Menú

Liga

Las obras de remodelación de Ipurua pendientes de la autorización del papa Francisco

Un convento abandonado por el que aún hay asuntos legales pendientes, tiene paradas las obras de remodelación del Estadio.

0
Un convento abandonado por el que aún hay asuntos legales pendientes, tiene paradas las obras de remodelación del Estadio.
Estadio Municipal de Ipurua. | Web del S.D Eibar

Parece que las obras de remodelación de Ipurua van a tener que esperar algún tiempo más. El Eibar debe recibir una autorización firmada desde el Vaticano por el papa Francisco para permitir que se pueda continuar con el proceso. ¿El asunto de la discordia? Un convento de monjas abandonado desde hacía varios años y por el que el Ayuntamiento pagó 4,5 millones de euros en su momento para expropiar dichos terrenos.

Ahora, el abogado que lucha por los intereses del convento ha presentado una demanda prohibiendo el acceso a los terrenos y, por el cual, las excavadoras han tenido que detener su trabajo. Por lo tanto, a expensas de la decisión final del Vaticano, el club deberá esperar al menos un mes para conocer cuál es la resolución definitiva. Se han enviado los documentos pertinentes y será el propio papa Francisco quien deba estampar su firma para dar luz verde a las obras.

La zona del Estadio implicada es la Tribuna Oeste y el conflicto por esa localización viene de atrás. Hace 14 años, el club vasco solicitó la utilización de 5 metros del terreno cercano a esa grada a cambió del pago del sistema de calefacción para el convento. Una parte del anexo no es municipal y eso impide que se pueda seguir trabajando.

El club afirma que la demanda del abogado, Juan Luis Cristóbal, llega por intereses personales: "Se solicitó que el Eibar abonara 160.000 euros para entrar con las máquinas en sus terrenos hasta que llegara la documentación firmada por el Vaticano, para la que ni siquiera nos daban una factura que justificara los gastos. Aunque no hemos tocado nada más allá de los muros, se le ofrecieron 10.000 euros para acceder a los terrenos a través del convento con el fin de cumplir los plazos", asegura José Antonio Fernández, responsable de Obras del club, en declaraciones a El Correo.

Cristóbal solicitó otrora un puesto dentro de la Junta, algo que fue rechazado de manera tajante por el club. El gran perjudicado ahora es el Eibar, que no podrá cumplir con los plazos establecidos puesto que dependen, no sólo del Vaticano, sino de que el Ayuntamiento termine de expropiar esos terrenos abandonados desde 2009.

0
comentarios