Menú

Liga

Saúl hace bueno el plan anti Setién del Atlético (0-1)

Los rojiblancos durmieron el partido buscando siempre el gol a partir de su fortaleza defensiva. 

0
Los rojiblancos durmieron el partido buscando siempre el gol a partir de su fortaleza defensiva. 
Saúl dio el triunfo al Atlético | EFE

Son posiblemente los dos entrenadores más diferentes que existen actualmente en la Primera División española. Quique Setién y Diego Pablo Simeone entienden el fútbol de maneras opuestas. El técnico del Betis, según él mismo, nunca renunciará a su estilo de toque, posesión y ataque. El Cholo en el Atlético basa su pizarra futbolística en la fortaleza del grupo y no tiene reparos en variar su plan. Unos días es muy defensivo, otros presiona arriba y muerde desde el inicio, hay rivales que le permiten lanzarse directamente al ataque y en otras ocasiones espera y espera hasta aburrir a su rival y ver una contra para llevarse el partido.

Mucho se ha hablado de lo que dijo en su día Setién de cómo juega el Atlético de Simeone y su "yo nunca lo haría", pero en la previa del choque directo entre ambos, el técnico verdiblanco dejó claro en una excepcional rueda de prensa que él no critica al Cholo, sólo ve las cosas de manera distinta. Tema finiquitado. Aún así, y dentro de lo que es una batalla meramente deportiva, Simeone quiso mandar mensajes directos sobre el campo del Benito Villamarín.

El argentino arrancó su plan anti-Setién con un centro del campo rocoso y durante el partido, una vez instalado el 0-1 en el marcador, se volvió todavía más hermético para, Oblak de por medio todo sea dicho, reiterar que la posesión por la posesión y los planes invariables en el fútbol actual no funcionan a no ser que seas el Barcelona de Guardiola y de eso ya hace unos años. En Sevilla, Simeone lo volvió a dejar claro y su equipo, guste o no guste, sigue peleando la Liga y ojo, lo hace como invicto tras 15 jornadas.

Saúl da forma al plan

Cuando un equipo juega en casa y viene de una racha negativa importante con crisis en todos los aspectos o las cosas salen bien desde el principio o cualquier racha de viento ligero acaba desestabilizando toda la estructura. Eso le ocurre al Betis a día de hoy. En la primera parte jugaron muy bien al fútbol y mostraron que el estilo que propone Setién puede funcionar, pero jugar con calma es parte de esa forma de entender el juego.Si no tienes templanza, lo bonito se convierte en precipitado y en esas tierras movedizas se mueven los verdiblancos.

Simeone entendió que para estar en la posición más cómoda dentro del partido debía colocar cuatro pesos pesados en el centro (Thomas-Gabi-Saúl-Koke) y buscar las contras con la velocidad de Gameiro y Correa, alternativa arriba a la baja de Griezmann. El plan era bueno si el Betis se lanzaba a lo loco a por el gol y pese a que eso fue lo que pasó, al Atlético le faltaba precisión para coger el balón, girarse y ver contras con las que hacer daño. Sin ese plus de velocidad, el plan no valía.

Antes del primer gol de Saúl a la media hora de juego, el Betis fue un vendaval, pero en ningún momento tuvo control de lo que estaba pasando. Atacaba y atacaba sin controlar los tiempos del choque y eso provocó que los visitantes, haciendo una mala primera parte, tuvieran opciones de irse al descanso como se fueron: 0-1 arriba.

En la primera aproximación peligrosa del Atlético de Madrid, el renacido para la causa Vrsaljko metió un buen balón raso al corazón del área y en el segundo palo apareció Saúl para ver, si con suerte, la pelota llegaba a esa zona. Como es muy listo y sabía que eso podía pasar, el ‘8’ estuvo preparado para tirarse al suelo y rematar a gol el centro de su compañero. En la previa, Simeone dijo que en el Atlético no sólo tienes que tener "calidad" sino también saber dónde posicionarte en el campo. Saúl tiene ambas cosas y por eso es fijo para el Cholo.

A partir del 0-1, el Betis perdió los nervios del todo y atacó con las mismas ansias que al principio, pero peor aún. Quique Setién se desesperaba en la banda y se veía venir lo peor porque el Atlético, jugando mal, les estaba ganando y el pulsómetro de su equipo en este tipo de situaciones acaba estallando.

Oblak aparece y el Cholo sube la apuesta

Prisas. Urgencias. Tensión acumulada. Rabia contendida. Por H o por B el Betis tenía que salir a morder en la segunda parte y sabían perfectamente que esa actitud no iba a pillar por sorpresa al Atlético de Madrid. Simeone sabía lo que tenía que hacer y su equipo no cedió ni un ápice del terreno de juego y cuando permitió un mínimo centímetro a su rival contó con su santo particular: San Jan Oblak. Sólo hay que preguntarle a Tello si puede explicar cómo el esloveno evitó el gol del empate con una mano espectacular.

Con Oblak en lo alto del muro, el invierno rojiblanco se hace duro para los rivales y con 0-1 en el marcador y el Betis desesperado, Simeone tenía dos opciones: ir a rematar al oponente o subir la apuesta defensiva. Hizo lo segundo. Casi como en un guiño a sus críticos. Quitó a Correa, puso a Giménez y pasó del 4-4-2 al 4-1-4-1 con el uruguayo en el lateral, Vrsaljko de interior y Thomas detrás de Gameiro. Setién no pudo igualar la apuesta con su estilo y el resto del choque fue un quiero y no puedo bético ante el Atlético más tranquilo de la temporada.

El césped dictó sentencia en el Villamarín. Simeone compite la Liga con su Atlético. Setién aún tiene que convencer al Betis de que su estilo invariable también da resultados porque no nos engañemos, de eso va el fútbol.

Ficha técnica:

Betis, 0: Adán; Barragán (Julio Gracia, m.75), Mandi, Feddal, Durmisi; Guardado (Camarasa, m.70), Fabián (Aitor Ruibal, m.88); Joaquín, Boudebouz, Tello; y Sergio León.

Atlético de Madrid, 1: Oblak; Vrsaljko, Savic, Godín, Filipe Luis; Carrasco, Thomas (Lucas, m.93), Gabi, Saúl; Correa (Giménez, m.61), Gameiro (Fernando Torres, m.76).

Gol: 0-1, M.30: Saúl Ñíguez.

Árbitro: Alejandro Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Amonestó a los locales Boudebouz (m.1), Guardado (m.43), Mandi (m.79) y Sergio León (m.96), y a los visitantes Correa (m.14), Godín (m.51) y Filipe Luis (m.59).

Incidencias: Partido de la decimoquinta jornada de LaLiga Santander, disputado en el Benito Villamarín ante 45.517 espectadores, entre ellos unos 200 atléticos. Césped en perfecto estado.

0
comentarios

Servicios