Menú

Liga

Cristiano Ronaldo comanda la goleada del Real Madrid ante el Sevilla

El luso respondió a Blatter con un triplete. Bale y Benzema, con sendos dobletes, se sumaron a la fiesta ante un rival que acabó con diez.

0
El luso respondió a Blatter con un triplete. Bale y Benzema, con sendos dobletes, se sumaron a la fiesta ante un rival que acabó con diez.
Cristiano (d) celebra en plan comandante su primer gol al Sevilla. | Cordon Press

¡Qué locura! ¡Qué bendita locura! A cualquiera que se le diga que un partido de Liga, por mucho que sea en el Bernabéu -allí siempre se ven goles-, ha acabado en 7-3, nos tomaría por locos. Pero no, no es una broma. El estadio madridista ha vivido una de sus noches más chifladas en un partido que tuvo prácticamente de todo, con un marcador propio de los partidos de los años 50. Y en medio del caos reinó el de siempre: Cristiano Ronaldo. Fue Bale quien marcó los dos primeros tantos de la noche, pero el protagonista acabaría siendo el comandante portugués, que con su triplete ha respondido en el campo a las mofas de Joseph Blatter.

Karim Benzema fue otro de los que brilló con un doblete que premió su partidazo y le permitía acabar a lo grande con su sequía, mientras que Rakitic, por el bando sevillista, también firmó dos tantos, que pudieron ser tres si no hubiera mandado a las nubes un inexistente penalti de Cristiano al quitarle limpiamente la pelota a Jairo fuera del área.

Fue éste uno de los tantos despropósitos de Teixeira Vitienes, que se inventó otros dos penaltis en la primera parte, uno por cada bando: primero el colegiado cántabro indicó el punto de los once metros tras un derribo a Isco fuera del área y luego benefició al Sevilla con una inexistente falta de Sergio Ramos a Figueiras castigada por el trencilla. Sí acertó en cambio Teixeira al expulsar a M'Bia, a quien mostró la segunda amarilla a los 75 minutos por un manotazo en el rostro a Modric.

Otro protagonista de esta loca noche, en la que los delanteros se impusieron a las blandas defensas, fue Xabi Alonso al jugar la última media hora, regresando a los terrenos de juego cinco meses y medio después de su último partido -la última final de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid-.

Locura de principio a fin

La bendita locura en el Bernabéu comenzó con Isco poniendo la fantasía -fue de más a menos el malagueño-, pero con un Sevilla sin amilanarse, con Jairo dando la réplica. Entonces surgió Gareth Bale. El galés protagonizó una media hora fulgurante, disputando sus mejores minutos con la camiseta blanca. Benzema habilitó al hombre de los 91 millones de euros, que definió con mucha clase ante Beto (m.13), y luego el galés amplió la ventaja con un lanzamiento de falta que tocó en la barrera y acabó por despistar al meta portugués del cuadro visitante.

Cristiano hizo el tercero a la media hora, convirtiendo el inexistente penalti sobre Isco y dedicando el gol a Blatter con un saludo militar. El comandante CR7 daba tranquilidad al Bernabéu, que se las prometía felices, preparándose para vivir una plácida victoria después de la derrota en el clásico del pasado sábado en el Camp Nou (2-1) y, de paso, impidiendo que el Barça tomase más ventaja en la clasificación.

Pero nada más lejos de la realidad, pues el Sevilla se encargó de dar emoción a la contienda con dos goles en sólo dos minutos: en el 38, Rakitic convirtió otro de los penaltis que no fue -inexistente falta de Ramos a Figueiras dentro del área-; y en el 40, Vitolo le hizo la trece-catorce a Arbeloa -pitos para el salmantino por parte de su propia afición que luego fueron cambiados por aplausos- y le sirvió un balón franco al colombiano Bacca, que no perdonó ante Diego López. De la placidez a la zozobra en apenas 120 segundos. Porque, mientras el ataque blanco brillaba, la defensa local hacía aguas por casi todos lados.

Xabi vuelve cinco meses después

Lejos de calmarse los ánimos, el guión del encuentro siguió por los mismos derroteros tras el descanso. El Sevilla dispuso de una clarísima ocasión para firmar el empate, aunque Diego López se lució ante Jairo. Una vez más, el meta gallego salvando los muebles para el Madrid. Y de lo que pudo ser el 3-3 se pasó al 4-2 en un santiamén. Un tanto con la firma de Benzema, uno de los mejores de la noche junto a Cristiano, al resolver con sangre fría dentro del área. Pocos minutos después, en el 59, Ronaldo lograría el segundo en su cuenta particular -el quinto del equipo que permitiría poner tierra de por medio- tras una gran jugada de Bale por la derecha. Fue el ex del Tottenham otro de los que se gustó en esta bendita locura.

El marcador del Bernabéu reflejaba un 5-2 a la hora de partido, pero aún nos iba a deparar más goles la noche. Volvió a acortar distancias Rakitic con un golazo espectacular y Kevin Gameiro también quiso su trozo del pastel con una ocasión desbaratada por Diego López. Para entonces ya estaba en el campo Xabi Alonso, a quien el madridismo espera como agua de mayo, confiando en que sea el que acabe con los males que acucian al equipo en el centro del campo.

Aún hubo más: Cristiano hizo su hat-trick, Rakitic lo tuvo en sus botas pero falló una pena máxima al mandar la pelota a las nubes, Teixeira expulsó a M'Bia por doble amonestación y Benzema, con casi un cuarto de hora por delante, firmó el definitivo 7-3 con un espectacular remate de cabeza a centro de Marcelo. Por si fuera poco, Bale se lanzó a la piscina al tirarse dentro del área sin que nadie lo tocara: el colegiado sí acertó en esta ocasión al no pitar nada.

Quería el madridismo un octavo gol de los suyos, que pudo llegar en el descuento al desviar Beto un gran lanzamiento de falta a cargo de Sergio Ramos. Finalmente el 8-3 no subió el marcador, pero ya podemos darnos los aficionados al fútbol con un canto en los dientes porque diez goles no se ven todos los días. Un anárquico y loco partido para disfrutar pero que, desde luego, no servirá como ejemplo de disciplina y orden táctico. ¡Que viva la fiesta y que nos quiten lo bailao!


Ficha técnica

Real Madrid, 7: Diego López; Arbeloa, Varane, Ramos, Marcelo; Illarramendi (Xabi Alonso, m.64), Khedira (Di María, m.82); Bale, Isco (Modric, m.71), Cristiano Ronaldo; y Benzema
Sevilla, 3: Beto; Figueiras, Pareja, Carriço, Fernando Navarro; M'Bia, Rakitic; Jairo (Perotti, m.62), Vitolo (Reyes, m.83), Alberto Moreno; y Bacca (Gameiro, m.62)

Goles: 1-0, m.13: Bale; 2-0, m.27: Bale; 3-0, m.31: Cristiano Ronaldo, de penalti; 3-1, m.38: Rakitic, de penalti; 3-2, m.40: Bacca; 4-2, m.52: Benzema; 5-2, m.59: Cristiano Ronaldo; 5-3, m.63: Rakitic; 6-3, m.71:Cristiano Ronaldo; 7-3, m.79: Benzema
Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (Comité cántabro). Expulsó a Mbia en el minuto 76 por doble amonestación. También enseñó tarjeta amarilla a Alberto Moreno (m.25), del Sevilla; y a Sergio Ramos (m.37), Arbeloa (m.65) y Khedira (m.66), del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 65.000 espectadores

0
comentarios

Servicios