Menú

Liga

Griezmann rescata al Atlético en Málaga antes del derbi

El francés marcó dos goles y fue el principal culpable de que el conjunto de Simeone sumara un punto en Málaga.

4
El francés marcó dos goles y fue el principal culpable de que el conjunto de Simeone sumara un punto en Málaga.
Los jugadores del Atlético felicitan a Griezmann. | EFE

Dijo Simeone en la previa que para llegar bien a la eliminatoria ante el Real Madrid había que ganar al Málaga. No se consiguió la victoria, tampoco se perdió y el Atlético llegará al derbi sin una gran euforia, pero tampoco lo hará con dudas. La Champions, la que otorga la tercera plaza, tendrá que pelearla y mucho para volver a vivir la temporada que viene noches como la del martes.

Esta vez no sería un partido fácil para el Atlético de Madrid porque no hubo goles en los primeros minutos y no hubo tiempo para dominar los tiempos del encuentro. En esta ocasión, el conjunto de Simeone se tuvo que poner el mono de trabajo en una primera parte marcada por las ganas de ambos equipos de destruir y no de crear. Dos errores, uno para cada bando, dejaron el resultado final al descanso en 1-1.

El primero en errar fue el Málaga y lo hizo tras una mala recepción de Kameni ante la nueva arma del Atlético a balón parado: los saques de banda de Jesús Gámez. El lateral recordó sus viejos tiempos en La Rosaleda con un saque largo y potente al corazón del área, pero fácil para el portero. Sencillo en un principio porque Kameni se confió, dejó el balón muerto y el esférico quedó a merced del jugador que fuese más listo y ese fue, otra vez y ya van muchas, Antoine Griezmann. El francés vive en un estado de gracia que parece no tener fin y sigue sumando. Minuto 24 y 0-1.

El partido empezó a sestear merced a las intenciones del Atlético de Madrid, experto en controlar los encuentros con el marcador a su favor. No contaban los rojiblancos con un gol de su Niño en propia puerta. Torres suele ser junto a Mandzukic el encargado de despejar los córner que van al primer palo, pero el '19' rojiblanco no tenía su día. Metió la cabeza, el balón fue hacia atrás y Oblak no pudo hacer nada. Empate, dos regalos y vuelta a empezar.

Saltó mejor el Atlético a la segunda parte con intención de enmendar errores pasados y con la aparición de Arda, desaparecido en la primera mitad. El turco sacó su clase y los rojiblancos encontraron la profundidad que necesitaban. Fernando Torres quiso corregir su autogol de la primera mitad con uno en la portería adecuada aunque se topó en dos ocasiones con Kameni, que tampoco estuvo precisamente bien en el inicio del choque.

El inicio fue bueno por parte de los madrileños y los malagueños se vieron obligados a reaccionar. Con el Atlético buscando el 1-2, los huecos para las contras eran posibles y el equipo de Javi Gracia impuso su ley al contragolpe. Simeone se dio cuenta y quitó a un desafortunado Torres para reforzar el centro con Saúl. No se esperaba el Cholo el rebote que le daría a Samu el 2-1. El atacante del Málaga aprovechó el favor y con mucha clase batió a Oblak para remontar el encuentro.

Simeone cambió el guión con 1-1 y tuvo que volver a hacerlo con el 2-1. Otra vez dos puntas: Griezmann y Raúl Jiménez. Mexicano y francés le dieron la razón al técnico argentino en la jugada del empate. Jiménez cedió de cabeza y Griezmann remató la faena dentro del área. Protestó mucho el Málaga que veía fuera de juego, algo que no existió aunque se tuvo que sacar escuadra y cartabón para ver que el ‘7’ del Atlético estaba en línea. Ojo de halcón del línea, digno de mención.

Saúl por parte del Atlético y Amrabat por el Málaga, nuevo paradón de Oblak incluido, tuvieron las mejores ocasiones para romper una igualdad que se mantendría hasta el pitido final de Mateu Lahoz. Los rojiblancos ya piensan en la Champions, no es para menos.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios