Menú

Liga

Un Celta colosal tumba al Barcelona y le aparta del liderato (4-1)

Iago Aspas firmó un doblete y Sergio, impresionante, desbarató todas las ocasiones de un Barcelona que cae del primer al quinto puesto.

0
Iago Aspas firmó un doblete y Sergio, impresionante, desbarató todas las ocasiones de un Barcelona que cae del primer al quinto puesto.
Iago Aspas celebra junto a Nolito el primero de sus dos goles al Barcelona. | EFE

Sencillamente espectacular. El Celta ha firmado un partido enorme ante el Barcelona, al que ha endosado una sorprendente goleada para apartarle del liderato de la Liga. Los azulgranas llegaban al envite con un pleno de triunfos (cuatro de cuatro), pero en Balaídos se toparon con un gran rival, que venía de ganar al Sevilla en el Sánchez Pizjuán (1-2), y que, después de cinco jornadas disputadas, se sitúa colíder, empatado a 13 puntos con el Real Madrid.

Volvía Luis Enrique a Vigo, tras su paso por el Celta hace dos temporadas, y el técnico asturiano recuperaba para la causa a Piqué, que ha podido jugar en Champions pero hasta ahora no había podido hacerlo en Liga debido a la sanción de cuatro partidos. Quien causó baja de última hora fue Jordi Alba, con molestias en los cervicales, lo que llevó a Lucho a colocar a Mathieu de lateral izquierdo. Y el francés, con la difícil misión de tener que frenar a Orellana, lo pasó mal.

Berizzo, por su parte, pudo contar con el hábil Jonny después de que el Comité de Apelación le retirase la segunda amarilla que vio en el Pizjuán. El entrenador argentino dio entrada en el once al central Sergi Gómez y al mediocentro serbio Radoja -los sacrificados fueron Fontás y el Tucu Hernández, respectivamente-, y los celestes lo agradecieron en la contención.

El Celta, que ya había plantado cara a los azulgranas la pasada temporada en este mismo escenario de Balaídos -el resultado, sin embargo, fue victoria visitante por 0-1 con un gol de Mathieu de cabeza- salió a por todas, dispuesto a demostrarle al hasta ahora líder que lo iba a pasar mal. Y así fue.

Dos goles en tres minutos

Rapidísimo en las transiciones, con Orellana, Iago Aspas, Wass y ese genio gaditano llamado Manuel Agudo -más conocido como Nolito-, el cuadro gallego lograba poner en jaque a la defensa culé, que se las vio y se las deseó para frenar las acometidas rivales. El Barça, en cambio, parecía sin ideas. Hasta que apareció Messi. El argentino tuvo la primera ocasión clara y habilitó a Neymar en la segunda, aunque en ambas se lució Sergio Álvarez para evitar que el 0-1 subiera al marcador. Enorme partido del Gato de Catoira, uno de los protagonistas de la agradable noche viguesa.

Quien no perdonó fue el Celta, que en tres minutos, los que fueron del 26 al 29, logró poner tierra de por medio con dos goles. Primero fue Nolito, el deseado por Luis Enrique, quien estrenó el marcador al sorprender a un Ter Stegen que llegó a tocar la pelota en su estirada. Instantes después, un mal despeje de Piqué golpeó en el propio Nolito y la pelota se la llevó Iago Aspas para llevársela en carrera y superar al cancerbero alemán con una exquisita vaselina. Empezaba así el show del genio de Moaña.

Al Barça se le hizo de noche, pero aún así tuvo una ocasión antes del intermedio para haber acortado distancias, aunque Augusto Fernández acudió providencial al cruce para desviar a córner un disparo de Neymar que llevaba marchamo de gol. 2-0 al descanso, ver para creer. El Celta le estaba pintando la cara al poderoso Barcelona y se preparaba para vivir una noche de fiesta.

Un Sergio brillante frena al Barça

A la vuelta de vestuarios, el campeón acumuló ocasiones claras para haber marcado su primer gol, pero Messi estrelló un balón en el palo (m.53), Piqué la echó fuera en su remate de cabeza (m.54) y Leo volvió a inquietar el marco de Sergio sólo unos segundos después. En vez del 2-1, lo que acabaría llegando fue el 3-0, en el 55'. Una obra maestra de Iago Aspas. Un contragolpe digno de enseñar en las escuelas. El delantero cazó la pelota en el centro del campo y, tras hacerle un sombrero a Dani Alves, se marchó en carrera y se plantó en la portería rival para batir nuevamente a Ter Stegen con un remate ajustado al palo.

Tres goles en contra eran una losa demasiado pesada incluso para un equipo de la talla del Barça, que para entonces ya estaba con Munir en el campo -en lugar de Sergi Roberto-, intentando Luis Enrique dar más mordiente al ataque.

No quiso arrojar la toalla el Barcelona, y Munir, Messi y Alves tuvieron ocasiones para haber acortado distancias, aunque fue Neymar, tras un gran pase de Leo al área pequeña, quien logró batir a un Sergio Álvarez sencillamente impresionante. Tiró de orgullo el equipo azulgrana, creyendo que aún había tiempo para rascar algo de Balaídos, pero lo que acabaría llegando fue la bofetada de Guidetti, en forma de 4-1, sólo dos minutos después.

El sueco, que había entrado al campo en sustitución de Aspas -Balaídos se puso en pie para despedir a uno de sus ídolos-, se aprovechó del monumental despiste de Piqué, en su estreno en Liga esta temporada, para fusilar a Ter Stegen y terminar por dictar sentencia. Ahí sí: la estocada final. Game over. El Barça encaja su primera derrota liguera del curso mientras que el Celta, tres días después de asaltar el Pizjuán, se permite seguir soñando al haber sumado 13 de 15 puntos posibles. Un gran inicio liguero para los celestes. Ocurra lo que ocurra a final de temporada, de momento que le quiten lo bailao a Berizzo y los suyos.


Ficha técnica

Celta de Vigo, 4: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Jonny; Augusto Fernández, Radoja (Tucu Hernández, m.75); Orellana, Wass (Planas, mi.84), Nolito; Iago Aspas (Guidetti, m.77)
FC Barcelona, 1: Ter Stegen; Dani Alves, Mascherano, Piqué, Mathieu; Sergi Roberto (Munir, m.56), Busquets (Rakitic, m.65), Iniesta; Messi, Neymar y Luis Suárez

Goles: 1-0, m.26: Nolito; 2-0, m.29: Iago Aspas; 3-0, m.55: Iago Aspas; 3-1, m.80: Neymar; 4-1, m.82: Guidetti
Árbitro: Undiano Mallenco (colegio navarro). Mostró tarjeta amarilla a Hugo Mallo, del Celta; y a Busquets, del Barcelona.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 23.311 espectadores, según datos facilitados por el Celta

0
comentarios

Servicios