Menú

Liga

Los pecados de Lopetegui, su sustituto y lo que costaría su despido

El técnico vasco parece tener los días contados en el Madrid. Si fuera destituido antes de enero, el Madrid se ahorraría unos 12 millones de euros.

0
El técnico vasco parece tener los días contados en el Madrid. Si fuera destituido antes de enero, el Madrid se ahorraría unos 12 millones de euros.
Julen llega muy tocado al Clásico | EFE

La continuidad de Julen Lopetegui en el Real Madrid pende de un hilo. El técnico vasco ha perdido la confianza de la cúpula directiva. Sus jugadores, que proclaman a los cuatro vientos que están a muerte con su entrenador –no van a decir lo contrario públicamente– son los únicos que pueden alargar la estancia del vasco como técnico merengue. Si ganan en el Camp Nou, Lopetegui obtendrá una vida extra. Aunque seguiría estando bajo sospecha.

Los pecados de Lopetegui

El equipo se ha ido descosiendo. La presión ha pasado de coral y asfixiante a deslavazada, el ataque posicional se ha vuelto estático y previsible, sin balón su equipo sufre una barbaridad –increíble el daño entre líneas que le hacen al Madrid los rivales–, los desajustes defensivos están a la orden del día... Si futbolísticamente el Madrid de Julen presenta multitud de carencias, la gestión de la plantilla y el estado físico de su equipo son otras de sus asignaturas pendientes. Respetar las jerarquías al máximo, cambios intrascendentes, que no haya un solo jugador en un buen estado de forma y la gestión de Vinicius, son asuntos que dentro del club no pasan desapercibidos. Si a eso unimos la mayor sequía goleadora de la historia merengue –ocho horas sin marcar un solo gol– y unos resultados muy deficientes, que a día de hoy el exseleccionador español mantenga el puesto es poco menos que un milagro.

¿Quién sería el sustituto ?

Florentino, al igual que gran parte del Bernabéu, terminó muy quemado el pasado martes tras el lamentable partido ante el Viktoria Pilsen. Que Lopetegui siga hasta el Clásico, un entrenador con bastante mano izquierda y que ha respetado, hasta el extremo, las jerarquías en su corta etapa como míster del Real Madrid, es una última oportunidad no solo para el vasco, también para el plantel.

Si no dan la cara en el Camp Nou, la directiva cambiará a Julen, el colega, por un sargento de hierro. Y es que la directiva tiene claro el nombre del sustituto: Antonio Conte. El italiano es un entrenador con mucha personalidad y carácter. Un tipo que no se casa con nadie y que hará el día a día menos confortable para unos jugadores que parecen algo acomodados. El italiano, que debe resolver el litigio que mantiene con el Chelsea, al que reclama 10 millones de euros que corresponden a su último año de contrato –fue despedido el pasado 13 de julio–, es el elegido por la planta noble para aplicar una terapia de choque. Mano izquierda por mano dura. Hasta la llegada de Conte –que tiene el juicio por el contencioso con el Chelsea el próximo 9 de noviembre–, Solari sería el técnico interino.

El despido de Julen

Si finalmente la salida de Lopetegui se lleva a cabo, el Madrid deberá rascarse el bolsillo. El vasco firmó por tres temporadas y su salida le costaría al conjunto merengue unos 18 millones de euros. Eso si, al igual que ocurrió con Rafa Benítez, el Madrid incluyó una cláusula en el contrato por la que el vasco solo cobraría el primer año en caso de ser despedido antes de enero de 2019. Otra razón de peso para despedir a un Julen que ha sido incapaz de dar con la tecla en su breve estancia merengue.

0
comentarios

Servicios