Menú

Liga

El Real Madrid se impone al Almería en un flojo partido

James Rodríguez, que fue despedido con una gran ovación, fue lo único destacado de un partido con poca historia. No debutó Odegaard.

1

Los puntos son lo más importante cuando miras la clasificación, sobre todo a estas alturas de la temporada. Pero si contamos y ponemos en una balanza las sensaciones, las virtudes de Madrid y Barcelona, está claro que los azulgrana son claros favoritos para ganar la liga. El conjunto blanco sumó los tres puntos, objetivo prioritario pero ningún aficionado se pudo marchar contento con su equipo, que sí con algunos jugadores.

En un partido insulso, sin creatividad en el plato, cocinado a fuego demasiado lento, sólo hubo un jugador que hizo las delicias a los 68.000 catadores presentes en el Bernabéu. Ese fue James Rodriguez. El colombiano fue el único chef que estuvo inspirado y así se lo reconoció el público con una merecida ovación cuando fue sustituido.

Los chispazos de James

Lo único fuera de lo normal lo hizo James y esos dos chispazos terminaron en los dos tantos del partido. El primero al borde del descanso con una volea que recordó a la que anotó en el Mundial de Brasil. Una volea con la zurda desde la frontal imparable para Rubén. En la segunda parte, sirvió un pase entre líneas a Kroos y tras el pase de la muerte, Mauro dos Santos, en propia puerta, anotó el 2 a 0. A los pocos minutos, Ancelotti, sabedor de que James marca ahora las diferencias en su equipo, lo quitó del campo pensando en el Sánchez Pizjuán.

La primera parte del Real Madrid fue impropia de un equipo que se está jugando la liga, parecía que les faltaba un estímulo o quizá, lo que les faltaba era físico. Algo no carburaba porque al descanso, salvo el gol de James, no hubo ni una sola ocasión clara. El hándicap del Madrid partía sobre todo de la banda derecha donde Arbeloa, Illarramendi y Jesé no tenían la profundidad y velocidad necesaria. El canario disputó su segundo partido de titular y sigue dejando un sabor amargo. Gusta por el pasado, por su posible futuro pero desde luego, Jesé no gusta por su presente. Ahora mismo es un jugador para acompañar, no para resolver. Situación similar a la de Illarramendi. Salió otra vez de inicio y, como le ha pasado en decenas de ocasiones, su presencia no dejó huella salvo cuando se retiró. Se fue a la vez que James pero si el colombiano se llevó el reconocimiento, el vasco el castigo de la pitada.

Otra de las diferencias de este Real Madrid respecto al Barcelona es que no divierte igual. Pero donde los blancos no tienen nada que envidiar es en la facilidad de crear ocasiones con el partido roto. En un partido flojo, el Madrid metió tres goles pero, viendo los últimos 20 minutos, pudieron ser muchos más. Con espacios, a la contra, sigue siendo la vía en la que se sienten más peligrosos. Así pudo marcar Ronaldo o un desafortunado Chicharito.

Al final, el tercer tanto lo marcó el que menos papeletas tenía para ello: Álvaro Arbeloa. El lateral remató en el segundo palo una jugada que inició Isco con un sensacional partido. El malagueño tuvo 30 minutos para reivindicarse y lo hizo a su manera. Con destellos. Regate por aquí, pase por allá, pero ahora está mental, física y futbolísticamente por debajo de James.

Del Almería poco se puede decir. Están para lo que están, peleando por evitar el descenso. Plantaron el autobús y hasta el 1 a 0 cumplieron el objetivo. Cero ocasiones en contra y –preocupante para el Madrid- con posesiones más largas de lo que los andaluces podían imaginarse.

El Real Madrid suma 102 goles en liga. Ésa es su mejor defensa para pensar en Liga y Champions, porque por fútbol, si vamos día a día, hoy es normal que no sea favorito. Ganó un partido sin historia, en el que se le exigió poco, muy poco respecto a lo que le espera en Sanchez Pizjúan donde volverá Bale y seguirán faltando Modric y Benzema.

- Ficha técnica:

Real Madrid, 3: Keylor Navas; Arbeloa, Pepe, Varane (Nacho, m.86), Coentrao; Kroos, Illarramendi (Lucas Silva, m.65), James Rodríguez (Isco, m.65); Jesé, 'Chicharito' Hernández y Cristiano Ronaldo.
Almería, 0: Rubén Martínez, Ximo Navarro, Trujillo, Mauro, Dubarbier, Verza (Azeez, m.66), Thomas (Espinosa, m.62), Corona, Mané, Édgar (Zongo, m.58) y Hemed.

Goles: 1-0, M.45: James Rodríguez. 2-0, M.49: Dos Santos, en propia meta. 3-0, M.85: Arbeloa.
Árbitro: Ignacio Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Amonestó a Coentrao (m.76).
Incidencias: Partido disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 63.813 espectadores. Los jugadores de ambos equipos saltaron al campo con camisetas en las que se leía el lema 'Todos con Nepal' en homenaje a las víctimas por el terremoto que ha azotado el país asiático. En su memoria se guardó un minuto de silencio. Javier Fernández, campeón mundial de patinaje artístico, hizo el saque de honor.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios