Menú

Liga

El Alavés desespera al Atlético más inoperante y enrabietado del curso (0-0)

Partido claramente dominado por el Alavés. Lesión de Giménez, enfado de Carrasco y doble agresión entre Godín y Deyverson.

0
El Alavés desespera al Atlético más inoperante y enrabietado del curso (0-0)
Antoine Griezmann (2d), durante el partido ante el Alavés en Mendizorroza. | Cordon Press

Dicen que cuando un jugador tiene una lesión de gravedad tiende a lesionarse de otros sitios en plena recuperación. Un mal movimiento continuado, una carga muscular descompensada o incluso una mala pisada pueden convertir el proceso de regreso a los terrenos de juego en un calvario. Eso mismo le está pasando al Atlético de Madrid. Empezó con su grave falta de gol, siguió con una descompensación en la medular y ha terminado por estar perdido en todas las fases del juego.

En Vitoria, el equipo de Simeone fue arrollado por el Alavés. Les pasaron literalmente por encima en 80 de los 90 minutos que duró el encuentro. Sólo Moyá y la milagrosa falta de acierto local evitaron la derrota del Atlético más desesperado que se recuerda con Simeone en el banquillo. Las lágrimas de rabia de Giménez, el cabreo de Carrasco al ser cambiado y el escupitajo de Godín en respuesta a otro anterior de Deyverson son los mejores ejemplos.

El Atlético de Madrid 'pisa mal' y tiene todo el 'cuerpo' afectado. El Cholo sólo tiene tres días para dar con la medicina necesaria antes de medirse al Barcelona en la Copa del Rey.

El Alavés hizo desvanecerse a su rival

El Atlético desaparece y lo peor de todo es que se está acostumbrando a hacerlo en cada partido. A veces lo hace al principio, como en Vitoria, otras a mitad de encuentro y en menores ocasiones lo hace al final del mismo, pero la conclusión clara es que el equipo de Simeone, por muchos momentos, es un equipo perdido sobre el terreno de juego.

El Alavés monopolizó el balón, el juego y las ocasiones durante los primeros 25 minutos de partido y esos son muchos minutos para un equipo como el Atlético, creado y diseñado para desesperar al rival y no dejarle jugar. Los hombres de Pellegrino, liderados por Camarasa, Marcos Llorente y Theo, desplegaron todo el juego de toque que posee el cuadro vitoriano y merecieron mucho más que el escaso 0-0 con el que se fueron al tiempo de descanso.

El once ofensivo de Simeone no funcionó. Imposible que lo hiciese si cuatro de los seis hombres destinados a crear juego no aparecen en 45 minutos. Sólo Koke y Griezmann tuvieron presencia en campo contrario. En la otra cara de la moneda, Saúl, Carrasco, Gaitán y Gameiro. El Atlético sigue su particular viacrucis en busca de un 9 y por el camino ha perdido la regularidad de su 8 y el desequilibrio de su 10. Gameiro no acertó en ninguna acción, Saúl sólo pudo correr detrás del balón y Carrasco, ojo a Simeone, demostró por qué no le gusta "jugar por la derecha".

Batalla sin ganador

El Atlético amplió su inoperancia en la segunda parte y sólo dio sensaciones de tener controlado el partido en el inicio del nuevo acto. En cuanto el duelo volvió a la normalidad, el Alavés se dio un festín enturbiado única y milagrosamente por la falta de gol y por Moyá, recambio de garantías del titular Oblak.

Camarasa fue el mejor del equipo de Pellegrino, pero en el total de oportunidades del partido, desde la primera parte hasta el minuto final, se pueden contar acciones de Laguardia con un larguero, Deyverson, Ibai, Edgar, Theo… Fueron varios los jugadores y varias las ocasiones en las que el Alavés rozó el 1-0. Paradójicamente, la oportunidad más clara del choque la tuvo Gaitán en la recta final con un mano a mano que hizo lucirse a Pacheco. Ni la suerte del campeón está logrando conservar el Atlético de Simeone.

Antes y durante la sangría vitoriana, lesión de Giménez en el 55' y poco después, cabreo de Carrasco que incorporó a su mal gesto una patada a una botella de agua. Las lágrimas de desesperación del uruguayo sí serán un ejemplo a seguir para Simeone, pero el mal pronto del belga… El Cholo tenía razones para cambiar al ‘10’ al no funcionar por la derecha y tampoco por la izquierda. Sólo un enfado consigo mismo podrá salvar a Yannick de un castigo importante.

Entre tanta desgracia, Simeone puso en el campo a Torres y Correa aunque de poco sirvió. El Alavés siguió a los suyo y le faltaron oxígeno y minutos para intentar superar el muro de Moyá.

Final de parvulario

Niños. Eso es lo que parecieron Godín y Deyverson en el capítulo más lamentable que se le recuerda al uruguayo. En el caso del delantero su ‘peineta’ en campo del Alcorcón le precede, pero al ‘2’ rojiblanco se le está contagiando el nerviosismo del resto del equipo. El escupitajo del ariete y la misma respuesta del defensor fueron asquerosos e injustificables.

Con esa actitud de parvulario acabó el partido con un punto para cada uno y todas las dudas del mundo para el Atlético de Madrid.

Ficha técnica

Deportivo Alavés, 0: Pacheco; Kiko Femenía, Feddal, Laguardia, Theo; Manu García, Marcos Llorente; Camarasa (Christian Santos, m.77), Ibai (Édgar, m.65), Toquero (Vigaray, m.84); y Deyverson
Atlético de Madrid, 0: Moyá; Vrsaljko, Godín, Giménez (Savic, m.55), Filipe Luis; Koke, Saúl, Gaitán, Carrasco (Torres, m.62); Griezmann y Gameiro (Correa, m.60)

Árbitro: Ocón Arráiz (Comité riojano). Mostró tarjeta amarilla a Giménez (m.44) y Godín (m.93) del Atlético de Madrid; y a Marcos Llorente (m.54), Deyverson (m.82) y Manu García (m.93), del Alavés
Incidencias: Partido de la vigésima jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en el estadio de Mendizorroza ante 19.152 espectadores

Lo más popular

0
comentarios

Servicios