Menú

Liga

La teoría de la conspiración de Granada, Sevilla y Barcelona para dejar sin liga al Madrid

Comienza a circular una rocambolesca historia que implica al conjunto nazarí, el hispalense y el culé. ¿Trato de favores?

0
Comienza a circular una rocambolesca historia que implica al conjunto nazarí, el hispalense y el culé. ¿Trato de favores?
Hannibal, coronel al mando del mítico Equipo A | EFE

Poco a poco se va acercando la jornada definitiva por el título de liga y los nervios y las suposiciones van en aumento. Además de las tan manidas primas a terceros -otorgar un incentivo económico a los equipos que disputan partidos clave y que tan sólo se juegan mejorar su posición en la tabla-, una nueva teoría comienza a circular por los bares y los rincones de las ciudades implicadas en la lucha por el título.

Granada, Sevilla y Barça habrían unido, presuntamente, fuerzas para favorecer sus intereses. Vamos al lío. La teoría conspiratoria es la siguiente. El Sevilla y el Barcelona juegan la final de la Copa del Rey. Si el Barcelona gana esa final de Copa y se lleva finalmente el título de Liga, la Supercopa de España la jugarían el conjunto azulgrana y el Sevilla como subcampeón del torneo del K.O. Sin embargo si el que gana la Liga es el Real Madrid y la final de Copa se la llevan los de Luis Enrique, la Supercopa la jugarían los merengues y los culés -como campeones de Liga y Copa-.

En una historia rocambolesca propia de un guión tarantiniano, los más desconfiados creen en un supuesto pacto entre Barcelona, Sevilla y Granada. Al Sevilla, para garantizarse su presencia en la Supercopa, independientemente del resultado que sé de en la final de Copa, necesita que el Barça gane la Liga. Por ello, al Sevilla le interesaba que el Granada se salvara cuanto antes e intentar que el conjunto nazarí llegara a la última jornada -se enfrenta en Los Cármenes al Barça- con los deberes hechos.

En la penúltima jornada, los dos equipos andaluces se enfrentaron en el Sánchez Pizjúan. El Granada arrolla (1-4) a un conjunto hispalense que sale con un mix de suplentes y jugadores del filial. Algo huele a chamusquina. Como se presuponía, la victoria del Granada le concede la salvación matemática. Objetivo cumplido.

Con la salvación en el bolsillo, ahora los granadinos deben devolver el favor. El Barcelona debe proclamarse campeón de Liga sí o sí. El equipo que preside Quique Pina sabe lo que tiene que hacer en su partido ante los culés. Si el Barcelona gana en la ciudad de la Alhambra es campeón, y Sevilla, Granada y Barcelona habrán cerrado el círculo y habrán cumplido sus objetivos. "Me encanta que los planes salgan bien", pensarían emulando al mismísimo Hannibal, coronel de la mítica serie del Equipo A.

Teoría inverosímil que comienza a extenderse como la pólvora. ¿Realidad o ficción? En España nada es imposible...

0
comentarios