Menú

Liga

El Atlético hace pronto los deberes y hunde al Málaga (0-1)

Griezmann marcó el único tanto cuando sólo se llevaban 39 segundos. Partido soso y sin fútbol.

0
Griezmann marcó el único tanto cuando sólo se llevaban 39 segundos. Partido soso y sin fútbol.
Antoine Griezmann celebra su gol al Málaga en La Rosaleda. | EFE

Llegaba el Atlético de Madrid a La Rosaleda con la intención de hacer el típico partido que el conjunto rojiblanco suele hacer fuera de casa: seriedad más efectividad igual a victoria. Ya fuese por la mínima o con más goles de diferencia, Simeone quería que su equipo tuviese empaque en el campo del colista, el Málaga de José González, sin locuras por buscar el primer gol, pero nadie esperaba, ni locales ni visitantes, que el partido se pusiese tan de cara para los segundos. Al minuto de partido, 0-1, gol de Griezmann y muro atlético para no perder la renta. Todo en un abrir y cerrar de ojos.

Apenas se pudo ver qué habría hecho el Atlético o cómo habría planteado el partido de no ser por el tanto de Antoine. El francés realizó una gran primera parte en asociación, recorrido, posicionamiento en el campo y gol. Su mejor versión dio ventaja al equipo que contaba sobre el césped con el trío Gabi-Saúl-Koke sumado a la primera aparición de Vitolo en un once titular liguero. El gol evitó para alegría rojiblanca ver qué Atlético quería Simeone con el canario ayudando a la medular y partiendo desde la banda por detrás de Griezmann y Diego Costa. Al Málaga seguro que le habría gustado ver esa estrategia con 0-0 en el marcador.

El resto de la primera parte fue muy sólida del Atlético y muy infantil del conjunto de José González. Sin juego en el centro del campo y con islotes como delanteros, el Málaga le hizo la vida muy sencilla al cuadro de Simeone. Si los hombres del Cholo viven tranquilos cuando son asediados sólo hay que imaginarse cómo estarían en La Rosaleda viendo los continuos ataques previsibles de su rival. El Atlético se vio más cómodo de la habitual y se dedicó a dejar pasar los minutos.

Susto y aburrimiento

Cambios en ambos equipos, intensidad en cada jugada, pero nada de nada a partir de lo mínimo que se les puede exigir a un equipo que pelea por salir del descenso y a otro que quiere levantar el título liguero. Toda la semana han coleado las palabras del representante de Torres, Antonio Sanz: "El Atlético aburre a las ovejas". Pues bien, Simeone oye, pero no escucha y la verdad es que cualquiera le dice algo después de sumar los tres puntos en Málaga. Los hechos son los que son y el técnico rojiblanco tiene a su equipo peleando por la Liga y metiendo presión al Barcelona. El Cholo no va a cambiar, hable Antonio Sanz o hable el Papa. Esa personalidad ha resucitado al Atlético.

El Málaga tiene todo lo contrario en su ADN actual. Su carácter está falto de fe. Nunca cree en poder revertir la situación en la que se encuentra y esa falta de ambición provoca que carezca incluso de esos minutos finales de asedio que todo equipo local tiene para presionar a su rival. El 0-1 del Atlético era una ventaja muy pequeña, pero el Málaga nunca se vio cerca del empate. Sólo una mano maravillosa de Oblak tras una falta de Corrales asustó a los rojiblancos. El resto del partido, 0-1 y a vivir. Sólo Costa mostraba signos de enfado porque no tuvo presencia en el choque.

El susto de Lacen en los minutos finales después de chocar en un salto con Torres obligó al colegiado a dar siete minutos de añadidos. Sin noticias del Málaga en el alargue. De hecho, Torres y Correa, los dos cambios colchoneros junto a Thomas, estuvieron más cerca del 0-2 en el tiempo extra.

Tres puntos más para el Atlético, puede que más aburrimiento para las ovejas, pero Simeone tiene a su equipo segundo y poco más le importa al argentino. La mayoría de rojiblancos se divierten con este presunto aburrimiento.


Ficha técnica

Málaga, 0: Roberto; Rosales, Luis Hernández, Ignasi Miquel, Ricca (Samu García, m.83); Keko Gontán (Rolán, m.57), Adrián, Iturra (Lacen, m.46), Chory Castro; Ideye y En Nesyri
Atlético de Madrid, 1: Oblak; Vrsaljko, Giménez, Lucas, Filipe Luis; Gabi (Thomas, m.70), Saúl, Vitolo (Correa, m.53), Koke; Griezmann y Diego Costa (Torres, m.77)

Gol: 0-1, m.1: Griezmann
Árbitro: Sánchez Martínez (Comité murciano). Mostró tarjeta amarilla a Iturra (m.20), Lacen (m.61) y En Nesyri (m.78), del Málaga; y a Saúl (m.41) y Vrsaljko (m.68), del Atlético de Madrid
Incidencias: Partido de la vigésimo tercera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio de La Rosaleda ante 25.482 espectadores. Antoine Griezmann dedicó su gol a Nacho Barberá, el joven de 15 años de la UD Alzira fallecido la semana pasada mientras jugaba con su equipo

0
comentarios

Servicios