Menú

Premier League

El anuncio de Guardiola de su fichaje por el City hundió a su nuevo equipo

Para el Manchester City hubo dos partes diferenciadas de la temporada. Antes de que se confirmara el fichaje de Pep Guardiola y después.

0
Para el Manchester City hubo dos partes diferenciadas de la temporada. Antes de que se confirmara el fichaje de Pep Guardiola y después.
Guardiola tendrá un cheque en blanco para construir un City campeón | EFE

Sin querer, y seguramente sin ser consciente del daño que podría hacer, Pep Guardiola hundió al que será su nuevo equipo la próxima temporada: el Manchester City notó muy negativamente el anuncio de su fichaje por los Citizens que hizo público el técnico de Sampedor en febrero.

Manuel Pellegrini se volvió a quejar el pasado domingo, en el día de su despedida como técnico 'Sky Blue', de que el anuncio en febrero de la llegada de Guardiola en julio perjudicó al equipo. Los números llenan de razón al técnico chileno.

El 1 de febrero -día en que Guardiola confirmó su fichaje a partir de Julio por el conjunto de Manchester- el City de Pellegrini era segundo en la Premier a tan sólo tres puntos del líder, Leicester tras la jornada 23.

Este pasado domingo, tras la disputa de la última jornada (los Citizens empataron a 1 en casa del Swansea), el equipo del técnico chileno acabó 4º y a 15 puntos de los ‘Foxes’, campeones.

La media de puntos bajó alarmantemente desde el anuncio de la llegada de Guardiola. En las primeras 23 jornadas de la Premier, el City llevaba una media de 1,91 puntos por partido. En las 15 que siguieron hasta el final del campeonato, fue de 1,46 puntos por encuentro.

Los números goleadores también se resintieron tras el anuncio de la llegada del técnico de Sampedor. El City pasó de marcar 1,96 goles por partido en las primeras 23 jornadas, a 1,71 en las siguientes 15. Quizás influidos por los rumores que hablaban sobre la enorme limpia que Guardiola haría en el plantel actual a final de temporada -hasta once jugadores estaban en la supuesta criba- el City vio como su efectividad goleadora también se resquebrajaba.

Los 'Citizens', que aspiraban a todo allá por febrero, terminaron la temporada sudando sangre para amarrar el cuarto puesto en la Premier y tan sólo se alzaron con la Copa de la Liga, tras caer en semifinales de Champions ante el Madrid y ser vapuleados en la F.A Cup -la Copa inglesa- por el Chelsea (5-1).

0
comentarios