Menú

Liga

Clos Gómez, el árbitro que sacó de quicio hasta al mismísimo Ancelotti

El de este sábado en el Camp Nou será el tercer Clásico que dirigirá el colegiado aragonés, siempre bajo la lupa de la sospecha del madridismo.

0
El de este sábado en el Camp Nou será el tercer Clásico que dirigirá el colegiado aragonés, siempre bajo la lupa de la sospecha del madridismo.
Carlo Ancelotti, durante el Real Madrid-Valencia de la temporada 2014/15. | Cordon Press

Carlo Ancelotti, el técnico italiano que dirigió al Real Madrid en las temporadas 2013/14 y 2011/15, consiguiendo la Décima, entre otros títulos, se caracteriza por ser un hombre tranquilo. Pocas cosas sacan de sus casillas a Carletto, hoy al frente del Bayern de Múnich y que decidió tomarse un año sabático tras su etapa en la casa blanca.

Pero sí hay una persona que consiguió exasperar al preparador de Reggiolo, de 57 años, y ése no es otro que el árbitro aragonés Carlos Clos Gómez, que este sábado dirigirá el gran clásico del fútbol español entre FC Barcelona y Real Madrid.

El zaragozano no es plato de buen gusto para el madridismo. Clos, que ha pitado a los blancos en 27 partidos –el balance de 18 victorias madridistas, cinco empates y cuatro derrotas–, ha cometido unas cuantas fechorías que no han pasado inadvertidas para la afición blanca, pues se trata del mismo árbitro que hace seis años pitó un partido contra el Sevilla en el Santiago Bernabéu, tras el cual José Mourinho salió a rueda de prensa con un folio donde había escrito los 13 errores que, según él, cometió el colegiado en ese encuentro.

También Clos es el mismo colegiado que pitó la final de Copa del Rey en 2013 entre el conjunto blanco y el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu; el mismo que expulsó a Kaká en apenas un cuarto de hora contra Osasuna en Pamplona por dos amarillas y el que anuló tres goles legales al Real Madrid de Bernd Schuster en un derbi contra el Atlético.

Pero, igualmente, Clos Gómez es el único árbitro que ha conseguido sacar de quicio al apacible Ancelotti. Fue el 9 de mayo de 2015, en un Real Madrid-Valencia (2-2). Era la antepenúltima jornada de Liga y los los blancos se jugaban la Liga con un Barcelona al que llegaban igualados a puntos (85). El equipo de Luis Enrique sí cumplió ante la Real Sociedad en el Camp Nou (2-0), pero los blancos pincharon para acabar perdiendo la Liga.

Aquel día, Clos Gómez perjudicó al Madrid con una retahíla con una serie de decisiones cuando menos polémicas, y Ancelotti mostró su descontento dirigiéndose al colegiado zaragozano, al que aplaudió de forma continuada al finalizar el encuentro. El árbitro expulsó a Carletto, que acabaría siendo sancionado con dos partidos de suspensión, por lo que el transalpino no pudo dirigir a los suyos en las dos últimas jornadas del campeonato, frente a Espanyol (1-4) y Getafe (7-3), por lo que fue su segundo, Fernando Hierro, quien se sentó en el banquillo del Real Madrid.

"Al finalizar el partido el entrenador local D. Carlo Ancelotti desde unos 30 metros se dirigió a mi persona aplaudiendo insistente y ostensiblemente en señal de desaprobación con nuestra actuación. Acto seguido se retiró al túnel de vestuarios donde repitió la misma acción con mi asistente número 1", escribió Clos Gómez en el acta de aquel Real Madrid-Valencia, en un partido marcado por la polémica actuación arbitral que tanto indignó al madridismo y que acabaría costándole la Liga al equipo.

Ahora el Madrid, con Zinedine Zidane al mando, vuelve a verse las caras con Clos, un árbitro con el que, por cierto, el Barça nunca ha perdido. Y es que el aragonés ha dirigido a los azulgranas en 20 ocasiones, con un saldo de 17 triunfos culés y tres empates, con un porcentaje de victorias del 92 por ciento –frente al 54% de triunfos que tiene el Madrid con este colegiado en el campo–.

0
comentarios

Servicios