Menú

Liga

El Real Madrid se duerme en los laureles y cae goleado por la Real Sociedad

Los blancos iban ganando por 0-2, pero acabaron siendo goleados. Una vez más, desastrosos defendiendo las jugadas a balón parado.

0
Los blancos iban ganando por 0-2, pero acabaron siendo goleados. Una vez más, desastrosos defendiendo las jugadas a balón parado.
Zurutuza (i) celebra con sus compañeros de la Real Sociedad uno de sus dos goles al Real Madrid. | EFE

Desastre absoluto del Real Madrid en Anoeta. Lejos de despejar las dudas que ha venido transmitiendo desde que comenzó la pretemporada, el pobre juego de los blancos ha generado aún más zozobra entre su afición al caer con merecimiento (4-2) ante una encomiable Real Sociedad, que alivia así sus males tras un mal inicio de curso. Especialmente nefasto se ha mostrado el equipo de Carlo Ancelotti a la hora de defender las acciones a balón parado, uno de sus grandes males desde hace ya mucho tiempo.

Es increíble que los blancos se hayan dejado los tres puntos en San Sebastián a tenor de cómo empezó el partido: a los diez minutos iban ganando por dos goles y bien podrían haberse puesto con 0-4 tras una primera media hora casi perfecta, exhibiéndose como un ciclón en la capital guipuzcoana. Pero los txuri-urdin, todo pundonor, empataron en sólo cinco minutos -los que fueron del 35 al 40- y en la segunda parte acabaron pasando por encima de su rival para firmar una merecida remontada ante un rival sin ideas, que deambuló por esa alfombra que es el césped de Anoeta como alma en pena.

El conjunto de Ancelotti, sin Cristiano Ronaldo, pero con James Rodríguez e Isco en el once titular, asestó dos auténticos mazazos en diez minutos. Sergio Ramos, que empezó como un tiro, sorprendió a Zubikarai a los cinco minutos con un cabezazo sublime en el primer palo tras un córner botado por Kroos. Un gol que recordó al que Benzema le hizo al Córdoba, tras un servicio desde la esquina del alemán.

El sevillano pudo hacer el segundo poco después, al estrellar un balón en el palo en un lanzamiento de falta, y a los pocos segundos apareció Gareth Bale, fusilando al meta local tras hacerle un caño espectacular a Elustondo dentro del área.

La Real estaba muy nerviosa y daba todas las facilidades del mundo a un Madrid que se estaba paseando en Anoeta. Marcelo, Benzema y de nuevo Ramos pudieron aumentar la ventaja visitante. El marcador seguía 0-2, aunque el partido perfectamente podía ir 0-4. Pero de lo que pudo ser la goleada visitante se pasó al empate en un visto y no visto. Para ser más exactos, en cinco minutos: Íñigo Martínez aprovechó la pésima defensa visitante a la salida de un córner y, tras peinar Agirretxe de cabeza en el primer palo, batió a Casillas sin oposición en el otro poste. Corría el minuto 35. Y en el 40, Zurutuza cabeceó a las mallas un preciso centro de De la Bella desde la izquierda.

El Madrid no daba crédito al verse empatado en dos jugadas y acusó el mazazo a la vuelta de vestuarios. Porque cambiaron considerablemente las tornas en Anoeta y fue la Real Sociedad la que salió decidida a por el gol en la segunda parte. Chory Castro y Agirretxe tuvieron el 3-2, aunque Casillas y Ramos se cruzaron en sus caminos, respectivamente, para que el empate siguiera en el marcador.

Jagoba Arrasate, que empezaba a caminar en el alambre, hizo dos cambios atrevidos, dando entrada a Canales y el siempre peligroso Carlos Vela en sustitución precisamente de Chory y Agirretxe. Y la apuesta le salió bien porque la Real pasó a controlar el partido, además de jugar con más fluidez de centro del campo para arriba, destrozando a un Madrid que hacía aguas por todos lados.

Rápidamente llegó el tercero de la Real. De nuevo Zurutuza batió a Casillas al culminar una bonita jugada entre Canales y Xabi Prieto, quien dio un medido pase desde la derecha tras apurar la línea de fondo. El Madrid estaba roto y, lejos de ir a por el empate, acabaría encajando un cuarto tanto, obra de Carlos Vela tras rematar a la media vuelta un saque desde la esquina. Otra jugada a balón parado que acabó con un gol en contra. Los jugadores blancos pidieron una posible mano del mexicano a la hora de controlar la pelota, aunque lo cierto es que lo hizo con el pecho.

Con el joven De Tomás como único delantero en el banquillo, Ancelotti optó por sacar a Khedira para que fuera el revulsivo de un equipo en el que sólo Isco -el mejor visitante en la segunda parte- trató de dar el do de pecho. Y, aunque el alemán no es un nueve, sí dio algo más de presencia al ataque blanco. El propio Sami, que hasta hace una semana estaba más fuera que dentro del Madrid, pudo acortar distancias con un testarazo que salió alto, mientras que Benzema estrelló un balón en el palo a la media vuelta, en la última acción del partido. Muy lejos aún el francés de su mejor nivel.

Fue el certificado de defunción de un Madrid que, mientras sigue sondeando el mercado en busca de un nueve (Chicharito Hernández parece estar al caer), sigue transmitiendo muchas dudas sobre el terreno de juego, con lo del asunto del balón parado adquiriendo tintes tragicómicos. Seguro que este parón por los compromisos internacionales les vendrá bien a Ancelotti y los suyos. Mucho tendrá que reflexionar y, sobre todo, trabajar el Madrid porque dentro de dos semanas viene un nuevo derbi contra el Atlético en el Bernabéu. Veremos entonces...


Ficha técnica

Real Sociedad, 4: Zubikarai; Zaldúa, Elustondo, Íñigo Martínez, De la Bella; Bergara, Granero, Zurutuza; Xabi Prieto (Mikel González, m.82), Chory Castro (Canales, m.58); y Agirretxe (Vela, m.58)
Real Madrid, 2: Casillas; Carvajal (Arbeloa, m.76), Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric (Khedira, m.75), James, Isco; Bale y Benzema

Árbitro: Martínez Munuera (Comité valenciano). Amonestó a Granero (m.17), de la Real Sociedad; y a Carvajal (m.36) e Isco (m.81), del Real Madrid
Goles: 0-1, m.5: Sergio Ramos; 0-2, m.10: Bale; 1-2, m.35: Íñigo Martínez; 2-2, m.40: Zurutuza; 3-2, m.65: Zurutuza; 4-2, m.75: Vela
Incidencias: Partido de la segunda jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de Anoeta ante unos 28.000 espectadores. Fuerte pitada a los jugadores de la Real Sociedad cuando salieron a calentar, tras quedar apeado el equipo en la previa de la Europa League. 151.000 euros de recaudación

0
comentarios

Servicios