Menú

Liga

Morata y Asensio reinan en la locura de Leganés y mantienen al Madrid en la cima (2-4)

Doblete del delantero y exhibición del balear. El Madrid se confió y, tras ir ganando por 0-3, el Leganés lo aprovechó para ponerse con 2-3.

0
Doblete del delantero y exhibición del balear. El Madrid se confió y, tras ir ganando por 0-3, el Leganés lo aprovechó para ponerse con 2-3.
Los jugadores del Real Madrid celebran uno de los dos goles de Álvaro Morata (d). | EFE

Le funcionó el plan a Zidane esta noche en Butarque. Y la gran actuación de los secundarios de lujo, como Morata, Marco Asensio y Lucas Vázquez, contribuyó a ello. Con el derbi ante el Atlético a la vuelta de la esquina, el Real Madrid ha sumado los tres puntos ante el Leganés (2-4) en una noche de locura. Y es que los blancos parecían tener controlada la situación con el 0-3 en el ecuador de la primera parte, pero el equipo pepinero, amenazado por el descenso, se metió en el partido como quien no quiere la cosa, marcando dos goles en apenas tres minutos.

Increíble pero cierto: los blancos volvieron a complicarse en exceso y, con sus regalos, le dieron vida al rival de manera incomprensible. Suerte para Zidane y los suyos que, nada más reanudarse el choque, Mantovani marcó en propia meta a la salida de un córner y, con toda la segunda parte por delante —ahí sí—, el Madrid pasó a controlar la situación. Incluso hubo oportunidades para que llegara el 2-5, pero Iago Herrerín, enorme, lo evitó con varias intervenciones de mucho mérito.

Prohibido repetir estas tonterías en próximos compromisos como ante el Atlético, Bayern de Múnich, Barcelona...

Hasta nueve cambios realizó Zidane con respecto al equipo que el pasado domingo salió de inicio ante el Alavés. Tras haber dejado fuera de la convocatoria a tres titularísimos como Cristiano Ronaldo, Bale y Toni Kroos, además de proteger a Dani Carvajal —el lateral internacional, apercibido de sanción, estuvo en el banquillo y no jugó un solo minuto ante la posibilidad de haber visto una amarilla que le habría impedido disputar el derbi—, el técnico francés tiró de jugadores poco habituales como Morata, Marco Asensio, Lucas Vázquez, Kovacic, Nacho... Futbolistas que respondieron casi a la perfección. No así Danilo, que sigue sin rayar a la altura de un club como el Real Madrid. Enfrente, Asier Garitano apostó por un once previsible, con un 5-4-1 para tratar de frenar el vendaval ofensivo del líder.

Poco aguantó el cuadro pepinero, que salió con una presión alta. Y, efectivamente, al Madrid le costó salir de la cueva. El equipo de Garitano, que venía de empatar en Anoeta y que está cinco puntos por encima del descenso que marca el Sporting de Gijón —derrotado esta noche por el Málaga en El Molinón—, aguantó sobre el campo el tiempo que tardó en aparecer Marco Asensio. Pese a su falta de minutos, el balear sigue respondiendo con detalles de muchísima calidad. Y de una gran jugada personal suya nació el 0-1. A los quince minutos, el mallorquín robó un balón en el centro del campo, metió el turbo y condujo el balón por la izquierda para acabar regalándole el gol a un James Rodríguez que, pese a empezar con buena nota, acabaría diluyéndose. Otro partido discreto del colombiano, que acabaría siendo sustituido y enfadado con Zidane.

Fue estrenar el marcador y oler la sangre. Porque los dos siguientes goles llegaron en un visto y no visto, en apenas ocho minutos. Tras un remate de Danilo al palo, Moratase reivindicó con un doblete en cinco minutos. Con Benzema siguiendo la evolución del partido desde el banquillo, el delantero internacional español estrenó su cuenta particular con un cabezazo en el segundo palo y luego firmó el segundo tras aprovechar un espectacular pase de Kovacic al hueco. 0-3 en el minuto 23.

Todo el pescado parecía estar vendido en Butarque. Y es que el Madrid se gustaba ante un rival que se preparaba para hincar la rodilla. Peroel Leganés, con corazón y espoleado por su siempre animoso público, volvió a meterse en el partido con dos goles en apenas tres minutos. Lo hizo, además, gracias a la velocidad de su lateral izquierdo Diego Rico, que encontró una autopista en la banda de Danilo y fue el mejor de los suyos esta noche. Por ahí llegaron las ocasiones y los goles.

Fue primero Tito quien tuvo en sus botas el 1-3, pero el primer tanto del Lega lo firmó Gabriel Piresal aprovechar una acción de Rico. Fueron dos minutos de locura en una afición que nunca paró de animar. Y el segundo llegó después de que Lucas Vázquez a punto estuviera de marcar el cuarto del Madrid. Quien no perdonó fue un Luciano Neves que, en su vuelta a la titularidad, se benefició de un balón muerto en el segundo tras un córner y del despiste de Nacho, que estaba rompiendo el fuera de juego.

La cara de Keylor Navas era un poema. El costarricense, que en muy poco se parece a aquel guardameta que brilló la pasada campaña, era incapaz de frenar la sangría de goles, y tal vez pudo haber hecho más en la acción del 1-3. Aún hubo más en una primera parte de locos: Herrerín se lució con una gran parada a un remate de Lucas Vázquez y Danilo perdonó un rápido contragolpe, mientras que Navas atajaba un disparo seco pero centrado de Bustinza.

Nada más comenzar la segunda parte, el Madrid logró un cuarto gol que, esta vez sí, era de la tranquilidad. Fue a la salida de un córner, con Mantovani desviando el balón a su propia portería con la mano. Y ahí sí que, definitivamente, se acabaría el partido.

La segunda parte fue de claro dominio visitante y, pese a que el Madrid volvería a relajarse, al Leganés le flaqueaban las fuerzas cada vez más. Asensio seguía haciendo las delicias de los aficionados con el balón y Morata buscaba balones al espacio para firmar un triplete que nunca llegó. El partido fue un correcalles porque hubo ocasiones en las dos porterías; la más clara para Lucas Vázquez —de nuevo Herrerín volvería a amargarle la noche al extremo gallego—, mientras que Szymanowski, en una de sus pocas intervenciones de la noche, lo intentó con un remate cruzado tras marcharse por velocidad de Marcelo y Sergio Ramos.

El partido también dejó el detalle del cambio de James. A los 71 minutos, cuando fue sustituido por Isco, el colombiano se negó a darle la mano a Zidane y acabó golpeando el banquillo. ¿Un nuevo gesto de que parece estar más fuera que dentro del Real Madrid? Puede ser. Desde luego, el tramo final de temporada no invita para nada al optimismo con el de Cúcuta.

Polémicas al margen, lo cierto es que al final el Madrid acabó amarrando la victoria en Leganés y sumando tres nuevos puntos que le permiten mantenerse con dos de ventaja sobre el Barcelona. Se cumplió el trámite de Butarque, pero el derbi del sábado ante el Atlético es harina de otro costal. El inicio del Tourmalet que le espera a Zidane y los suyos en este infernal mes de abril...

Ficha técnica

CD Leganés, 2: Herrerín; Tito (Samu García, m.54), Bustinza, Mantovani, Siovas, Diego Rico; Gabriel Pires (Alberto Bueno, m.64), Rubén Pérez, Timor, Szymanowski (Machís, m.84); y Luciano Neves
Real Madrid, 4: Keylor Navas; Danilo, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kovacic (Modric, m.81), Marco Asensio, Lucas Vázquez; James (Isco, m.72) y Morata (Mariano, m.78)

Goles: 0-1, m.15: James; 0-2, m.18: Morata; 0-3, m.23: Morata; 1-3, m.31: Gabriel; 2-3, m.34: Luciano; 2-4, m.48: Mantovani, en propia puerta
Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité catalán). Amonestó a Gabriel (m.57) y Bustinza (m.84), del Leganés; y a Nacho (m.89), del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en el estadio de Butarque ante 10.922 espectadores

0
comentarios

Servicios