Menú

Liga

El Barça se deja media liga en Anoeta

Los azulgrana completaron uno de sus peores partidos de la temporada y los goles de Song en propia meta, Griezmann y Zurutuza les dejan sin liderato.

0
Los azulgrana completaron uno de sus peores partidos de la temporada y los goles de Song en propia meta, Griezmann y Zurutuza les dejan sin liderato.
Los jugadores de la Real celebran un gol ante el lamento de Piqué. | EFE

Sabía el Barcelona que Anoeta no era el escenario propicio para relajarse, que desde 2007 nunca había conseguido ganar en el feudo donostiarra y, sin embargo, cuajó uno de los peores partidos de la temporada y se dejó media Liga ante la Real Sociedad (3-1), en un choque en el que los azulgrana estuvieron más desconocidos que nunca.

Desdibujados, imprecisos, incapaces de cambiar el rimo y con sus dos estrellas, Neymar y Messi, completamente desaparecidos. Los del Tata Martino completaron un choque, que nunca fueron capaces de controlar y acabaron ahogados por el ímpetu y el trabajo táctico del equipo de Jagoba Arrasate.

Lejos de copiar el planteamiento de la semifinales de la Copa del Rey, de resguardarse atrás, los donostiarras plantearon el choque dando un paso adelante, cortando todas las vías de conexión del Barça y poniendo en práctica una efectiva presión sobre su rival, que convirtió el duelo en un pulso tenso y eléctrico. El Barcelona, con Song como pivote y Busquets jugando en posiciones más adelantadas, apostó por Messi, Neymar y Pedro en el frente de ataque, escoltados por Iniesta. Martino decidió dejar en el banquillo a Xavi, Cesc y Alexis y la apuesta se volvió en su contra.

Comenzaron los azulgrana fieles a su estilo, con la posesión por bandera, pero rescataron esa versión que se ha hecho cada vez más frecuente esta temporada. El equipo tenía el balón, pero el dominio era plano y la falta de profundidad les dejó con una única ocasión de Pedro en la primera media hora. Ese fue el tiempo que tardó la Real Sociedad en detectar que su rival era más vulnerable de lo que parecía, que sus líneas no estaban tan juntas como en otras ocasiones y que sus lagunas defensivas despiertan cada vez más dudas.

El control del Barcelona desapareció proporcionalmente a la aparición de Canales y Zurutuza. Song sufría para sacar el balón jugado y Vela tuvo dos avisos antes de disparar las primeras alarmas en los visitantes. Un córner en corto perfectamente ejecutado por Canales sirvió para que Elustondo, con la ayuda de Song, adelantase a los locales. Sin embargo, solo hizo falta que llegase la primera opción para entrar en juego de Messi para igualar el partido. El gol de la Real despertó al Barça de esa lentitud que había llevado a cabo hasta entonces. Una rápida combinación, con un excelente movimiento de Busquets al dejar pasar el balón, permitió al argentino empatar y dejar abierto el partido antes del descanso.

Expulsión de Martino

Pero el tanto del argentino, lejos de despertar a su equipo, solo fue un espejismo dentro del desierto del juego barcelonista. La segunda mitad comenzó con la desaparición de Martino del banquillo visitante, expulsado por Fernández Borbalán en el descanso. Y si el entrenador desapareció de la zona técnica, su equipo lo hizo del terreno de juego. Lejos de conseguir reconducir la situación, el Barcelona lanzó a sus laterales al ataque y desprotegió su defensa sin un plan de juego claro. Y la tarde de Piqué y Bartra se emborronó frente a los contragolpes de Vela y Griezmann, que andaban a sus anchas ante tantos espacios. Piqué sigue sin encontrar su punto de forma, Bartra volvió a pecar de falta de contundencia y las ayudas del resto del equipo nunca llegaron.

Un saque de Claudio Bravo desató el pánico entre los defensas catalanes. Bartra peinó hacia atrás un balón mal medido, Vela ganó la espalda y cedió el balón a Griezmann para que batiese a Valdés llegando en velocidad. Contra las cuerdas, completamente perdido sobre el campo, el Barça trató de cerrar sus vías de agua pero la Real comenzó a disfrutar y se desató.

Solo tardó cinco minutos en encontrar otro punto ciego para la defensa rival. Griezmann pusó un centro perfecto para la entrada en carrera de Zurutuza, que atravesó el centro de la defensa y se adelantó a Valdés para marcar el tercero. Martino dio entrada a Cesc y Alexis para dar la vuelta a la situación pero, como los desconocidos Messi y Neymar, desaparecieron ante el orden donostiarra y fueron incapaces de reaccionar mientras se dejaban tres puntos vitales para la liga en el siempre complicado feudo de Anoeta.

Ficha técnica

Real Sociedad, 3: Bravo; Zaldua, Mikel, Iñigo Martínez, José Ángel; Bergara, Elustondo (Ros min. 90), Zurutuza, Canales (Ansotegi, min. 83); Vela y Griezmann (Xabi Prieto, min. 73).
Barcelona, 1: Valdés; Montoya (Alexis, min. 73), Piqué, Bartra, Adriano; Busquets, Iniesta, Song (Fabregas, min. 60); Pedro, Messi y Neymar.

Goles: 1-0, min. 32: Song (p.p.). 1-1, min. 35: Messi. 2-1, min. 53: Griezmann. 3-1, in. 58: Zurutuza.
Árbitro: David Borbalán (Andalucía). Expulsó a Gerardo Martino en el túnel de vestuarios tras finalizar la primera parte. Amonestó a José Ángel, Canales, Busquets, Bartra Piqué.
Incidencias: 30.485 espectadores en el estadio de Anoeta. Fuerte pitada al Barcelona tanto en su salida como entrada a vestuarios en el calentamiento, algo inusual en el estadio donostiarra.

0
comentarios