Menú

Liga

Piqué y Umtiti dan la nota en la rúa del Barça

Un mosso llamó la atención al central catalán, inmerso en una guerra de zapatillas, mientras que el galo tiró cerveza sobre un grupo de periodistas.

0
Un mosso llamó la atención al central catalán, inmerso en una guerra de zapatillas, mientras que el galo tiró cerveza sobre un grupo de periodistas.
Samuel Umtiti arroja cerveza desde el autobús durante la rúa del Barça. | EFE

Apenas un par de horas, entre las 18:15 y pasadas las 20:00, duró la rúa que el FC Barcelona celebró este lunes en las calles de la Ciudad Condal por el doblete, tras la consecución de los títulos de Copa del Rey y de Liga. Fue una celebración un tanto insulta, más corta y fría que otros años, en la que Andrés Iniesta fue uno de los más aclamados tras su anuncio, el pasado viernes —su adiós era un secreto a voces, pero faltaba por conocerse la fecha en que lo haría oficial—, de que abandonará el club a final de temporada tras 22 temporadas en la entidad.

También acudió menos gente que en otras ocasiones. Una rúa, en definitiva, más triste de lo habitual: los futbolistas ni siquiera se dirigieron a los aficionados presentes ni tampoco acudieron al Camp Nou, que ha sido lo habitual otros años.

Y dentro de esa fría celebración, siempre hubo quien dio la nota. Uno de ellos fue Gerard Piqué, que quiso erigirse en el rey de la fiesta al verse inmerso en una guerra de zapatillas con Luis Suárez y con Pepe Costa, responsable de la oficina de la atención al jugador. El caso es que un agente de los Mossos d'Esquadra tuvo que llamar la atención al central internacional por tirar zapatillas al público. Una de ellas, incluso, impactó en la cabeza de uno de los acompañantes del club que caminaban junto al bus, aunque en este caso no la había lanzado Piqué.

En realidad, el 3 barcelonista se había limitado a esquivar la zapatilla que le habían lanzado, pero el empleado culé responsabilizó a Piqué. Fue entonces cuando el mosso tomó cartas en el asunto. "¡Gerard! ¡Oye, Gerard! ¡Basta, eh, basta!", le espetó este policía al jugador internacional, que también echó cerveza a algún que otro compañero dentro del autobús.

En este sentido, hay que destacar el comportamiento infantil de Samuel Umtiti. Desatado y en plena euforia, el central francés echó cerveza sobre un grupo de periodistas y una de las perjudicadas fue Helena Condis, de la Cadena COPE. Esta informadora reprobó a Umtiti su actitud, según informa el diario Marca, pero el futbolista galo hizo caso omiso a la reprimenda y siguió con su particular celebración como si nada hubiera pasado.

Otro protagonista en la rúa fue Cristóbal Soria. El que fuera delegado del Sevilla durante once años, actual colaborador del programa El Chiringuito también conocido por su antimadridismo, se desplazó a Barcelona para seguir la fiesta azulgrana. Primero intentó colarse en el autobús del Barça, tratando de mezclarse con los repartidores de pizza. Su insistencia llamó la atención de Leo Messi y Piqué, que medio en broma medio en serio le propusieron que subiera al vehículo para acompañarles en la fiesta culé, algo que finalmente no se produjo.

0
comentarios

Servicios