Menú

Liga

El Barcelona sentencia a Lopetegui con una manita al Real Madrid (5-1)

El Madrid no compitió salvo en quince minutos de la segunda parte. Ramos y Varane, superados por un Suárez enorme. Lopetegui, con las horas contadas. 

0

Ganó el Barcelona; es decir, pasó lo esperado. "El Real Madrid se crece en las adversidades y el Clásico es un partido en el que puede pasar de todo"... pero no con este panorama. Era prácticamente imposible que el Madrid asaltara el Camp Nou con esta dinámica, con el estado actual del 95% de la plantilla y con un técnico sin recursos para solucionar esta bochornosa situación. Ha probado de todo. Diferentes sistemas tácticos, a todos los jugadores y sólo le queda una cosa: rezar. Es probable incluso que Lopetegui sea despedido antes de que terminen de leer esta crónica de una muerte anunciada.

El encuentro, salvo los primeros quince minutos de la segunda mitad, fue un monopolio del Barcelona. El partido del Madrid fue lamentable. No pueden seguir los blancos dando esta imagen cada tres días. En cada partido. Y éste lo ha visto medio mundo. Perder ante el Levante puede pasar inadvertido para el resto del planeta pero no caer goleado por 5-1 ante el eterno rival y, lo más importante, sin Leo Messi.

El Real Madrid fue inferior en todo. Sin balón, como en toda la temporada, fue un desastre. Pero lo grave y lo más significativo es cómo sufrían, teniendo que hacer florituras para, simplemente, mantener la posesión. Dominar al rival, tener la pelota durante un par de minutos, acosar al Barcelona en su área y crear ocasiones, está a años luz de este Real Madrid. No presionan bien arriba. No defienden ordenados atrás. Y si tienes a un desesperante Benzema como delantero, es muy difícil ganar a cualquier equipo.

La debacle comenzó con otra decisión de Lopetegui. ¿Qué iba a hacer con el lateral derecho? Era la pregunta que nos hacíamos en la previa. Pues, por segundo partido consecutivo, optó por un jugador que no era Odriozola. Nos hemos acostumbrado a que Nacho cumpla de lateral pero no lo es. Y menos cuando no está en un buen momento, no recibe ayudas y tiene por delante al mejor lateral izquierdo del mundo. Nacho tenía que otorgar seguridad ante Jordi Alba y fue todo lo contrario. El canterano se vio desesperado pero, aunque su partido fue malo, estuvo a años luz del de Sergio Ramos y Varane. Los dos centrales están para jugar en el Castilla, volver a poner los pies en el suelo y ya de paso, aprender, otra vez, unas lecciones que han debido de olvidar. Ramos, por ejemplo, a no despejar hacia el centro del área o a intentar controlar con el pecho siendo el último defensa teniendo a dos rivales encima. Varane, por su parte, tendría que aprender a no meter una patada por detrás al delantero cuando estás dentro del área. Ejemplos que suman, suman y siguen sumando goles en contra. El primer tanto, fue de Coutinho pero el 95% fue de Jordi Alba. El segundo, el penalti absurdo de Varane.

Llegó el descanso tras 45 minutos de dominio absoluto del Barcelona. El Madrid tiene un problema de gol tras la salida de Cristiano, pero, lo más grave, es el problema de fútbol. Se ve las diferencias al instante. El Barcelona es un equipo donde el fútbol fluye. En el Madrid, todo lo contrario.

Es irónico pero el Real Madrid no compareció en el Camp Nou hasta que utilizaron el esquema predilecto de Antonio Conte. Lucas Vázquez entró por Varane, con molestias físicas, y el Madrid cambió a un 3-5-2 que le sentó bien. Fueron sus momentitos. Marcelo recortó distancias tras una jugada entre Isco y Lucas y en esos 10 minutos de superioridad, Modric con un disparo al poste y Benzema, con un remate de cabeza muy franco. No acertaron y, con esos fallos, el Madrid empezó otra vez a perderse. Táctica y anímicamente. Y gran parte de que esto pasara fue a Valverde que movió fichas para corregir el desorden de sus jugadores ante un nuevo sistema en el Real Madrid y gracias también a Luis Suárez. Hay días en los que no está acertado pero siempre se deja todo. Pues imagínense las ganas que tiene ante el Madrid y si encima está con la puntería fina, apaga y vámonos. Hat-trick y retratos para toda la defensa del conjunto blanco. Los últimos quince minutos fueron una tortura para los jugadores del Madrid, para Lopetegui, para los aficionados y para Florentino Pérez. El presidente es culpable de todo esto, pero será más culpable aún si no cambia ya mismo de entrenador.

El segundo tanto de Suárez es otra demostración de los dos delanteros de cada equipo. Si Benzema falla un remate sencillo de cabeza, el charrúa marca un remate complicado con los pies en el suelo y más lejos del punto de penalti. El Barça, como ya pasó en la famosa goleada en el Bernabéu con Guardiola, olió la sangre cual tiburón y hasta Arturo Vidal se unió a la fiesta. Incluso Dembélé tuvo buenos minutos aunque, claro, hasta mi tía la del pueblo también hubiera tenido buenos minutos con la camiseta del Barça en el último cuarto de hora.

El Barcelona sale muy fortalecido de los partidos ante Sevilla, Inter y Real Madrid. Han demostrado que pueden ganar y golear a cualquiera sin Leo Messi. El Madrid sigue igual o incluso peor. Mismas sensaciones pero siguen pasando los partidos. Ahora son novenos en Liga. Muy culpables son los jugadores. No hay ninguno que se salve de la quema. Ninguno. Y aunque Lopetegui no es el problema tampoco está siendo la solución. ¿Por qué se llevó a Vinicius a Barcelona? ¿Para que no estuviera ni en el banquillo? Pues el Madrid perdió y el Castilla también. Dos por uno.


Ficha técnica

FC Barcelona, 5: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Alba; Sergio Busquets, Rakitic, Arthur (Arturo Vidal, m.84); Rafinha (Semedo, m.68), Suárez y Coutinho (Dembélé, m.74)
Real Madrid, 1: Courtois; Nacho, Sergio Ramos, Varane (Lucas Vázquez, m.46), Marcelo (Mariano, m.82); Casemiro, Kroos, Modric, Isco; Bale (Asensio, m.77) y Benzema

Goles: 1-0, m.11: Coutinho; 2-0, m.30: Luis Suárez, de penalti; 2-1, m.50: Marcelo; 3-1, m.75: Luis Suárez; 4-1, m.83: Luis Suárez; 5-1, m.87: Arturo Vidal
Árbitro: José María Sánchez Martínez (Comité murciano). Mostró amarilla a Rakitic (m.38), Nacho (m.39), Bale (m. 53) y Luis Suárez (m.77)
Incidencias: Partido de la décima jornada de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou ante 93.265 espectadores.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
España Baila Flamenco