Menú

Liga

Bale y Marco Asensio lideran la goleada del Real Madrid en Anoeta (0-3)

Doblete del galés y golazo de genio del mallorquín, en un partido en el que Morata y Casemiro también rayaron a gran nivel.

0
Doblete del galés y golazo de genio del mallorquín, en un partido en el que Morata y Casemiro también rayaron a gran nivel.
Los jugadores del Real Madrid celebran el primer gol de Gareth Bale (2i). | EFE

El Real Madrid ha comenzado el asalto a la Liga en modo apisonadora. Bien es cierto que su rival en esta primera jornada, la Real Sociedad, dio todas las facilidades del mundo desde el pitido inicial. Los blancos llegaban a San Sebastián con numerosas bajas, entre ellas las de Cristiano Ronaldo, Benzema, Keylor Navas y el sancionado Modric, pero también con un Gareth Bale pletórico.

Ante la ausencia de algunos de los pesos pesados, el galés tiró de galones y se encargó de liderar al Madrid en esa plaza siempre complicada que es Anoeta. Junto a él, Marco Asensio, el chaval que ya ha dejado buenos detalles de su calidad en pretemporada -aún queda en la retina de los aficionados blancos su golazo al Sevilla en la Supercopa de Europa-. También brillaron Álvaro Morata, un peligro constante para la portería de Rulli; Casemiro, inexpugnable para los jugadores blanquiazules; o Toni Kroos, el motor en el centro del campo ante la ausencia de Luka Modric.

Asensio y Kovacic -buen partido del croata- fueron titulares mientras que James e Isco se quedaron de inicio en el banquillo. Serio toque de Zidane al colombiano y al malagueño, dejando claro que definitivamente quiere instaurar la meritocracia en el Real Madrid. En la Real también había bajas, como las de Agirretxe o Sergio Canales. Quien sí estuvo en el once fue el recién renovado Oyarzabal, a quien el club donostiarra acaba de ampliar el contrato (hasta junio de 2020) ante el interés del Athletic de Bilbao en hacerse con sus servicios, y la joven promesa de Éibar fue uno de los pocos que se salvó de la quema en el conjunto txuri-urdin. Todo lo contrario que Asier Illarramendi, que firmó un partido muy flojo ante su exequipo, de donde salió por la puerta de atrás en verano de 2015 tras dos decepcionantes temporadas en el club blanco.

El Madrid encarriló su victoria muy pronto. No se había cumplido ni un minuto y medio cuando el equipo de Zidane se puso por delante en el marcador gracias al golazo de Bale, al rematar de cabeza un magnífico centro de Carvajal desde la derecha. Las cosas le empezaban a salir de boca a los blancos, que rápidamente se hicieron con la posesión del balón ante un rival que apenas presionaba arriba. Muy cómodo el campeón de Europa sobre el césped de Anoeta. El Madrid buscaba el segundo y a punto estuvo de lograrlo Morata al cuarto de hora de partido tras una gran jugada individual, abortada en el último momento por la zaga local. El exjugador de la Juventus ha empezado pronto a reivindicarse tras las numerosas dudas que ha despertado su fichaje.

El Madrid quería acabar con el partido por la vía rápida y en cada uno de sus ataques asustaba a una grada que temía la llegada del segundo, que a punto estuvo de llegar a los 20 minutos con un disparo de Kroos desde fuera del área bien desbaratado por Rulli. El meta argentino brillaba por momentos con sus intervenciones, pero también dejó dudas en alguna que otra ocasión, como en un balón que se tragó por alto y que, afortunadamente para él, Sergio Ramos cabeceó arriba en el segundo palo.

La noche de despropósitos de Illarramendi tuvo su punto álgido a la media hora. Para entonces los blancos ganaban por la mínima, y el de Motrico desperdició una ocasión inmejorable para haber firmado el empate ante su exequipo. Quien no perdonó fue Marco Asensio. La perla balear sigue reivindicándose cada día que pasa en el Real Madrid y, al borde del descanso, firmaba el segundo con una obra de arte. Balón en largo de Varane que el jugador de Palma controló con calidad en la frontal del área grande para acabar batiendo a Rulli en su salida con una preciosa vaselina. 0-2 al intermedio y el Madrid con más de la mitad de los deberes hechos en Anoeta.

El partido se puso loco a la vuelta de vestuarios. El Madrid, con su ventaja en el marcador, había bajado algo el ritmo, pero la Real demostró que está muy verde, pese a la leve mejoría en el juego mostrada con la entrada en el campo de Willian José, otro exjugador blanco. Aún así, el equipo de Zidane, con muy poco, pudo haber logrado el tercero al inicio de la segunda parte (m.54) con un remate de Kroos que se estrelló en el larguero tras otra buena jugada de Morata, uno de los hombres de la noche.

Con Casemiro inexpugnable en el mediocentro, sin dar concesiones a los jugadores del cuadro donostiarra, el Madrid seguía asediando la portería de un Gerónimo Rulli que volvería a salvar los muebles para los suyos en varias acciones de mérito, como en un disparo desde fuera del área de Kovacic que llevaba marchamo de gol.

En los últimos minutos, Zidane metió en el campo a Isco y James, aunque el malagueño y el colombiano apenas aportaron nada, demostrando que tienen mucho trabajo por delante si quieren ganarse un puesto en el once titular. Ya en el descuento, cuando parecía que el partido iba a acabar 0-2, Bale volvió a batir a Rulli, como había hecho en los albores del encuentro, al recortarle en su salida y marcar a placer. El Madrid resolvió con éxito una salida que a priori parecía muy exigente, pero se encontró con un rival que ha demostrado que todavía está muy verde. Sin duda, Eusebio tiene mucho trabajo por delante.


Ficha técnica

Real Sociedad, 0: Rulli; Zaldúa, Mikel (Carlos Vela, m.78), Iñigo Martínez Yuri; Markel, Illarramendi, Zurutuza; Concha (Willian José, m.55), Oyarzabal y Juanmi (Xabi Prieto, m.71)
Real Madrid, 3: Casilla; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kovacic, Kroos (Isco, m.71); Bale, Morata (James, m.76) y Asensio (Lucas Vázquez, m.64)

Goles: 0-1, m.1: Bale; 0-2, m.40: Asensio; 0-3, m.94: Bale
Árbitro: Martínez Munuera (Comité valenciano). Amonestó a Zaldúa, Yuri, Casemiro, Sergio Ramos y Morata
Incidencias: Partido de la primera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio de Anoeta ante unos 28.000 espectadores. Se rindió un homenaje en el previo a la medallista olímpica Maialen Chorraut y al atleta paralímpico Richard Oribe. En el minuto 9 la grada aplaudió en recuerdo de Dalian Txipirón Atkinson, jugador realista en la década de los 90 y primer futbolista de raza negra que militó en el club guipuzcoano, fallecido durante una acción policial en Inglaterra esta semana

0
comentarios

Servicios