Menú

Liga

Atlético y Granada, guerra fría y objetivos cumplidos (0-0)

Empate a cero entre ambos conjuntos que permite la salvación de los locales y cierra la tercera plaza para los madrileños.

1
Empate a cero entre ambos conjuntos que permite la salvación de los locales y cierra la tercera plaza para los madrileños.
Oblak atrapa un balón ante el Granada. | EFE

En El Nuevo Los Cármenes jugaron Granada y Atlético de Madrid, ambos con objetivos que cerrar, pero los protagonistas del encuentro no fueron ellos, fueron Almería y Valencia. Los resultados que se iban sucediendo en Los Juegos del Mediterráneo mantuvieron la emoción en Granada porque ni los locales ni el Atlético jugaron a ganar. El equipo de Sandoval fue el que más se la jugó ya que estuvo descendido con el 1-0 y con el 2-1 del Almería. El Atlético vivió tranquilo, si no me hacen daño, yo tampoco. Las remontadas del Valencia evitaron la desgracia en Granada.

Si el Atlético de Madrid tiende a enfriar los partidos con sólo tres puntos en juego, qué no iba a hacer valiéndole el empate en la última jornada y son hombres como Mandzukic, Torres o Arda. El equipo del Cholo, como suele ser habitual cuando juega con la calculadora en la mano, utilizó la cabeza más que las piernas para controlar el partido y no perder de vista el objetivo de ser tercero en ningún momento. El Granada no disparó a puerta ni tuvo ninguna ocasión en toda la primera parte, el Atlético tampoco, pero a los rojiblancos sí les valía.

Fue un primer acto más interesante por los goles que llegaban desde Almería que por lo que estaba sucediendo en el terreno de juego. Si el Almería se adelantaba, el Nuevo Los Cármenes enmudecía y cuando aparecía el gol salvador del Valencia, la grada volvía a reaccionar. Su equipo, no lo hacía.

Con Griezmann buscando balones largos sin ningún sentido y con la defensa del Atlético más tranquila de lo habitual, el partido empezó a convertirse en un espectáculo digno de olvidar. No hubo fútbol, no hubo ocasiones y la lesión de Piti redondeó una primera parte nefasta.

Si los primeros 45 minutos fueron malos, los segundos fueron mejores porque hubo un tiro a puerta más, es decir, cero disparos en el acto número uno y uno en el acto número dos. Koke fue el único que disparó a portería y lo hizo desde fuera del área y con mucha dificultad para encontrar portería y batir a Roberto. No hubo más acciones de peligro porque nadie quería saber nada de atacar mientras el resultado les favoreciese.

En la recta final del choque, el 2-3 del Valencia alteró los nervios del Atlético de Madrid un segundo, dos a lo máximo, hasta que vieron como el Granada enterraba el hacha de guerra. Recordó por muchos momentos al España-Chile del Mundial de 2010. Tocando el balón ambos equipos, dejando pasar el tiempo y esperando para celebrar la consecución de sus respectivos objetivos.

La ovación a Siqueira en el último cambio pudo ser perfectamente un agradecimiento al pacto de no agresión de ambos conjuntos. Con el pitido final, el Granada terminó de respirar y el Atlético mantuvo lo que siempre tuvo en su mano, la tercera plaza. Verano sin prisas para los rojiblancos que han aguantado el empuje de un Valencia renovado y de un Sevilla que puede firmar un año redondo con la conquista de la Europa League.

Ficha técnica

Granada, 0: Roberto; Nyom, Babin, Mainz, Juan Carlos; Iturra, Rubén Pérez; Robert (Candeias, m.78), Piti (Fran Rico, m.36), Rochina; y El Arabi.
Atlético de Madrid, 0: Oblack; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Tiago, Gabi, Saúl (Raúl Jiménez, m.83); Raúl García, Koke y Griezmann.

Árbitro: González González (Comité castellanoleonés). Sin amonestaciones.
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima octava y última jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 22.500 espectadores.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios