Menú

Liga

El Real Madrid deja escapar dos puntos en el Bernabéu ante el Villarreal

El Madrid choca ante un magnífico Villareal que no notó las rotaciones. Maravillosa y loca segunda mitad. El Bernabéu pitó a Ancelotti.

21
Vídeo caducadoVídeo caducado

En el Real Madrid falta más fútbol que conjuras. Hacen falta más entrenamientos que cenas. ¿De qué sirve que toda la plantilla se reúna sí luego regalas la primera parte por falta de intensidad? El problema de este equipo está en el terreno de juego donde el Villareal demostró todas las miserias del Madrid, que todo sea dicho, pudo ganar perfectamente en una segunda mitad de autentica locura. Fallaron los jugadores y desde el banquillo, Carlo Ancelotti puso una zancadilla a los suyos con una serie de cambios que acabaron en una pitada del Bernabéu al quitar a Isco.

Ya no se pueden contar con los dedos de las manos, la cantidad de partidos que el Real Madrid no controla. En muchas de esas ocasiones, los detalles individuales, resuelven carencias colectivas, algo que no sucedió ante un Villareal que salió de inicio con siete suplentes. Sustitutos que no bajan el nivel del equipo. Marcelino García Toral ha conseguido formar un bloque que es inmune a las lesiones, rotaciones y que puede permitirse, estar vivos todavía en Copa y en Europa.

El partido comenzó con un ritmo lento y terminó como si se tratara de la última jornada de liga. Entre medias, hubo de todo, ocasiones, polémica, largueros, movimientos tácticos que variaron el encuentro y dentro de este cóctel, destacaron dos jugadores. Sergio Asenjo e Iker Casillas que evitaron un resultado más espectacular.

Carvajal salva bajo palos

Los blancos salieron con el mismo once que gustó ante el Elche. El Villareal con muchos cambios y con el mismo sistema. 4-3-3 contra un 4-4-2 ordenado y eficaz por parte de los visitantes que no sufrieron casi nada en los primeros 45 minutos. Rompieron cualquier conexión del centro del campo con la BBC. Sólo un pase en largo de Kroos resolvía este problema y de ahí que sólo dos cabezazos de Varane y Bale, ambos en un córner, fueran las únicas ocasiones claras del Real Madrid hasta el descanso. Sin Cheryshev, Vietto, Bruno, Uche por citar algunos, el Villareal disfrutaba de una placida noche de domingo en el Bernabéu. Algo impropio e intolerable para un equipo, el Madrid que venía de una conjura…de necios.

Al descanso se fueron con un empate a cero gracias eso sí, a la parada de Dani Carvajal. Sí, el lateral derecho del Madrid salvó el primer tanto con un cabezazo espectacular tras una parada previa de Iker. La segunda mitad fue totalmente distinta. Fue una autentica maravilla. Ritmo alto, velocidad, contraataques, múltiples ocasiones, fallos clamorosos, resbalones inoportunos y un penalti, a los seis minutos que transformó Ronaldo tras un agarrón claro de Bailly. Marcó el luso tras casi tres meses sin hacerlo en el Bernabeu. Son 30 goles en liga, muchos, pero sin la sensación de que haya vuelto ese Ronaldo del 2014.

El penalti llegó tras un gran centro de Bale y en el mejor momento. A los dos minutos del 1 a 0, Ronaldo falló un mano a mano tras un gran pase de Bale. Parecía que el Madrid tenía el partido donde quería pero era una falsa ilusión. A los seis minutos empató el Villareal con el tanto de Gerrard Moreno. El banquillo había empezado a tener su peso y relevancia en el partido porque Marcelino había sacado a Vietto y el argentino en dos jugadas volvió loco a la defensa y sobre todo, al centro del campo del Madrid. El tanto fue un error de Varane pero el francés tiene excusa. Nadie de la línea del medio ayuda. Isco, Lucas Silva y tampoco Kroos llegan a tiempo para ayudar.

Pitada a Ancelotti

Y es a partir de aquí, cuando empieza la locura. Minuto 23, Ronaldo falla un mano a mano tras un pase de Isco. Minuto 25, Asenjo salva el tanto de Cristiano tras un remate de cabeza perfecto. Minuto 31, Vietto se planta sólo ante Casillas y antes de rematar, se resbala. Comienza la batería de cambios de Ancelotti. Quita a Lucas Silva y mete a Jesé -para jugar con 4-2-4 que favorecía la sucesión de ocasiones en las dos áreas. A los dos minutos, Carlo quita a Isco y saca a Illarramendi. Pitada para el italiano. ¿Con sentido? El malagueño estaba cansado pero quizá no sea lógico quitar al jugador más en forma cuando tienes a cuatro delanteros.

Jesé se había quejado de no jugar ante el Elche y hoy no demostró que merece más minutos. Falló en el pase, no se atrevió en el regate y falló una ocasión en la que sólo tenía que empujar la pelota, con Asenjo ya batido tras una mala salida del portero. A la siguiente jugada Casillas salva el 1 a 2 tras un cabezazo de Vieto. Ancelotti sacó a Benzema y metió a Chicharito. El mexicano, ha estado "marginado" todo el año y se pretende que salve al equipo en estos partidos tan complicados. Precisamente el ex del United sufrió un posible penalti. En el 45, Jaume Costa casí marca en propia y hasta en la última jugada, Ronaldo pudo marcar con un remate de cabeza.

Menos mal que el Villareal jugo el jueves porque si no otro galló hubiera cantado. El Madrid vuelve a tropezar y permite que el Barcelona dependa de sí mismo para ganar la liga. Toca entrenar, parecer más un equipo como sí lo es el Villareal y no quedar para conjuras absurdas. Es evidente, y no hacen falta cenas para saberlo, que en el Madrid hay que salir a ganar todos los partidos.

Ficha técnica

Real Madrid, 1: Casillas; Carvajal, Pepe, Varane, Marcelo; Lucas Silva (Jesé, min. 71), Kroos, Isco (Illarramendi, min. 78); Bale, Benzema (Chicharito, min. 81) y Cristiano.
Villarreal, 1: Asenjo; Gaspar, Bailly, Dorado, Costa; Campbell, Pina (Trigueros, min. 61), Sergio Marcos (Jonathan Dos Santos, min. 68), Moi Gómez; Gerard y Giovani (Vietto, min. 61).

Goles: 1-0, min. 52, de penalti; 1-1, min. 64: Gerard.
Árbitro: González González (Comité Castellano-Leonés). Mostró cartulina amarilla a Moi Gómez (min. 37), Bailly (min. 51), Asenjo (min. 78) y Trigueros (min. 87) por parte del Villarreal y a Carvajal (min. 76) por parte del Real Madrid.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid ante cerca de 70.000 espectadores.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios