Menú

Liga

El Real Madrid pasa por encima de un apagado Athletic

El Madrid, con un hat-trick del luso y un doblete del francés, supera en la tabla al Atlético y sigue a la caza de Barcelona, Valencia y Sevilla.

0
El Madrid, con un hat-trick del luso y un doblete del francés, supera en la tabla al Atlético y sigue a la caza de Barcelona, Valencia y Sevilla.
Cristiano (c) celebra con Marcelo (i) y James su primer gol al Athletic. | EFE

Plácida noche para el Real Madrid, que ha pasado por encima (5-0) de un indolente Athletic de Bilbao que apenas inquietó la portería de Iker Casillas. Tras la derrota en el derbi ante el Atlético, todo son triunfos para el conjunto de Carlo Ancelotti, que poco a poco ha ido remontando posiciones en la tabla para colocarse cuarto antes del parón liguero, tras Barcelona, Valencia y Sevilla –los dos primeros aún no conocen la derrota tras siete jornadas–. Los leones, por su parte, se hunden en puestos de descenso. Con el agua al cuello en la Champions y desahuciado en Liga, mal pinta el panorama para el cuadro de Ernesto Valverde.

Tras el triunfo en Bulgaria ante el Ludogorets, Ancelotti alineó su once de gala con la vuelta de Pepe al centro de la defensa. James jugó en el mediocampo junto a Modric y Kroos tras la intocable BBC. Y el colombiano acabaría rayando a buen nivel. Benzema, el desatascador en Sofía, regresaba al equipo titular después de que un errático Chicharito ocupara su puesto en el nueve. También fue de la partida Cristiano, que había sido duda hasta el último momento por un golpe en el tendón de Aquiles. En las filas rojiblancas la gran novedad fue Guillermo Fernández, que entró en el once por la lesión de Aritz Aduriz,

Arranque eléctrico del Madrid

El Madrid empezó como un auténtico tiro y a los dos minutos ya iba ganando. Carvajal se animó con una subida por la banda derecha y Bale la cazó en un rechace para centrar desde el pico del área hacia el segundo palo. Allí apareció Cristiano para rematar de cabeza y batir a un Gorka Iraizoz que tal vez pudo hacer más.

Medio camino hecho para un Madrid que jugaba muy cómodo ante la tímida presión del Athletic. Los blancos se dedicaron a tener la pelota para controlar la situación. Los leones, más bien convertidos en candorosos gatitos, daban muchas facilidades al campeón de Europa, que pudo haber matado rápidamente el partido aunque no lo hizo hasta los últimos minutos de la primera parte. Mikel Rico, el canalizador del juego del Athletic, se mostraba duro pero muy fallón en el pase. Cristiano volvió a poner a prueba a Gorka, pero esta vez el portero del Athletic respondió bien,

El partido entró en una fase de interrupciones y, al cuarto de hora, Beñat y Carvajal sufrieron un duro choque en el que la peor parte fue para el jugador visitante, que tuvo que jugar el resto de la primera mitad con un aparatoso vendaje en la cabeza. Benzema pudo marcar el segundo sólo un par de minutos después, aunque no llegó a rematar por muy poco un centro raso desde la derecha de Bale. Ante la falta de juego, el Athletic se dedicó a cortar las jugadas del Madrid con numerosas faltas.

Una vez más, el conjunto de Ancelotti concedía muchos saques de esquina, y ya se sabe lo que sufre este equipo cuando tiene que defender a balón parado. Faltaba, cómo no, la parada de Iker Casillas, que en el ecuador de la primera parte se lució para desviar una preciosa volea de Iker Muniain desde la frontal. El Madrid pudo hacer el segundo antes de la media hora después de que Ramos, en una buena posición, mandase a las nubes un centro de Pepe. El internacional portugués, todo un seguro de vida atrás, también aportó su granito de arena en el fulgurante ataque blanco.

Benzema recupera el olfato goleador

Cristiano y Bale pudieron ampliar la ventaja blanca poco después, aunque finalmente fue Benzema quien hizo el 2-0 a cuatro minutos del descanso, batiendo a Gorka con un potente testarazo tras un saque desde la esquina a cargo de Modric.

Los deberes hechos para una segunda mitad que arrancó con un cambio en cada equipo: en el Madrid entró Varane por un Sergio Ramos que acabó con molestias en el sóleo de la pierna derecha, mientras que en el Athletic lo hizo Ibai Gómez por Beñat. Lo cierto es que la aparición del 11 rojiblanco dio algo más de mordiente al conjunto del Bocho, pero nunca sin hacer peligrar el triunfo blanco.

De hecho, Cristiano firmó el tercero –segundo de su cuenta particular– al comienzo del segundo acto al rematar a placer un centro desde la derecha de Bale.

Estaba más cerca el 4-0 que el 3-1, después de que el propio jugador galés mandara la pelota fuera tras un taconazo de lujo de James dentro del área –el colombiano está yendo a más después de un dubitativo inicio de temporada–, aunque también el Athletic pudo haber acortado distancias con un cabezazo en el segundo palo de Ibai, tras centro de Susaeta, salvado providencialmente por Casillas.

Cristiano, incontestable pichichi de la Liga con 13 tantos (suma los mismos que Messi y Neymar juntos), se gustaba cada vez más, tratando de conseguir el hat-trick, mientras que Bale también buscaba su gol. El crack de Cardiff la tuvo en dos ocasiones: primero con un zambombazo ante el que respondió bien Gorka y luego con un cabezazo, que sí encontró portería, aunque el gol quedó invalidado por un claro fuera de juego.

Cristiano y Benzema querían más

Estaba claro que el cuarto iba a llegar. Y llegó. Mediado el segundo tiempo. Modric, que hizo un gran partido, filtró un medido pase para Cristiano y, cuando parecía que el luso se preparaba para fusilar a Iraizoz, optó por regalarle el gol a Benzema, que marcó a placer. Un doblete para cada uno y todos contentos.

Luego lo intentó el propio mediocentro croata con un disparo desde la frontal que Iraizoz atrapó en dos tiempos. Ancelotti, con la Grada 93 coreando su nombre, aprovechó la recta final del partido para dar minutos a Illarramendi e Isco –el mejor del Madrid en Bulgaria–, que entraron al campo en lugar de Kroos y Benzema. Ovación de gala para el alemán y el francés en una noche de fiesta. Otra más en un Bernabéu, donde la contienda se cerró con el hat-trick de Cristiano, batiendo esta vez a Gorka de rebote y casi sin querer,

Si el Athletic quería recuperarse de un nefasto comienzo de temporada, estaba claro que ésta no iba a ser la mejor plaza. El Madrid fue muy superior a su indolente adversario, al que tranquilamente pudo haberle endosado siete u ocho goles. Una vez más, Ronaldo volvió a ser una auténtica pesadilla para el rival. El portugués ha empezado la temporada como un cohete y, de nuevo, va camino de destrozar récords.


Ficha técnica

Real Madrid, 5: Casillas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos (Varane, m.46), Marcelo; Kroos (Illarramendi, m.74), Modric, James; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Isco, m.80)
Athletic Club, 0: Iraizoz; De Marcos, Gurpegui, Laporte, Balenziaga; Iturraspe, Mikel Rico, Beñat (Ibai, m.46); Susaeta (Unai López, m.62), Muniain (Etxeita, m.74); y Guillermo

Goles: 1-0, m.2: Cristiano Ronaldo; 2-0, m.40: Benzema; 3-0, m.54: Cristiano Ronaldo; 4-0, m.68: Benzema; 5-0, m.88: Cristiano Ronaldo
Árbitro: Hernández Hernández (Comité de Las Palmas) Mostró tarjeta amarilla a De Marcos (m.25) y Balenziaga (m.35), del Athletic; y a Sergio Ramos (m.28), del Real Madrid
Incidencias: Partido de la séptima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabeu ante 77.987 aficionados

0
comentarios

Servicios