Menú

Liga

Morata y Lucas Vázquez rescatan al Madrid y castigan a un sólido Athletic (2-1)

El técnico, con un cambio impopular, quitó a Isco para formar un 4-4-2. Morata exprime sus 17 minutos y marca el tanto de la victoria.

0
Morata y Lucas Vázquez rescatan al Madrid y castigan a un sólido Athletic (2-1)
Morata volvió a ser letal cara a puerta | EFE

En el minuto 65, con el marcador igualado y el Real Madrid sin ideas, Zidane hizo un cambio que cambio la dinámica del partido. El técnico quitó a Isco para dar entrada a Lucas Vázquez. El público pitó el cambio. No entendían porque se tenía que marchar uno de los pocos jugadores que estaba destacando en lugar de uno de los dos delanteros, Benzema y Ronaldo, que además de no tener su día, de solaparse en el mismo espacio, estaban cayendo en la displicencia. Sin embargo, la última media hora del partido dio la razón a Zidane.

Durante esos 65 minutos, el Real Madrid estuvo descompensado tanto en defensa como en ataque. Era como si la banda izquierda le diera alergia a Benzema y Ronaldo. Con el paso de los minutos, los dos atacantes huyeron de esta posición para jugar de nueves. Un panorama relativamente novedoso que perjudicó al Real Madrid en las dos parcelas. En ataque, Marcelo no encontraba apoyos con regularidad y en defensa, el brasileño no tenía ayuda salvo la que aportaban Kroos, Kovacic o Isco, con el desorden que esto supone. Un panorama que aprovecharía el Athletic para igualar el partido con una subida de Lekue, cómodo cuando atacaba, y que desaprovecharía el equipo vasco con alguna oportunidad desaprovechada en la segunda mitad.

Sin embargo, Zidane, desde el banquillo, cambió el partido. Como hacen los buenos entrenadores. Prescindió del falso 4-3-3 que comentábamos para introducir un 4-4-2 con Lucas y Bale en las bandas y Cristiano junto a Benzema y posteriormente, Morata. En la última media hora, con ese cambio de sistema, el Real Madrid si fue un equipo compensado, con una idea clara y que sólo sufrió por los errores individuales de Varane, tan poco afortunado como Cristiano Ronaldo. El portugués no estuvo acertado en casi ninguna jugada y su evidente angustia por marcar, se trasladó a dos jugadas que desesperaron al público y a sus compañeros. Al borde del descanso, Cristiano tuvo en sus botas un pase de la muerte para Benzema e Isco pero optó por la peor opción: el disparo al cuerpo de Iraizoz.

Peor fue la situación en el último minuto de partido. Con el Athletic volcado, Ronaldo tuvo un mano a mano con Morata a su lado. Otra vez decidió tirar y otra vez falló. Hasta Kroos se enfadó con Cristiano y le reprochó que no pasara a Álvaro, un jugador que merece más. Es de justicia deportiva que el español le rasque más minutos a Benzema. Lleva, esta temporada, 3 goles y 4 asistencias. Produce un gol cada 68 minutos. 4 de sus tantos supusieron que se deshiciera el empate en tres ocasiones. Ha dado 6 puntos. ¿No es del gusto de muchos? ¿Zidane prefiere a Benzema? Correcto. Pero los números y la intensidad de cada uno hablan por sí solos. Morata aprovechó los 17 minutos que le regaló Zidane por su cumpleaños.

Lucas desde la derecha, junto a Carvajal. Bale por la izquierda, junto a Marcelo, igualaron los dos jugadores de banda del Athletic y ahí empezó a crecer el Madrid. Un centro del galés al primer palo fue rematado por Morata que cogió el rechace de Iraizoz para marcar el definitivo 2 a 1. Antes vimos muy poco por parte de los dos equipos. En la primera mitad, el Madrid se adelantó con un tanto de Benzema a los seis minutos. Marcelo hizo medio gol con un pase en largo a la carrera de Isco y el malagueño, tras superar a su defensor en el amago, sólo tuvo que asistir al francés para empujarla a la red con algo de fortuna ya que su disparo pasó por debajo de las piernas de Laporte.

Ni con el marcador a favor se sintió cómodo el Real Madrid. Kroos, Kovacic e Isco, el tridente que gustó en Sevilla ante el Betis, era insuficiente sin la ayuda de los de arriba y la poca movilidad de la BBC. A los 27 minutos, Sabin Merino igualó el partido tras la jugada individual de Lekue y la pájara de la defensa del Real Madrid. Esa es otra. Si el Athletic se fue del Bernabéu con un solo gol a favor, no fue por el partidazo de la zaga del Madrid. Más bien lo contrario. Carvajal se pareció más a una versión de Danilo y los dos centrales estuvieron inseguros y con errores grotestos incluidos. Pepe, en la primera parte, permitió que Williams mandara a las nubes un uno contra uno y Varane, lo mismo en la segunda parte. En esta ocasión fue Keylro Navas quien evitó el tanto del delantero del Athletic.

La vida sigue igual. El equipo vasco suma 12 años sin ganar en el Bernabéu. Quizá en esta se mereció más premio. Menos mal que Zidane cambió el sistema y tiro de manual: "Lucas, Morata, a solucionar el partido", se está convirtiendo en un clásico. Quizá les toque ya salir de titular, ¿no?

Lo más popular

0
comentarios

Servicios