao, m.85); y Villa (Raúl García, m.87)

Gol: 0-1, m.11: Diego Costa
Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Tiago (m.14), Arda Turan (m.38), Koke (m.42), Diego Costa (m.48), Filipe (m.61), del Atlético; y a Coentrao (m.39), Ramos (m.67), Arbeloa (m.77) y Pepe (m.80), del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 79.845 espectadores

0
comentarios

Servicios