Menú

Liga

El Real Madrid alimenta las dudas con un pinchazo en Las Palmas (2-2)

Nuevo tropiezo de los blancos, que parecían tener controlada la situación hasta que Araujo hizo el 2-2 a cinco minutos del final.

0
Nuevo tropiezo de los blancos, que parecían tener controlada la situación hasta que Araujo hizo el 2-2 a cinco minutos del final.
Míchel Macedo (i) despeja el balón ante Álvaro Morata. | EFE

Segundo tropiezo consecutivo del Real Madrid. Tres días después de empatar en casa ante el Villarreal (1-1), y en vísperas de la visita al Borussia Dortmund en Champions, el Real Madrid se ha dejado dos puntos en su visita al Estadio de Gran Canaria ante la UD Las Palmas. Un partido con dos partes bien diferenciadas: el equipo de Quique Setién plantó cara al campeón de Europa durante muchos minutos de la primera parte, pero se vio superado por su rival a la vuelta de vestuarios. Los blancos volvieron a ponerse por delante en el marcador en el ecuador de la segunda parte y, cuando parecía que iba a llevarse el gato al agua, una acción aislada de Sergio Araujo en la recta final permitiría a los insulares arañar un punto ante un Madrid que dominó el segundo acto pero acabaría dejando escapar dos puntos.

Cosas del fútbol. Incluso el propio Quique Setién reconocía al final del partido que "hemos tenido un poco de suerte". Esa misma suerte que se necesita para poder rascar algo ante todo un Real Madrid.

Estaba avisado el equipo de Zidane después del tropiezo en casa ante el Villarreal. Sin Casemiro ni Marcelo, dos jugadores insustituibles, el técnico francés dejó en el banquillo a James, reservándole con vistas a la visita a Dortmund, y puso un centro del campo con Marco Asensio junto a Kroos y Modric. Arriba no jugó la BBC, sino la BMC; es decir, Morata ocupó el sitio de Benzema -el francés tuvo bastantes minutos en la segunda parte y acabaría marcando- junto a Cristiano Ronaldo y Bale. Una vez más, el portugués desaparecido en combate. Cristiano sigue en pretemporada, cuando el Madrid necesita cada vez más de su concurso en una parte del curso en la que hay fútbol todos los días, con partidos como ante el Villarreal o Dortmund, como fechas clave señaladas en rojo en el calendario, antes del parón por los compromisos de las selecciones nacionales.

En la UD Las Palmas, uno de los equipos revelación en este inicio de temporada que venía de encajar cuatro goles en San Sebastián ante la Real Sociedad (4-1), el gran ausente fue Kevin-Prince Boateng, el fichaje estrella del verano, que se perdía el compromiso por su expulsión en Anoeta.

Las Palmas, de tú a tú en la primera parte

Lo cierto es que el cuadro insular le plantó cara al Madrid en la primera parte. Lo intentaron al principio Morata, Cristiano y Kroos, mientras que Tana puso la réplica a continuación con un remate blandito interceptado sin problemas por Kiko Casilla, que se mantiene como titular en la portería blanca pese a la recuperación de Keylor Navas -tal vez el costarricense pueda jugar de inicio en Dortmund pese a no haber jugado aún esta temporada-. Fue tras un pase por arriba, a lo Laudrup, de Roque Mesa, una de las grandes sensaciones del equipo canario que ya había dejado su impronta el pasado curso.

Y el 0-1 no tardó en llegar. Cabalgada de Nacho por la izquierda. El defensa internacional, siempre cumplidor -que ni mucho menos es poco en este Real Madrid-, puso el centro desde la banda, la pelota la desvió como pudo Javi Varas y se la encontró Marco Asensio en boca de gol para empujarla con la cabeza al fondo de la red.

Pero esta aguerrida Las Palmas ni mucho menos se amilanó y logró empatar la contienda sólo cinco minutos después con el tanto de Tana, al encontrarse un balón muerto en el corazón del área y batir a Casilla con un remate ajustado al palo. Fue el premio del equipo local ante un rival que aún tuvo una buena oportunidad de haber desequilibrado nuevamente el marcador antes del descanso, aunque Varas estuvo atento para repeler el disparo de Gareth Bale.

Araujo saca petróleo

La segunda parte cambió el decorado. El Madrid se hizo dueño y señor del partido, pasando a tener el partido ante un adversario al que parecía acabársele la gasolina demasiado pronto. Lo intentaba Morata arriba, pero sin éxito. También Cristiano, que batió a Varas, aunque le anularon el gol por un claro fuera de juego.

Aunque el cuadro amarillo parecía haber arrojado la toalla, el Madrid no encontraba la vía para volver a desequilibrar el marcador. Hasta que Benzema entró en escena. Con el galo, el equipo blanco cambió el dibujo y pasó del 4-3-3 al 4-2-4. Karim entró el campo a los 63 minutos, en sustitución de Benzema, y a la segunda que tuvo hizo subir el 1-2 al marcador. Tras una ocasión perdida en el segundo palo, en un balón que no se esperaba, el francés sí estuvo atento en el rechace, tras una parada de Javi Varas a Cristiano, para mandar la pelota al fondo de la red.

El Madrid parecía tener controlada la situación, y más aún después de que Zidane quitara a Morata para dar entrada a Isco Alarcón. Del 4-2-4 se pasó nuevamente al 4-3-3 con la idea de dar más contención al centro del campo, intentando amarrar el resultado en el Estadio de Gran Canaria. Y así parecía con el paso de los minutos hasta que Las Palmas, en una acción aislada, conseguiría sacar petróleo para arañar un punto ante el Madrid.

La protagonizó Sergio Araujo, que había entrado al rectángulo de juego minutos antes por Momo. El argentino se la llevó con cierto suspense ante Nacho y Casilla para acabar haciendo subir el definitivo 2-2 al marcador. De ahí al final, el Madrid buscó el tanto de la victoria, que Isco tuvo en su cabeza con un remate que salió por encima del larguero en el descuento.

El Real Madrid mereció ganar esta noche en Las Palmas, pero no supo rematar la faena y se acabaría dejando otros dos puntos, como le ocurrió el martes ante el Villarreal. El martes visita Dortmund para medirse a un enrachado Borussia que lleva 20 goles a favor en cuatro partidos. Después de los tropiezos ante los equipos de Fran Escribá y Quique Setién, los blancos esperan ganar en el Signal Iduna Park para alejar los fantasmas, encarrilar el pase a octavos y evitar que les entre la fiebre amarilla.


Ficha técnica

UD Las Palmas, 2: Javi Varas; Míchel Macedo, David García, Aythami Artiles, Dani Castellano; Roque Mesa; Momo (Araujo, m.69), Vicente Gómez, Jonathan Viera (El Zhar, m.54), Tana; y Livaja (Lemos, m.88)
Real Madrid, 2: Kiko Casilla; Carvajal, Varane, Ramos, Nacho; Modric, Kroos, Marco Asensio (Benzema, m.64); Bale, Cristiano Ronaldo (Lucas Vázquez, m.72) y Morata (Isco, m.80)

Goles: 0-1, m.32: Marco Asensio; 1-1, m.37: Tana; 1-2, m.67: Benzema; 2-2, m.85: Araujo
Árbitro: Estrada Fernández (Comité catalán). Mostró tarjeta amarilla a Roque Mesa (m.23), David García (m.54) y Tana (m.91), de la UD Las Palmas; y a Toni Kroos (m.58) y Carvajal (m.77), del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 22.520 espectadores. Realizó el saque de honor el equipo de vela del Real Club Náutico de Gran Canaria que se proclamó campeón del mundo en la Clase 420

0
comentarios

Servicios