Menú

Liga

El Madrid sigue con la pólvora mojada y no puede con un sólido Sporting (0-0)

El Sporting realizó un partidazo ante un Real Madrid que sigue peleado con el gol. Buenos detalles del nuevo Madrid, mal resultado. 0-0 en el Molinón.

0
El Sporting realizó un partidazo ante un Real Madrid que sigue peleado con el gol. Buenos detalles del nuevo Madrid, mal resultado. 0-0 en el Molinón.
Ronaldo estuvo muy fallón de cara a puerta | EFE

El Real Madrid no ha encontrado el camino del gol ante un Sporting que se dejó hasta la última gota de energía. El resultado, ante un recién ascendido, no es bueno, pero, a pesar de que la pegada sigue siendo un problema -5 partidos a cero de los 9 disputados con el nuevo míster-, y en ataque tiene mucho trabajo por delante, las pinceladas colectivas que deja el nuevo Madrid de Benítez tienen buena pinta de cara al futuro.

Arrancó el curso futbolístico 15/16 del nuevo Real Madrid de Rafa Benítez. De salida, el técnico madrileño sorprendió con la entrada de Keylor Navas bajo palos. ¿Quizá sea el premio al portero tico por su trabajo ante la inminente llegada de David De Gea -lo que conllevaría la salida de Keylor-?. Además de Navas, Benítez apostó por Isco para acompañar a Modric y Kroos en la creación, y por Jesé como 9 ante la baja de Karim Benzema.

De inicio se pudo ver las líneas maestras de este Real Madrid 15/16. Orden defensivo, presión conjunta en la que nadie queda liberado en tareas defensivas, ritmo muy alto de juego, por dentro combinaciones rápidas con Isco y Modric lanzando a los tres puntas, y por fuera todo el protagonismo para los dos laterales.

Danilo -muy profundo el ex del Oporto pero impreciso en sus centros- y Marcelo -algo apagado hasta bien entrada la segunda parte-, serán claves para dotar de profundidad y abrir defensas cerradas. Equipo vertical con el balón y vertiginoso sin él. Con espacios y en transiciones defensa -ataque, el Madrid tiene veneno. Con Bale activo y Modric convirtiendo en oro todo lo que tocaba, el conjunto merengue llegó a posiciones de peligro en numerosas ocasiones, pero no encontró acciones de gol especialmente claras en este primer tiempo.

Quizás tenga mucho que ver el Sporting. Enorme la puesta en escena de los de Abelardo, que presionaron como titanes la salida de balón del Madrid, achicaron espacios juntando mucho las líneas e incluso, mostraron los dientes a la contra. Repleto de yogurines de Mareo -es la plantilla más joven de primera-, los asturianos, que tan sólo han podido incorporar a Sanabria, Omar Mascarell y Halilovic cedidos, por el bloqueo que tienen para fichar, demostraron que tienen mimbres de sobra para conseguir la permanencia.

Llevados en volandas por un Molinón que era una caldera, el Sporting tuvo la ocasión más clara de la primera parte. En un error garrafal de Sergio Ramos, al que se le anticipa, una vez más, el delantero rival en un balón colgado desde el lateral, en este caso Sanabria, el Madrid se salvó gracias al larguero y a que el balón, tras salir repelido, no llegó a traspasar la línea de gol.

El Madrid se iba al descanso con luces y sombras. Tony Kroos estuvo perdido. Ni participó en la elaboración, ni ayudó en la destrucción. La presión bestial del Sporting impidió ver un juego fluido, se sucedieron las imprecisiones en el último pase, pero los de Benítez tuvieron armas suficientes para crear ocasiones: con espacios por medio de las transiciones, con las subidas de Danilo, y los disparos desde media distancia. Recursos ante defensas numantinas. Incluso le birlaron un penalti en un flagrante agarrón de Sergio Álvarez -que partidazo se casó el faro del Sporting-, sobre Cristiano Ronaldo.

Benítez debe corregir un mal endémico que ya acusó su equipo el año pasado. Cuando pierde el balón en ataque, las transiciones ofensivas rivales, suelen pillar al equipo muy partido. En la primera parte se pudieron ver un par de jugadas en las que el Madrid estaba con los cuatro defensas más Modric -el croata sigue siendo el mago de este equipo y cada vez que toca el balón, pasan cosas-, y el resto a infinidad de metros de distancia.

En el segundo tiempo, y tras un susto inicial después de una pifia de Varane en el despeje que Carmona, de cabeza, apunto estuvo de castigar con el primer gol, el Madrid se hizo dueño y señor del partido. Las transiciones ofensivas del Sporting brillaban por su ausencia y Ronaldo despertó para unirse a Bale, Modric e Isco en el caudal ofensivo merengue. Combinaban los cuatro, intercambiándose constantemente las posiciones, y volvían loca a la zaga del Sporting. También Marcelo, que en el primer tiempo estuvo tibio, se unió a Danilo en las subidas por los costados. Ambos llegaban a línea de fondo y eran los abrelatas del muro rojiblanco.

Ronaldo las tuvo de todos los colores, pero unas veces por errores propios y otras por acierto de Cuéllar -atraviesa 'Pichu' el mejor momento de su carrera deportiva-, impedían al luso hacer grito de guerra.

Ni siquiera la entrada de James ni el debut de Kovacic -estuvo perdido el croata en su estreno- sirvió para desatascar un partido, en el que el Sporting se fue creciendo según se llegaba a la recta final. Los cambios insuflaron oxígeno a los asturianos, que resistieron de pie el acoso de un Real Madrid, que no se puede ir satisfecho con el resultado, pero que dejó destellos de 'equipo', en un conjunto en plena construcción, al que aún le quedan muchas cosas que ajustar pero al que se le empieza a notar la mano de Benítez.

Un Benítez, por cierto, que pidió días atrás el fichaje de Fernando Llorente. Un tipo de delantero tanque, desatascador de partidos, que las gane por arriba y aproveche los centros laterales, que no tiene en su plantilla, y que, precisamente en El Molinón, le hubiera venido como anillo al dedo. ¿Se replanteará el club blanco su fichaje?

Ficha técnica:

Sporting, 0: Cuéllar, Lora, Luis Hernández, Bernardo, Isma López, Sergio Álvarez, Nacho Cases, Sanabria, Carmona (Rachid, m.83), Guerrero (Juan Muñiz, m.70) y Jony (Älex Menéndez, m.76)

Real Madrid, 0: Keylor Navas, Danilo (Carvajal, m.83), Varane, Sergio Ramos, Marcelo, Modric, Kroos, Isco (Kovacic, m.70), Bale, Jesé (James, m.55) y Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Estrada Fernández (Comité Catalán). Mostró tarjetas amarillas a Carmona (m 65), Jony (m 70) y Sergio Álvarez (m 73).
Incidencias: Partido de la primera jornada de la Liga BBVA. Lleno en El Molinón, alrededor de 28.000 espectadores.

0
comentarios

Servicios