Menú

Liga

El Atlético se faja con el Athletic para ser colíder de la Liga (2-1)

Un golazo de Antoine Griezmann permite a los rojiblancos ser colíderes junto al Barcelona. Raúl García regresó al Calderón.

3
El Atlético se faja con el Athletic para ser colíder de la Liga (2-1)
Griezmann, con un golazo, hace colíder al Atlético | EFE

Volvía Raúl García a su casa y tras una ovación inicial digna de un jugador ya histórico para el Vicente Calderón, Atlético y Athletic, pasado y presente del navarro, le obsequiaron con un partido muy suyo, con el ADN del que fuese número 8 rojiblanco. Irónicamente y superado quizá por la situación, uno de los menos intensos y guerrilleros fue el propio Raúl.


El Atlético tuvo que bajar al ‘barro’ para subir a los altares de la clasificación y lo logró porque entre tanta batalla tosca, aunque ejemplar en cuanto a la entrega, apareció la sutileza y la clase de un galo llamado a grandes cosas: Antoine Griezmann.

A balón parado se vive mejor

22 jugadores con el mono de trabajo puesto desde el inicio, intensidad a falta de juego y primera parte de fallos en el Vicente Calderón. No fueron muchos los errores de ambos equipos, hubo pocos, pero en un partido para ‘paletas’ del fútbol, un centímetro en área contraria es oro para el rival.

Sería el Athletic el equipo que más opciones de peligro tendría en la primera mitad ante un Atlético que vio las cosas muy oscuras antes del empate a uno. Con Vietto y Griezmann encerrados en la marea de jugadores del Athletic y con las bandas prácticamente inutilizadas, el equipo de Simeone se agarró a jugadas aisladas y a su experiencia infinita a balón parado.


Casi la totalidad de los goles en el choque llegaron en jugadas a balón parado. Parecía un homenaje constante a uno de sus abanderados, Raúl García. El 1-0 de Vietto en fuera de juego tras un centro de Koke fue el único tanto que no subió al marcador ya que sí lo hicieron los de Laporte y Saúl en los 45 minutos iniciales.

El tanto del Athletic hizo dudar y mucho a los locales, sobre todo porque fue tras un córner peinado en el primer palo y rematado en el segundo, sólo, por el ‘4’ bilbaíno. No es un error habitual del equipo que mejor defensa posee y si delante tienes un rival que no está concediendo ni un milímetro, la cosa se complica. Por suerte para el Atlético, la falta de gol de hombres como Beñat y Aduriz no le fue contagiada a Saúl que, antes del descanso y pasando el último suspiro de la primera parte, empataba a uno con un buen cabezazo a la salida de un saque de esquina.

Griezmann aparece para decidir

No cambió ni un ápice la actitud de los jugadores en la segunda parte. Sí lo hicieron los nombres con la sucesión de cambios de Simeone y Valverde con el paso de los minutos. A falta de espacios para explotar la velocidad de un extremo, el Cholo relevó en primer lugar a Carrasco para dar entrada a Correa mientras que Vietto, algo perdido entre tanto juego brusco, dejó su sitio poco después a Fernando Torres. La entrada de Mikel Rico por Iturraspe también sirvió para aumentar la solidez vasca.

Se hablará mucho y muy bien del golazo de Griezmann que dio la victoria al Atlético, pero que nadie se olvide de un hombre. "Obli, Oblak, cada día te quiero más", cantó una y otra vez el fondo sur del Vicente Calderón tras pasar del silencio al delirio al ver como Aduriz se estrellaba con el portero esloveno en un mano a mano que pudo cambiar el choque. El mejor ataque es una buena defensa, frase histórica que adoran en la ribera del Manzanares.

La portería estaba sellada, pero al Atlético le faltaba un destello de calidad para superar a un Athletic que ofreció una de las mejores imágenes que ha dado en toda la temporada. El problema para los vascos es que hay un chico francés con pasado en San Sebastián que les marca sí o sí, juegue bien o juegue mal y el 2-1 tuvo su nombre y su apellido: Antoine Griezmann.

De la nada, entre un ejército propio y ajeno, el ‘7’ se sacó un latigazo con la zurda en el 67’ que cogió la curva perfecta para lograr un golazo de bandera desde fuera del área. Golazo que vale un coliderato. Visto y no visto, pero decisivo.

El segundo tanto rojiblanco frenó las ansias rivales cuando aún quedaba bastante tiempo para finalizar el partido. Con el Calderón entregado a la intensidad de su equipo, el Athletic no pudo revertir la situación y se perdió en piques continuos con Aduriz a la cabeza. El papel del colegiado, Martínez Munuera, tampoco ayudó a que los ánimos se calmasen.

No se movería el marcador en el Manzanares y el Atlético de Madrid aumentó su racha de partidos sin perder a catorce incluyendo ocho victorias de forma consecutiva. La última despedida del Calderón a Raúl García terminó de cerrar un choque intenso, un encuentro con el ADN del navarro.

Ficha técnica:

2 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Saúl, Gabi, Koke, Carrasco (Correa, m. 57); Griezmann (Savic, m. 87) y Vietto (Fernando Torres, m. 60).

1 - Athletic Club: Gorka Iraizoz; Eneko Bóveda (Susaeta, m. 70), Xabi Etxeita, Laporte, Balenziaga; Iturraspe (Mikel Rico, m. 58), Beñat; Oscar de Marcos, Raúl García, Iñaki Williams (Kike Sola, m. 85); y Aduriz.

Goles: 0-1, m. 26: Laporte remata por raso en el segundo palo un saque de esquina. 1-1, m. 45: Saúl cabecea un córner de Koke. 2-1, m. 66: Griezmann, con un zurdazo desde el borde del área.

Árbitro: Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó al visitante Aduriz (m. 73).

Incidencias: partido correspondiente a la decimoquinta jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 53.000 espectadores. Antes del inicio del partido, los capitanes de ambos clubes, Gabi en el Atlético y Gorka Iraizoz en el Athletic, entregaron las camisetas de sus equipos a Auxi y Gari, de ocho y nueve años, con siete y cinco órganos trasplantados y seguidores del Atlético de Madrid y del Athletic Club, respectivamente.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios