Menú

Liga

El Barcelona se da un festín ante el Levante de la mano de Leo Messi

El cuadro granota puso resistencia en los primeros minutos. Pero con el primer gol de Neymar se diluyó. Luis Suárez firmó el quinto de chilena.

0
El cuadro granota puso resistencia en los primeros minutos. Pero con el primer gol de Neymar se diluyó. Luis Suárez firmó el quinto de chilena.
Neymar felicita a Messi tras marca el cuarto del partido. | EFE

Que lejos queda Anoeta y aquella derrota que cambió el rumbo del Barcelona. Ahora es una máquina bien engrasada donde su motor se llama Leo Messi, pero que cuenta con un gran chasis en el que Neymar sería ese alerón que hace ganas unas décimas en cada vuelta en un Fórmula 1. Porque ésa es la velocidad que llevan los de Luis Enrique que, ante el Levante, sin casi despeinarse, han vuelto a mostrar su poderío ofensivo.

Tres goles de Messi (su hat trick número 23 y su gol en liga número 26, a sólo dos del pichihi Cristiano) que llegaron tras el tanto inicial de Neymar, y que cerró Luis Suárez con una gran chilena. Marcan los tres de arriba, que ya se conocen tan bien que si entra Pedro en su lugar ofrece una nueva versión que no desentona. Porque la maquinaria está engrasada.

El piloto de este Barcelona es automático. Gana desde hace un mes y medio casi por inercia. Ante el Levante no han cuajado un gran partido. Pero dejan la portería a cero y anotan cinco goles que les relanzan tras la estela blanca. Los primeros compases fueron de control azulgrana. Pero Xumetra y Morales no estaban conformes y querían romper por las bandas la monotonía local. Porque ése iba a ser el punto débil de un Barcelona que salió con una defensa totalmente renovada con respecto al último encuentro de liga, con Alves, Piqué, Mathieu y Alba fuera.

Pero no tuvo mayores problemas en soportar esas pocas acometidas granotas. El control y las ocasiones eran del Barcelona, con Messi y Neymar jugando como los mayores del colegio ante los pequeños. Se buscaban y se asociaban. Messi tuvo la primera, pero el Levante estaba valiente. Tanto que provocaba que el Barcelona tuviera varias contras ante un equipo al que se le presupone una buena defensa.

Neymar abrió el marcador

Sin embargo, el primer gol llegó como le gusta últimamente a Messi, es decir, con centros a la entrada de Neymar o el lateral por banda izquierda. Y así fue, que el brasileño se plantó ante Mariño y de primeras, mal, con el tobillo, como haciendo una dejada en tenis cuando supera la red, bate al portero. El primero estaba dentro, la lata ya se había abierto en el 16. Poco después pudo empatar Barral desde el suelo, pero se marchó lamiendo el palo de Bravo, del mismo modo que Mariño, el mejor de los suyos, evitó el segundo saliendo a los pies de Neymar.

Y en el 37 llegó el segundo, el primero de la tarde para Messi. Recupera Bartra en el centro del campo y de primeras abre para el argentino, escorado a la derecha, que pisa área y bate a Mariño con pierna derecha. Comenzaba el show que aumentaría en la segunda mitad, previo gol anulado por fuera de juego que no era.

El festival de Messi

En la segunda parte la historia fue la misma, con Neymar mirando a Messi. No llegó en una que se la puso al punto de penalti, y agarrado por Ramis, el argentino no pudo anotar el segundo. Se guardó la matrícula porque minutos después volvió al mismo lugar, pero sólo, sin compañía. Allí recibió el regalo de Pedro que hizo bueno un pase picado de Busquets. Había que empujarla, y eso hizo Messi.

Pero quedaba su tercer gol, otro balón a casa, que llegaría de penalti. De ésos que se pueden o no pitar, aunque realmente sí lo es porque Iván López toca a Neymar. En copa, el miércoles, el penalti se lo hicieron a Messi y el lanzamiento lo falló Neymar. Ahora la pareja se intercambia los papeles, pero con mejor resultado ya que el 10 azulgrana sí anota. Su tercer gol. Partido más que resuelto, y semana tranquila sin Champions por delante.

Y Luis Suárez se unió de chilena

Sólo faltaba la guinda que buscaba el público del Camp Nou, que era ver a su gran fichaje de este verano sonreír. Entró Luis Suárez por Neymar y a la primera que tuvo, en un centro de Adriano que caía con nieve, enganchó una sensacional chilena en el punto de penalti. Gol y otro hombre que sonríe en el monoplaza de Luis Enrique. Pudo caer alguno más si Mariño no mete la mano ante una volea de Messi o no se planta valiente a la llegada de Pedro.

E incluso el Levante pudo haber anotado el del honor si Melero López llega a ver el penalti de Adriano sobre Xumetra; o Jason, que entró en la segunda parte, remata mejor la única ocasión de los de Lucas Alcaraz en la segunda parte.

Pero lo cierto es que Luis Enrique pudo rotar y darle descanso a muchos de sus titulares. Hasta ocho cambios con respecto al último partido de Copa frente al Villarreal, y una línea defensiva totalmente nueva e inédita. Pero tres puntos para el Barcelona y las sensaciones que siguen mejorando, porque ganan jugando bien, mejor o peor. Pero están en una línea ascendente y ya han igualado las victorias consecutivas que consiguió Guardiola. La semana que viene lo pueden superar. Esa décimas que baten récords en cada circuito.

- Ficha técnica

FC Barcelona, 5: Bravo; Montoya, Bartra, Mascherano, Adriano; Busquets, Rakitic (Sergi Roberto, min.72), Xavi; Pedro, Messi y Neymar (Luis Suárez, min.67).
Levante, 0: Mariño; Iván López (Jason, min.71), David Navarro, Ramis, Toño; Xumetra, Diop (José Mari, min.78), Simao, Morales; Barral y Uche (Casadesús, min.72)

Goles: 1-0, min.17: Neymar. 2-0, min. 38: Messi. 3-0, min.59: Messi. 4-0, min. 65: Messi, de penalti. 5-0, min.74: Suárez.
Árbitro: Melero López (Comité Andaluz). Mostró cartulina amarilla a Ramis (min.65), Barral (min.68) y a Busquets (min.77).
Incidencias: Partido de la vigésimo tercera jornada de Liga, disputado en el Camp Nou ante 74.963 espectadores.

0
comentarios