Menú

Liga

El Real Madrid malgasta la primera bala en Mestalla (2-1)

El Valencia marcó dos goles en los primeros ocho minutos. Cristiano hizo el 2-1 en el 44'. Dominio blanco, pero sin goles, tras el descanso.

0
El Valencia marcó dos goles en los primeros ocho minutos. Cristiano hizo el 2-1 en el 44'. Dominio blanco, pero sin goles, tras el descanso.
Los jugadores del Valencia celebran el primer gol, obra de Zaza. | Cordon Press

El letal contragolpe del Valencia, unido a una táctica cuando menos discutible de Zinedine Zidane en la recta final, ha acabado pasando factura al Real Madrid en Mestalla, donde ha encajado su segunda derrota liguera del curso —la primera fue hace un mes en el Sánchez Pizjuán—. Los blancos desperdician así la primera de las dos balas que tenían en la recámara, perdiendo el primero de sus dos partidos aplazados —el otro es el que tiene pendiente contra el Celta en Balaídos, otra salida de lo más exigente—.

El de esta noche en Mestalla fue un partido vibrante que tuvo prácticamente de todo, como no podía ser menos en un Valencia-Real Madrid. Al equipo que hoy dirige Voro le ha venido de perlas que en su día se aplazara el choque —por la participación de los blancos en el Mundial de Clubes, que acabaron ganando— porque, de haberse jugado hace un par de meses, cuando entonces al mando estaba Cesare Prandelli, tal vez la película hubiera tenido un final bien distinto.

Dos zarpazos en ocho minutos

Lo cierto es que el Valencia —que se presentaba al choque con las bajas de Santi Mina, Rodrigo y Montoya, pero con Gayá recuperado para la causa— salió como un tiro y asestó al Madrid dos tremendos zarpazos, a la postre mortales, en menos de diez minutos al culminar con acierto sendos contragolpes. Simone Zaza fue el encargado de estrenar el marcador en el 4' con un espectacular zurdazo a la media vuelta, tras haber controlado previamente la pelota dentro del área.

Y el segundo no tardó en caer. Sólo cuatro minutos después, segundo contragolpe y segundo gol. De nuevo con Zaza como protagonista. El italiano le robó la pelota en la medular a Varane —horroroso partido del central francés—, habilitó para Nani y éste conectó con un Fabián Orellana que, llegando en carrera, logró batir a un Keylor Navas que pudo haber hecho más en su salida. 2-0 en un visto y no visto. El Madrid estaba en la lona, pero al vigente campeón de Europa nunca se le puede dar por muerto. Goles con la firma de Zaza y Orellana, los dos jugadores, fichados en el mercado de invierno, que han conseguido darle un espectacular lavado de cara a este Valencia que, hasta hace apenas un par de semanas, vivía permanente amenazado por el descenso.

El equipo ché olió rápidamente la sangre y pudo haber logrado un tercer gol que finiquitara la contienda, pero el remate de primeras de Munir dentro del área lo desvió Marcelo a córner. El Madrid, que se presentó sobre el césped de Mestalla con el mismo once que jugó hace una semana contra el Nápoles en la Champions —con James en el ataque junto a Cristiano Ronaldo y Benzema—, espabiló rápidamente y sólo unos segundos después pudo haber acortado distancias con un remate de James en el segundo palo, tras centro-chut de Cristiano, que Gayá sacó prácticamente en la misma raya de gol.

El partido estaba loco y se jugaba a mil por hora. Intensidad a raudales, como era de prever. Marcelo dio un susto al sufrir un golpe el tobillo pero pudo seguir en el campo. No así Nani, quien tuvo que retirarse lesionado con un problema muscular en el muslo derecho. El caso es que no había tardado el Madrid en hacerse con el mando del partido y, después de alguna que otra aproximación al área valencianista, consiguió acortar distancias en una de las últimas acciones de la primera mitad. Gran centro de Marcelo desde la izquierda y mejor aún el testarazo de Cristiano Ronaldo dentro del área, batiendo a un Diego Alves que nada pudo hacer esta vez en su estirada.

Zidane falla con el 4-2-4

Las hostilidades reaparecieron al inicio de la segunda mitad, con el siempre incisivo Marcelo buscando la portería rival, pero el Valencia se defendía como gato panza arriba para frenar las acometidas visitantes. Voro reaccionó metiendo en el campo a Carlos Soler por Orellana y Zidane movió ficha a continuación, dando entrada a su principal as en la manga: Gareth Bale. Por fin, de nuevo la BBC junta, aunque lo cierto es que ni el galés, ni Cristiano ni Benzema tuvieron de ahí al final el protagonismo esperado y deseado por el madridismo.

El Valencia se había quedado sin recursos ante un Madrid que recuperaba la pelota con facilidad y que seguía asediando la portería de Alves. Aún así, alguna que otra ocasión clara tuvo el conjunto de Voro en la segunda mitad, como un mano a mano de Simone Zaza con Keylor Navas, tras un error garrafal de Varane a la hora de despejar la pelota, bien salvado por el meta costarricense. Una jugada en la que Mestalla pidió sin éxito penalti de Carvajal sobre propio Zaza.

El colegiado De Burgos Bengoechea fue protagonista al no señalar otros dos posibles penaltis: uno, por un pisotón de Sergio Ramos a Munir, al parecer dentro del área, y el otro, anterior, por un derribo de Mangala a Cristiano Ronaldo.

Más allá de las polémicas arbitrales, que son el pan nuestro de cada día en el fútbol, quien también falló en la recta final fue Zinedine Zidane con su estrategia. El técnico francés quitó a Luka Modric para meter a Lucas Vázquez, pasando a jugar el equipo con un 4-2-4. Y ahí fue cuando el Real Madrid perdió el control en el centro del campo. El Valencia lo agradeció porque pudo taponar mejor al rival. Los blancos tenían encerrados a los valencianistas en su área, pero eso no se traducía en ocasiones claras de gol.

Y es que el Madrid, fiel a su estilo y a su historia, buscó el gol del empate a la heroica, con Sergio Ramos jugando por enésima vez de delantero. El 2-2 no llegó y al final se consumó la derrota del Real Madrid, que mantiene un punto de ventaja sobre el Barcelona —y tres sobre el Sevilla—, pero con un partido menos y ya no dos. Balaídos, la segunda bala de los blancos en la recámara, será otra prueba de fuego para el Madrid, que por primera vez podría perder el liderato en mucho tiempo el próximo domingo —aunque sea de forma provisional— si el Barça consigue puntuar en el Vicente Calderón, horas antes de que el equipo de Zidane visite el estadio de La Cerámica para medirse al Villarreal.


Ficha técnica

Valencia, 2: Diego Alves; Cancelo, Garay, Mangala, Gayá; Enzo Pérez, Parejo, Orellana (Carlos Soler, m.56); Munir, Nani (Siqueira, m.39) y Zaza (Mario Suárez, m.73)
Real Madrid, 1: Keylor Navas; Carvajal, Varane (Nacho, m.73), Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric (Lucas Vázquez, m.76); James (Bale, m.62), Cristiano Ronaldo y Benzema

Goles: 1-0, m.4: Zaza; 2-0, m.8: Orellana; 2-1, m.44: Cristiano Ronaldo
Árbitro: De Burgos Bengoechea (Comité vasco). Mostró tarjeta amarilla a Zaza, Munir, Parejo, Enzo Pérez y Mangala, del Valencia; y a Carvajal y Varane, del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la decimosexta jornada de LaLiga Santander que fue aplazado en su día debido a la participación del Real Madrid en el Mundial de Clubes. Asistieron al encuentro 45.833 espectadores

0
comentarios