Menú

Liga

Un Real Madrid con diez vuelve a apelar a la épica y araña un punto ante Las Palmas (3-3)

Las Palmas iba ganando por 1-3, pero los blancos, con uno menos, acabaron arañando un punto gracias a dos goles de Cristiano en tres minutos.

0
Las Palmas iba ganando por 1-3, pero los blancos, con uno menos, acabaron arañando un punto gracias a dos goles de Cristiano en tres minutos.
Cristiano Ronaldo marca de cabeza ante la UD Las Palmas. | Cordon Press

Jugando con fuego. Una vez más. El Real Madrid firmó un partido espantoso, uno de los peores de la temporada, pero acabó sumando un punto ante un gran rival como la UD Las Palmas, que jugó sin complejos en el Santiago Bernabéu y fue mejor durante casi todo el choque (3-3).

El equipo de Quique Setién llegó a ir ganando por 1-3, pero los blancos, con un jugador menos sobre el campo por la absurda autoexpulsión de Bale al comienzo de la segunda parte, volvieron a apelar a la épica para acabar sumando un punto que, sin embargo, no le impide perder el liderato, ahora en manos del Barcelona. Y lo hicieron gracias a Cristiano Ronaldo. El portugués, hasta entonces horroroso, apareció en la recta final para firmar dos goles en apenas tres minutos —el primero de penalti y el segundo de cabeza— y arañar un empate que le puede saber a gloria a los suyos, teniendo en cuenta cómo se desarrolló el partido.

Fue un encuentro de locos que tuvo absolutamente de todo: muchos goles, infinidad de ocasiones, grandes paradas, la roja a Bale, un lesionado (Bigas, al romperse la nariz) y, cómo no, protagonismo del colegiado. Si Gil Manzano dio mucho que hablar tras su actuación del pasado domingo en el Villarreal-Real Madrid (2-3), Fernández Borbalán no le fue a la zaga esta noche. El colegiado andaluz no sólo expulsó a Bale, sino que también señaló dos penaltis —uno para cada equipo— y anuló nada menos que tres goles a Morata por fuera de juego, dos de ellos legales. ¡Una vez más presente la polémica arbitral, faltaría más!

Lo del Madrid es un expediente X. A estas alturas y seguimos sin saber a qué juega. Zidane premió a Isco y Morata dándoles la titularidad. Junto a ellos también entraron en el once Kovacic y Nacho. Benzema, Modric y Pepe fueron suplentes, mientras que Casemiro ni siquiera se vistió de corto. Enfrente llegaba una UD Las Palmas que contaba sus últimos cuatro partidos por derrotas, ante Granada, Sevilla, Málaga y Real Sociedad. Ni un solo punto ha sumado la formación de Setién desde la llegada al equipo de un Jesé Rodríguez que volvió a dejar detalles de su enorme clase en su regreso al Santiago Bernabéu.

No habían transcurrido ni 30 segundos cuando Morata batió a Javi Varas, pero Borbalán invalidó el gol por un fuera de juego que no era. El Madrid salió enchufado y a los 8 minutos se puso por delante en el marcador gracias al gol de Isco, que se desmarcó a la perfección y aprovechó un medido pase de Kovacic para batir al meta insular y hacer subir el 1-0 al marcador. Parecía pan comido. Pero nada más lejos de la realidad porque sólo pasaron dos minutos para que Las Palmas empatase la contienda. Fue tras una espectacular acción de Tana, que se marchó de Sergio Ramos con mucha calidad y se presentó solo ante Keylor Navas, a quien batió con un formidable derechazo dentro del área.

Se le complicaba aún más la noche al líder. El equipo de Setién, con Roque Mesa y Vicente al mando de la nave, se adueñó del centro del campo, anulando por completo a un equipo que estaba partido. Sólo alguna arrancada de Kovacic —el croata ejerciendo el papel de su paisano Modric, hoy suplente— generaba cierta sensación de peligro. Arriba no había noticias deCristiano Ronaldoy muy pocas de Bale. Morata sí aparecía de vez en cuando, aunque casi siempre lo cazaban en fuera de juego.

El partido dejó también un bonito duelo entre Jesé y Dani Carvajal. El canario exigió de lo lindo al lateral internacional, que tuvo que emplearse en defensa más de lo habitual. Entre Jesé y Jonathan Viera se encargaron de poner la calidad en el equipo canario. El 21 de Las Palmas se gustó con su fútbol exquisito de toque, mientras que el exmadridista llevaba mucho peligro por la banda. A la media hora lo hizo de fábula y generó una clarísima ocasión que perdonó Boateng.

Para entonces, la Unión Deportiva ya estaba siendo muy superior al Madrid, aunque ese dominio no se traducía en el 1-2: Ramos salvó un balón bajo palos y Viera perdonaba la remontada. En el otro área, Cristiano le puso un balón perfecto a Morata, pero Lemos salvó desde el suelo. Las Palmas estaba maravillando con su fútbol en el Bernabéu. Pero no todo fueron buenas noticias para el cuadro canario porque, antes de la media hora, Bigas se lesionó al romperse la nariz y tuvo que salir del campo en camilla, dejando su puesto a Aythami.

Si la noche ya era de locos, la demencia aumentó al comienzo de la segunda parte con la autoexpulsión de Bale: el galés se ganó la amarilla por una patada por detrás a Jonathan Viera y sólo unos segundos después vio la segunda cartulina al responder con un empujón al isleño. El Madrid se quedaba con diez y el pánico se apoderaba del Bernabéu viendo cómo a los suyos se les fundían los plomos mientras los de Quique Setién llegaban con mucho peligro a los dominios de Keylor Navas.

Y en cinco minutos llegaron los dos goles de Las Palmas que dejaban en la lona al Real Madrid: en el 56', Viera transformó con suspense un absurdo penalti cometido por Sergio Ramos —otro más— al interceptar con las manos un balón dentro del área; en el 60', Boateng le ganó la espalda a Marcelo para quedarse solo ante Keylor Navas —espantosa salida del meta costarricense— y marcar a placer el 1-3. Aunque luego Keylor salvaría unos cuantos goles ante Jesé, lo cierto es que el meta tico tuvo una noche para olvidar —como en alguna que otra ocasión esta temporada—, pareciéndose en muy poco a aquel cancerbero que brillaba la pasada campaña.

Zidane pasó a mover ficha, metiendo en el campo a Lucas Vázquez —el sacrificado fue Isco— y posteriormente a James y Benzema, en busca de una heroica a la que él y los suyos se vienen aferrando demasiado en los últimos tiempos. Y, pese a jugar con diez durante toda la segunda parte, lo cierto es que el Madrid tuvo muchas ocasiones para haber acortado distancias, aunque también Las Palmas pudo haber aumentado su ventaja en el marcador.

Ramos estrelló un balón en el larguero y Benzema perdonó dos ocasiones clarísimas ante la portería de Varas. Entre medias se produjeron las ocasiones de Jesé, pudiendo hacer un par de veces el 1-4, aunque el canario se estrelló contra Navas y acabaría quedándose sin marcar ante su exequipo. Cristiano, por partida doble, y Carvajal también pudieron haber visto puerta en la recta final, pero los blancos se estrellaban una y otra vez contra el muro amarillo. Hasta que una mano de Dani Castellano dentro del área metía al Madrid en el partido: penalti transformado por Ronaldo, que tres minutos después firmó el 3-3 —a la postre definitivo— con un magnífico testarazo dentro del área.

No hubo tiempo para más y el Madrid, pese a perder el liderato, acabaría sumando un punto que le sabe a gloria. Las Palmas, por su parte, se queda con la miel en los labios, pero puntúa en todo un templo del fútbol mundial como es el Bernabéu y de paso rompe una racha de cuatro derrotas consecutivas. El vaso medio lleno o medio vacío, según como se mire. Lo que tiene que mirar el Madrid sí o sí es su fútbol porque sigue sin jugar a nada. Y, por si fuera poco, la Liga se ha complicado de forma escandalosa en apenas unas semanas tras la derrota en Mestalla y el pinchazo frente a los canarios. El sábado afronta una visita complicada a Eibar y tres días después se jugará en San Paolo, ante el Nápoles, el pase a cuartos de la Champions. Los de Zidane tienen una ventaja de 3-1 para la vuelta que ni mucho menos es definitiva. Y visto lo visto...


Ficha técnica

Real Madrid, 3: Keylor Navas; Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Isco (Lucas Vázquez, m.65), Kovacic (James, m.71); Bale, Cristiano Ronaldo y Morata (Benzema, m.71)
UD Las Palmas, 3: Javi Varas; David Simón, Lemos, Bigas (Aythami, m.27), Dani Castellano; Roque Mesa; Tana, Vicente Gómez, Jonathan Viera (Halilovic, m.75), Jesé; y Prince Boateng (Mateo, m.68)

Goles: 1-0, m.8: Isco; 1-1, m.10: Tana; 1-2, m.56: Jonathan Viera, de penalti; 1-3, m.60: Boateng; 2-3, m.87: Cristiano Ronaldo, de penalti; 3-3, m.89: Cristiano Ronaldo
Árbitro: Fernández Borbalán (Comité andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Ramos (m.55) y Morata (m.71), del Real Madrid; y a David Simón (m.44), Boateng (m.53) y Halilovic (m.90), de la UD Las Palmas. Expulsó a Bale en el minuto 47
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 63.789 espectadores

0
comentarios

Servicios