Menú

Liga

Luis Enrique quiso sustituir a Messi pero el argentino se negó

Luis Enrique, su entrenador, llamó al jugador argentino en el minuto 76 para pedirle que se cambiara, pero éste prefirió continuar en el campo.

Luis Enrique, su entrenador, llamó al jugador argentino en el minuto 76 para pedirle que se cambiara, pero éste prefirió continuar en el campo.
Messi, durante el partido ante el Eibar. | EFE

Está claro que todo futbolista -menos Carlos Henrique Raposo, que no lo era- quiere jugar todos los minutos posibles. Y en el caso de los mayores cracks como Leo Messi o Cristiano Ronaldo, las ganas por continuar en el césped y seguir marcando son incluso mayores. Sin embargo, ante el Eibar, el argentino se negó a ser sustituido por su entrenador, Luis Enrique Martínez.

Tal y como recogen las imágenes de La Sexta, en el minuto 76, el técnico asturiano se dirigió a Messi al grito de "¡Leo!", y señalándole el banquillo. Contrariado, Luis Enrique le insiste, casi rogándole, y como queriendo decirle que con ese marcador favorable al Barcelona por 3 a 0, y con Champions y el clásico en el horizonte, lo mejor era descansar.

Pero el argentino le dice que se encuentra bien y se niega a ser sustituido. Así se lo hace saber, y se gira, caminando con la cabeza baja, y alejándose de la zona del banquillo. Y todo ello, con el joven Munir esperando su turno tras haber finalizado su calentamiento.

Así que a Luis Enrique no le queda más remedio que acercarse a Juan Carlos Unzué, su segundo, que estaba dándole instrucciones a Munir, y con una sonrisa aceptando su derrota, le explica que Messi no será el sustituido. El elegido en lugar del argentino es Neymar, que abandona el campo, sin queja, camino del banquillo.

Ya ocurría con los anteriores entrenadores, y ahora Luis Enrique sabe que le costará darle descanso a su jugador. Sin embargo, en rueda de prensa dijo fiarse de lo que le dijo Messi: "Tengo que valorar todo pero me fío de las sensaciones, de lo que me comenta y de cómo se encuentra". Y explica que en ocasiones es mejor tenerlo en el terreno de juego que fuera de él: "A veces miro al lado ahí en el banquillo y digo qué suerte tener a Messi. Para nosotros no es sólo lo que genera Messi. Es que es un estímulo brutal para sus compañeros. Es bonito poder trabajar con esos jugadores". Y con Messi siempre en el césped.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • YoQuieroUno
  • Radarbot
  • Hipoteca
  • Masajeador