Menú

Liga

Roures: "Los métodos que aprendió el amigo Cebrián cerca de Sicilia ya no valen"

El presidente de Mediapro anunció medidas legales después de que Prisa acusase a la productora de tener cuentas en paraísos fiscales.

El presidente de Mediapro anunció medidas legales después de que Prisa acusase a la productora de tener cuentas en paraísos fiscales.
Jaume Roures, presidente de Mediapro, y Juan Luis Cebrían, de Prisa . | Archivo

La guerra del fútbol se ha reabierto con la mayor agresividad posible. Prisa y Mediapro se han enzarzado de nuevo en una batalla de descrédito con el trasfondo del cambio del sistema de reparto de los derechos televisivos del deporte más seguido en España. Jaume Roures, presidente de Mediapro, anunció en rueda de prensa que emprenderá acciones legales contra el diario El País después de que acusase a su empresa de poseer 150 cuentas en paraísos fiscales con 250 millones de euros.

"Tenemos cuentas en muchos países, como cualquier gran empresa, pero no en Gibraltar, San Marino o Islas Caimán o en Suiza", afirmó Roures en una rueda de prensa en la que admitió que que sí que tienen abiertas tres cuentas en Singapur con un saldo de 29.260 euros, según la documentación facilitada por el banco.

El dueño de Mediapro aseguró que la información "es absolutamente falsa y basura" y descartó que cuenten con 250 millones de euros porque la productora "está refinanciándose", por lo que tienen "mucho menos dinero". "Los amigos de Prisa han cruzado alguna línea roja. Nos ha obligado a venir aquí. El País miente de manera consciente y deliberada. El objetivo es desacreditarnos. Que somos una cosa turbia, que tenemos dinero en paraísos fiscales", agregó.

"Los métodos que aprendió el amigo Cebrián cerca de Sicilia ya no valen. Ellos han tenido que vender, y nosotros seguimos aquí. No nos van a callar con sus portadas. Con Jesús Polanco no habría ocurrido, pero Cebrián pone en marcha el ventilador para ocultar el derrumbe ocasionado en Prisa. Ni Mediapro ni Jaume Roures ni ningún otro socio tienen cuentas millonarias en paraísos fiscales. Si tuviera 250 millones, o 25, no estaría aquí", apuntó.

El sistema de ventas de los derechos del fútbol pasará de venderse de forma individual a hacerlo de forma centralizada, según el Real Decreto que tiene previsto aprobar el Gobierno. Ahora no es cuestión de repartirse a los equipos y pujar con ellos, un operador se quedará con todo el pastel. La guerra del fútbol ha vuelto.

Servicios